Entrevista a Patri en Marie Claire

Hola, acabo de encontrar esta entrevista a nuestra amiga Patri y quiero reflejarla aquí también.

ENHORABUENA PATRI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Está colgado en http://www.marie-claire.es/ludoteca/nuestro-blog-recomendado-el-blog-de-patricia.html pero la copio completa por si acaso:


Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia PDF Imprimir E-Mail
Ariadna Ferret/12 de agosto de 2008

El blog de Patricia es toda una institución en la esfera fashion de la red. Sin duda, todo amante de la moda ha ido a parar a él alguna vez. No sólo es uno de los primeros blogs sobre este ámbito en español, sino que tiene una curiosa peculiaridad: sólo trata de zapatos. ¿Hay tanto que decir sobre el calzado? Viendo los posts de su autora, no nos cabe ninguna duda.

Patricia vierte cada día ríos de tinta (virtual) en mostrar las nuevas tendencias, contar trucos, presentar nuevos diseñadores y descubrirnos pequeñas joyas para los pies. Un blog dedicado enteramente a su pasión y a la de miles de otras mujeres que se pasan diariamente por su página. Todo el que esté interesado en este complemento, que de una paso adelante: vamos a conocer quién se esconde detrás del blog de Patricia.

Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatos

Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatosMarie Claire: ¿Cómo y cuándo se te ocurrió empezar a escribir un blog?
Patricia: No se me ocurrió a mí, un amigo me llamó unos años atrás y me dijo: “Entra aquí, toma 4 nociones de cómo publicar cosas y empieza!, estoy seguro que te va a gustar”; no tuve nada que ver en la elección del nombre del blog, ni de la plantilla y mucho menos en el “patripatri” de la dirección, que ya se ha convertido en todo un sello personal.

MC: ¿Por qué sólo de zapatos?
P: En realidad fue poco a poco cuando me di cuenta de que quería que fuera casi exclusivamente de calzado. Al principio hablaba de todo aquello que me llamara la atención, aderezado con un poco de mi forma de ser; no hablo de temas personales, pero basta echar un vistazo por el blog para encontrar algún “retazo personal” mío; en aquella época había pocos blogs de moda y todo tenía cabida en El Blog de Patricia , hasta que decido centrarme mucho más en una de mis pasiones y me doy cuenta de que la gente a su vez entra buscando zapatos e información sobre los mismos, a la vez que recibo correos de consultas realmente curiosas.

MC: ¿De dónde te viene esta pasión?
P: Desde que era pequeña, mi madre tenía unos tacones increíbles y en mi se conjugó el ser niña y como tal querer emular a mi madre y, cuando ella se despistaba, corría yo a su armario a calzarme alguno de sus modelos. No te sabría decir el porqué, pero en lo primero que me fijo en una persona es en sus zapatos, sin que se dé cuenta, naturalmente. ¡¡¡¡¡Dicen tanto de una persona!!!!!

MC: ¿Qué te ha aportado Internet?
P: ¡Mucho!, conocimiento del medio, pues al principio no sabes ni poner un link en Html. Conocimiento de todo aquello que llaman “moda”, y todo lo que gira en torno a ella y lo que más me gusta es conocer a tantísima gente y establecer contacto tanto con bloggers como con gente que trabaja con el sector del calzado, desde el diseñador del boceto de mi última adquisición, por darte un dato, a comerciales de firmas españolas y extranjeras, así como diseñadores noveles que me escriben para darme las gracias por el blog. Es apasionante el mundo que hay detrás de la creación de un zapato, porque el diseñador lo “sueña” de una manera y luego el fabricante, dependiendo del coste de materiales y varios factores más, lo hace tal cual o varía alguno de los elementos. En resumen, cada día aprendo mucho sobre el calzado, y creo que he sobrepasado hace ya tiempo la faceta de usuaria para convertir mi pasión en una profesión.

Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatosMC: Confiésate: ¿cuántos pares de zapatos tienes?….
P:
Cerca de 200 pares, (puede que más) soy muy cuidadosa con el objeto de mi debilidad y tengo calzado que conservo de hace muchos años. Ayer, sin ir más lejos, llevaba unas Manoletinas rojas, de Montesinos… sí, ha llovido un poco desde que me los compré.

MC: ¿Tus favoritos?
P:
No me caso con nadie,¡¡¡HAY TANTA MARAVILLA DONDE ELEGIR!!! Mi favorito es aquel zapato que sea cómodo, estético, te haga sentir la reina del mundo y muy sexy. Prefiero no decantarme por una firma o diseñador en concreto, no sería la primera vez que un diseño de una determinada firma me gusta un año y al siguiente busco otras opciones porque no me han convencido sus propuestas.

MC: Si no tuvieras límite de presupuesto, ¿qué zapatos te comprarías ahora mismo?
P:
Difícil me lo pones, quisiera varios de los modelos de la próxima temporada, pero me he enamorado en concreto de los DIOR Alta Costura para el Otoño Invierno 2008/9.

