VINO TINTO E HIPERTENSIÓN ARTERIAL ESENCIAL

VINO TINTO E HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Dr. J. Lasierra Cirujeda. Representante para La Rioja del FIVIN.

La Hipertensión Arterial Esencial (HAE) es una enfermedad muy extendida en la sociedad desarrollada, desconociendo hasta el momento su origen, como lo define su apellido de “esencial”, es decir, “que existe por si misma sin causa demostrable que la produzca”. Es un proceso muy complejo en la que intervienen en su inicio y mantenimiento factores hormonales, neuronals, hereditarios, estilo de vida, etc. El mantenimiento de la HAE lleva consigo a largo plazo, alteraciones cardiacas, cerebrales, renales y es base para inicio y desarrollo de la arteriosclerosis.
En España la prevalencia de la HAE varía con la edad. Entre un 5 %-10 % en la infancia y edad escolar. Entre el 20 %-25 % en la edad media de la vida y más de un 50 por ciento, pasados los 65 años. Dada su frecuencia es obvio que se hagan campañas de prevención a partir de edades muy tempranas por los diferentes estamentos sanitarios.
La pared vascular, forma la barrera hemostática para que la sangre pueda circular por todo el organismo y no pueda salir del vaso. En su estructura se reconoce una capa intima formada por una capa de celulas endoteliales en contacto con la sangre una capa media constituida por células musculares lisas, responsable de la actividad vasodilatatadora, proporcionada por diferentes estímulos y de esta manera regular la tensión arterial a nivel del sistema circulatorio.
Una de las sustancias que estimula las fibras musculares es conocido como factor relajante derivado del endotelio (EDRF) y fue descubierto por Fuchgott y Zawadzki en el año 1980 que supuso la concesión del premio Nobel en el año 1998 como consecuencia de las implicaciones terapéuticas que derivaron de este descubrimiento en las enfermedades cardiovasculares. Esta sustancia sintetizada en las células endoteliales que tapizan la pared de las arterias y venas se reconoció como gas de óxido nítrico (NO) con actividad vasodilatadora y antitrombótica.
Es bien conocido el efecto beneficioso que la ingesta moderada de vino tinto (35 g de alcohol en el hombre y 17 g en la mujer) proporciona en las enfermedades cardiovasculares. Distintos caminos se han invocado para explicar el beneficio del vino tinto: un efecto antioxidante debido al alto contenido de sustancias polifenólicas que reducen de manera muy significativa el estrés oxidativo del plasma y la prevención de la oxidación del colesterol de baja densidad (LDL), evitando las primeras lesiones de la arteriosesclerosis en la pared de las arterias.
El perioxinitrito (ONOO) es una sustancia con una poderosa actividad oxidante y con actividad aterogégica producida por diferentes células de nuestro organismo. En diferentes estudios se ha demostrado que los componentes fenólicos del vino tinto pueden inhibir la actividad de ONOO, produciendo una significativa reducción de las lesiones arterioscléroticas. Paralelamente, en estos estudios experimentales relacionados con la inhibición del estrés oxidativo se observó una manifiesta reducción de la presión arterial, como consecuencia del aumento de la vasodilatación inducida por el NO, producido por las células endoteliales tras la ingesta de los componentes fénólicos del vino tinto. Este efecto hemodinámico que se produce tras la ingesta de vino tinto, se ha asociado al efecto de relajación de la célula endotelial y la liberación de la sustancia vasodilatadora NO, lo que explicaría el beneficio que produce la ingesta moderada de vino tinto en el aparato circulatorio.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.