CONTRA LA SOLEDAD

SECCIÓN: RESEÑAS.

Contra la soledad, antología poética de Javier Egea, Barcelona: DVD, 2002. Número 42 de la colección de poesía DVD. Introducción, recopilación y edición de Pedro Ruiz Pérez.

Foto: Javier Egea.

Fuente: revistacampus.ugr.es/revistacampus_archivos/egea.gif

     Contra la soledad es una antología del poeta granadino Javier Egea. El título de esta antología procede del verso final de su Poética, un hermoso canto a la poesía escrito en forma de soneto y uno de los mejores poemas de este autor: [(...) Porque  a pesar de todo nos hicimos amigos/ y me mantengo firme gracias a ti, poesía,/ pequeño pueblo en armas contra la soledad. página 97].
     Su obra se incardina en la llamada otra sentimentalidad, posteriormente reformulada e inscrita en la poesía de la experiencia. Esta corriente o movimiento poético parte de una reflexión vital y ética centrada en la ternura y la crudeza de lo cotidiano para intentar hacer llegar al otro un sentimiento colectivo de comprensión, empatía y fraternidad. En este sentido juega un papel fundamental la apelación a la compasión, a los valores humanos y a la complicidad del lector que siente como propia la tragedia de una sociedad basada en el interés y sin un centro, perdido todo referente tras la postmodernidad, el descreimiento, la crisis de valores y nuevamente perdido al desmoronarse los ideales comunistas. Se busca en el amor y finalmente en la poesía una puerta a la esperanza tras la derrota y el fracaso del sujeto y de la sociedad entera.
     Esta antología se abre con una introducción del editor y recopilador, Pedro Ruiz Pérez, en la que se van desgranando y analizando con una profundidad y una lucidez admirables las claves en las que se desarrolla y contextualiza la poesía de Javier Egea. La selección poética se divide en cuatro partes [El amor, la historia, la poesía y la noche (Raro de luna)] que coinciden con tres de los ejes temáticos fundamentales en los que se puede dividir la producción poética del autor granadino y a los que se añade una selección de su último poemario. En el Coram populo final, así llamado en referencia a uno de sus más celebres poemas [Lo que pueda contaros/ es todo lo que sé desde el dolor/ y eso nunca se inventa. (...) página 69], se dan cita amigos, poetas y críticos que reflexionan acerca de alguno de sus poemas o poemarios, escriben algún poema en su memoria o versionan alguno de sus poemas.
     En su obra poética Javier Egea refleja una realidad que nos es muy cercana, aquella en la que se constata la imposibilidad de un amor duradero y no corrompido por el paso del tiempo en un mundo donde impera el materialismo burgués del interés y la explotación. Cada amor se convierte en una oportunidad para la esperanza, que fracasa en la experiencia cotidiana de un mundo burgués centrado en el individualismo. Sin embargo este amor se revela como necesario para llenar de ilusión los días, pues sin ilusión la vida del hombre no tiene sentido. La desesperanza y el desanimo ante éste y similares descubrimientos se combinan con la antorcha de luz y esperanza que supone para Egea la poesía, al fin salvadora última de casi todos los días en la lucha del hombre contra la soledad, pócima dolorosa capaz de curar casi todos los males del hombre.
     Así el dolor del amor se alterna con el dolor de la existencia en unos versos donde cobra protagonismo el compromiso y la lucha social bajo la forma de la denuncia más explicita. En este sentido es una poesía valiente que se atreve a plantear de forma abierta cuestiones sociales espinosas [(...) dile que ningún obrero/ entiende que un presidente/ mande guardias a su gente/ en vez de mandar trabajo, (...) Coplas de Carmen Romero, página 74] y defender principios como el de la justicia social. La cumbre de ambas tendencias puede encontrarse en el largo poema que da título a su poemario más celebrado, Paseo de los tristes: [(...) este tiempo burgués del exterminio/ que, ahora,/ enseña su esplendor envejecido/ en las ojeras grises de un alba sin amor. (...) página 86]
     La calculada y magistral musicalidad del verso de Egea abarca toda su obra y tal vez alcanza su culminación en el que para muchos es su mejor poema, Noche canalla, el cual se configura y construye casi como una canción,: [Yo no sé si la quise pero andaba conmigo,/ me guiaba su risa por la ciudad tan gris.(...) página 45]
     Si hay algo que destaca en la poesía de este granadino es su romanticismo exacerbado, la intensificación de la pasión y la exaltación del sentimiento amoroso, que abarca y recorre toda su obra y tiene en Noche canalla su máxima expresión.
     Egea demuestra un profundo conocimiento de los clásicos y un dominio técnico de las formas métricas tradicionales. En su poesía combina el verso corto, el verso largo y el versículo, así como la poesía epigramática [¿Qué cómo la enamoré?/ -No podrán con nosotros, le dije./ Y seguí mi paseo solitario. Epigrama, página 75] con el poema largo, en el que el discurso poético realiza un recorrido por el flujo y reflujo de la conciencia y el pensamiento del autor. Un par de ejemplos de poemas largos son los que dan título a dos de sus poemarios Paseo de los tristes y Raro de luna. La poesía se convierte en vehículo para la más profunda reflexión y meditación, con un carácter cercano a lo ensayístico y a lo filosófico.
     Esta meditación y reflexión apasionada acerca del mundo se ve potenciada por metáforas e imágenes surrealistas en las que lo onírico y el subconsciente adquieren relevancia. De este modo la intuición se convierte todavía en mayor medida en una forma de conocimiento propia de lo poético. Las asociaciones de ideas en principio y en apariencia inconexas van intensificándose en cada poemario, ya están presentes en Troppo Mare y esta tendencia alcanza su punto culminante en Raro de luna, de cuyo poema titulado del mismo modo extraemos estos versos: [ (...) Entre las alambradas esa orden oscura/ despereza los brazos y las uñas manchadas de erizos/ abre para la muerte las cabinas que siempre trepidan (...) página 117 y 118].
     Su canto desgarrado y profundo, su compromiso social, su posicionamiento ético, su calidad  literaria y su voz propia e inconfundible lo convierten en uno de los referentes fundamentales en la poesía española de finales del siglo XX. 

     Reseña publicada en el diario independiente Noticias de la Rioja el lunes 12 de septiembre del año 2005, página 19.
     Esta reseña también apareció en Nausicaa.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.