La Rioja

img
Fecha: junio, 2014
Gomez Cruzado: la renovación de un clásico
Alberto Gil 19-06-2014 | 10:25 | 0

Dos jóvenes profesionales han asumido el timón de la bodega centenaria. Una buena oportunidad para conocer sus vinos. El precio: seis euros, el martes 24 a las 20.30 horas en el hotel Husa Gran Vía. Éste es su proyecto por si os interesa apuntaros a la cata.

David González (enología) y Juan Antonio Leza (viticultura) asumieron en el año 2009 una labor de asesoría para el relanzamiento de Bodegas Gómez Cruzado, una de las casas centenarias del barrio de la Estación de Haro que, con sus luces y sombras a lo largo de su extensa historia [ahora en manos de la familia mexicana, aunque de origen riojana, Baños], empieza a brillar de nuevo con nombre propio. Desde el 2012 ambos están al frente de la bodega con el lanzamiento de una completa e innovadora gama de vinos que permite ya adivinar sus intenciones: «Somos una bodega clásica, del barrio de La Estación, por lo que no vamos a renunciar a nuestros principios históricos, de vinos finos y elegantes, pero creemos también en el ‘terroir’, en la extraordinaria diversidad de Rioja», explica David González.

El enólogo presentará el próximo martes 24 de junio para lomejordelvinoderioja.com seis de los nuevos vinos de Gómez Cruzado, algunos de ellos en primicia como el Gómez Cruzado Blanco 2013, que saldrá al mercado en julio por primera vez en esta nueva etapa de la bodega: «Es un blanco de viura, que criamos en barrica la mitad de la producción, mientras que la otra mitad macera durante seis meses en depósito sobre sus propias lías». «Intentamos limitar la presencia de la madera, para que no tape la fruta de la viura que, por nuestra parte, consideramos variedad muy interesante», detalla el enólogo.

El Gómez Cruzado crianza 2012 es el vino básico de la bodega. «Incorpora un 20% de garnacha, de la zona del alto Najerilla, que aporta una frescura adicional, fundamental para estos vinos que, si bien no son ‘ultraclásicos’, sí respetan la línea histórica de trago fácil y que ha distinguido históricamente a los vinos de Haro», señala González.

El Gómez Cruzado Vendimia Seleccionada 2012 forma parte de la gama paralela a los más clásicos. La bodega lo sacó al mercado por primera vez en la añada 2011, con una mezcla de garnacha y tempranillo al 50%. «Es más concentrado, más frutal, para consumidores que quieren algo diferente y con una crianza más corta, de seis meses en roble francés», avanza el bodeguero.
Gómez Cruzado Reserva es el vino principal. Una elaboración mayor en botellas incluso que el crianza y que identifica a la bodega: «En el mercado estamos con la añada 2008, pero para esta cata hemos decidido llevar un 2005, del que nos quedan unas pocas botellas para apreciar esa evolución tan gratificante que tienen los buenos vinos clásicos y especialmente de una añada tan completa como fue la del 2005», apunta David González.

El enólogo presentará a continuación el Honorable 2010, una de las marcas históricas de Gómez Cruzado, que David González y Juan Antonio Leza entienden como una elaboración especial exclusiva en cosechas significativas. «Es el gran vino de la bodega, del que, sobre todo en el exterior, hay recuerdos de añadas míticas como la de 1964, y que ahora elaboramos exclusivamente con producciones de viñas viejas de la Sierra de Cantabria y que criamos exclusivamente en roble francés».

Diversidad de uvas
Gómez Cruzado trabaja con uvas de diferentes procedencias: Uruñuela/Torremontalbo y la Sierra de Cantabria, para los tempranillos, y el tramo medio del Najerilla, para las garnachas: «Creemos en el ‘terroir’, en la riqueza de Rioja, e incluso en los vinos de pueblo». En este sentido, ésa es la esencia del Pancrudo 2011, que cerrará la cata: una vino de Badarán, 100% garnacha, que intenta sacar lo mejor de esta variedad en una zona «especialmente apta para vinos frescos, nada empalagosos, y con rebosante fruta».

El Pancrudo garnacha es el primero de una colección futura de los distintos ‘terroir’ con que trabaja Gómez Cruzado y la gran apuesta de este joven equipo de enología y viticultura que, con toda seguridad, dará que hablar en los próximos años.
lomejordelvinoderioja.com te ofrece la oportunidad para conocerlo: el próximo martes 24 de junio a las 20.30 horas en el hotel Husa Gran Vía, con cincuenta plazas para los primeros inscritos a un precio de seis euros por persona.

Para apuntarse pincha

Ver Post >
Erre Punto Blanco 2012: blanco y de Rioja
Alberto Gil 12-06-2014 | 10:28 | 0

Cuando se abre una botella de Erre Punto Blanco (Remírez de Ganuza) uno se pregunta qué coño ha hecho Rioja tan mal con los blancos para que todo el mundo se acercase a la barra a pedir un Rueda o un albariño.

La viura ha sido cuestionada por los propios bodegueros de Rioja –también es cierto que ha habido muchas inversiones fuera–, lo que desde luego ha contribuido a que haya desaparecido de la gran mayoría de bares y restaurantes de España.

Sin embargo, cuando la viura se cultiva en condiciones –las viñas están hoy en plenitud y muchas de las que utiliza Fernando Remírez de Ganuza son de cabezadas de plantaciones antiguas de tinto– y se elabora con frío supera con creces a las afrutadas y sensoriales propuestas de primera impresión, y en muchos casos decepcionante segunda, que han triunfado estos años.

El Erre Punto, con un 30% de malvasía, es un vino amplio, rico en aromas –cítricos, incluso de manzana verde, combinados con las notas de una madera muy limpia–, pero sobre todo con un volumen espectacular capaz de acompañar una comida de principio a fin.

Un vino gastronómico, como otros muchos que hay en Rioja, y que merecen una oportunidad ahora que parece que las primeras impresiones, en el mundo del vino y en la propia vida, vuelven a ser lo que eran: fachada.

ERRE Punto Blanco
Bodega: Remírez de Ganuza (Samaniego).
Variedades: viura 70% y 30%malvasía.
Crianza: 8 meses en roble francés nuevo.
Precio: 12 euros.

Ver Post >
Guía sobre los vinos naturales, de Joan Gómez Pallarès
Alberto Gil 04-06-2014 | 10:22 | 0

Joan Gómez PallaresJoan Gómez Pallarès (www.devinis.org) es uno de los blogeros más respetados de España. Filólogo de formación, el 2013 fue un año sabático para él que dedicó a recorrer buena parte de España para conocer viñedos, vinos y bodegueros de los que tenía referencias pero no contacto personal: «De ahí, y por supuesto de experiencias anteriores, nace ‘Vinos Naturales de España’», un libro que presentó la pasada semana en La Tavina (Logroño) acompañado de bodegueros como Abel Mendoza (San Vicente), Roberto Oliván (Tentenublo), Olivier Riviere y Juan B. Chávarri, responsable de la bodega institucional de La Grajera.

– ¿Qué es un vino natural?
– Todos los vinos son naturales. La fermentación alcohólica de un mosto de uva es natural, pero hay unos más naturales que otros. Son aquellos que se hacen de la forma más natural posible, es decir, con la mínima intervención y que, básicamente, responden a una filosofía de vida:dejar que la naturaleza haga su trabajo, que el terruño se exprese por sí mismo con la menor ayuda externa posible.

– ¿Qué hay de marketing y qué de realidad en todo esto?
– Hay gente, cada vez más, que trabaja de esta forma y es lo que trato de reflejar en el libro. Sí es cierto que hay bodegas que se están sumando porque la sociedad, el consumidor, es muy sensible a estos temas, pero ojalá que todos llevasen este mismo camino.

– Lo que pasa es que no hay certificaciones de los vinos naturales. ¿Nos fiamos de los autores?
– Existen normativas reguladoras de los vinos ecológicos y biodinámicos y es cierto que no la hay ‘oficialmente’ para los vinos naturales, aunque también lo es que hay productores que no quieren etiquetas. Para mí, el vino natural es un concepto, una forma de entender la viticultura y la enología de respeto al medio, del deseo que perdure y de incorporar los elementos mínimos imprescindibles para la elaboración lo más natural posible. En mi libro trato de explicar el proceso, con una selección de 36 bodegas que trabajan ese concepto y que elaboran vinos de gran calidad.

– ¿Hay buenas oportunidades en los vinos naturales?
– Por supuesto, hay vinos de gran calidad y, a la vez, de precios más que razonables, pero la gente en general no los conoce. Se hacen grandes vinos naturales en España y, por supuesto, en el mundo. En Francia y en Italia hay un movimiento muy fuerte y en España también lo empieza a haber.

– ¿Es posible vino sin sulfuroso?
– Por supuesto. Lo era hasta hace unas pocas décadas y grandes vinos han envejecido perfectamente. ¿Por qué no va a serlo ahora? El sabor del vino sin sulfitos es mucho más auténtico. Haciendo un simil taurino el vino con sulfuroso es como un toro afeitado. Los sulfitos, además, inhiben una vitamina que produce el cuerpo humano y que metaboliza el alcohol. Por eso los vinos naturales no producen dolor de cabeza como en ocasiones puede pasar con otros vinos en función de lo que bebas.

– O sea menos ‘resaca’…
–Así es.

– ¿Son los vinos naturales una moda como hace años fue precisamente lo contrario con métodos intervencionistas en bodega?
– Personalmente creo que no hay otro futuro. Si no somos responsables nos cargaremos el viñedo. No es una moda, sino una actitud, una manera de ser sin vuelta atrás. Cada vez más gente quiere saber qué come y qué bebe.

Ver Post >