MC: ¿Te decantas por la estética o por la comodidad?
P:
Aquí tendríamos hasta para crear un debate o foro sobre el tema, me gusta ante todo el zapato cómodo, pero quién dijo que sobre el andamio no se puede ir cómoda, sólo has de buscar el tacón adecuado para ti. Ahondando más te explico: NO SOY DE COMPRAR ZAPATOS QUE NO SEAN DE PIEL, cuido mucho ese aspecto, tengo los pies delicados y, si calzo cualquier zapato, se resienten y no hay nada menos estético que ver a una mujer con sandalias pero llena de pequeñas ampollas y heriditas en los pies, al margen de lo que pueden molestar esas engorrosas ampollas. Y aquí podríamos “hacer pupa” si hablamos de los zapatos de firma que se hacen en China versus zapatos hechos por ejemplo en Alicante. En los primeros sigues pagando firma, pero con un acabado que dista bastante del español. Pero lo dejaremos para otra ocasión, mejor.

Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatosMC: ¿Por qué siempre nos hacen daño los zapatos más bonitos?
P: Ja,ja… parece que quise terminar la otra pregunta con un tema que directamente nos llevara a ésta. Aparte de la fabricación de la que he hecho mención en la respuesta anterior, en algunas ocasiones somos nosotras las culpables de ello, ¿cómo se te ocurre ponerte un tacón de 7cm. si los otros 6 días de la semana vas en plano? Esto resulta en un fracaso con un 99,9% de probabilidad. Aunque también es cierto, que hay zapatos que no hay manera de llevar y en esos momentos me gustaría tener al diseñador delante y llevarlo directamente al patíbulo: “Señores, con nuestros pies no se juega”.

MC: Danos algunos trucos de experta en calzado para evitar destrozarse los pies.
P: Ojo con la numeración, un 37 puede ser un 36 en una firma y, en otra, otro número distinto. Sí, ocurre como las tallas de la ropa, tengo zapatos con numeración del 35 al 38. ¿Alguien da más? Mejor comprar medio número o un número más que ir con el pie totalmente “apretado”. Tus pies lo agradecerán. Mira bien lo que compras, la tentación de sucumbir a zapatos muy económicos es mucha, pero a la larga lo barato sale caro. Prohibido estrenar un zapato el mismo día de un acto, evento, celebración o lo que sea, así evitamos ampollas, rozaduras y todas esas pequeñas inconveniencias. Recomendación: USAR en casa previamente, haciendo las labores de casa, sí, lees bien…limpiando, planchando. Así sabrás lo que da de si el calzado y si tienes que llevar unas bailarinas en el bolso.
Aunque la piel del calzado nuevo viene, supuestamente, bien hidratada, ponerse calcetines finos para “estirarlos” un poco. Eso sí, justa medida, no los vayas a estirar demasiado. Otro truco: mete ese par de zapatos nuevos en el congelador varios días u horas. Simplemente sacarlos y calzarlos, la piel (por favor…PIEL!) cede y se adapta a la forma de tus pies. Utilizar Crema Nivea, sí, la de toda la vida y justo antes de salir en vez de ponerte crema tú, hacerlo al zapato por dentro. ¡Ya me contarás! Utilizar una pastilla de jabón, sin estrenar y pasarla por las costuras interiores que puedan rozar tú pie a modo de lima. Importante, ha de ser sin estrenar. Papel de periódico en su interior.
Los siguientes trucos me los chivaron las propias lectoras del blog:
Poner polvos de talco en el interior del zapato, bien extendido.
Otro consejo para ensancharlos es ponerles un poquito de alcohol por dentro del zapato (ojo, no por fuera. que corren el riesgo de destintar).
Y más que un truco, un CONSEJO que para mí es como un mandamiento: intentar en la medida de lo posible, comprar zapatos “atemporales”

MC: ¿Qué se va a llevar este invierno? Danos alguna pista para comprar unos zapatos a la moda.
P: “Patchwork, botines más subidos de enfranques que otras temporadas, flecos, tacón ancho, taconazo, botas….pero en cuestión de zapatos todo está permitido, aunque como te decía en el último punto de la pregunta anterior. Procurar en la medida de lo posible no comprar zapatos a “la moda”, sí…aunque todo el mundo se me eche encima. Procuro ser práctica y comprar zapatos que pueda usar más de una temporada, porque, si los compras muy a la moda, luego dejas de ponértelos al año siguiente porque ya no se llevan y, aunque en lo relativo a moda me dirás que todo siempre vuelve, al volver lo hace de una forma en la que siempre se notará ese sabor a antiguo.
De todas formas todo el mundo va como más cómodo se siente, ¿no?, aunque te puede pasar que un zapato que ahora mismo no te guste, a medida que las editoriales de revistas se encarguen de “ENSEÑAR”, las múltiples opciones con que combinarlo, puede convertirse en un QUIERO. Hoy conté unas 15 sandalias romanas entre las chicas que caminaban a mí alrededor, muy coquetas, muy monas, muy de moda. Pues yo no tengo ninguna, ni tan siquiera parecida y no porque no me gusten, que me encantan. Pero… ¿a que los Stilettos jamás pasarán de moda?

romanas_galeria1.jpg
romanas_galeria2.jpg
romanas_galeria3.jpg
romanas_galeria4.jpg

Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatosMC: Las celebrities son una referencia por su modo de vestir, pero en cuanto a calzado, ¿cuál de ellas destaca por su buen gusto? Por cierto, Paris Hilton también se ha animado a diseñar calzado.
P: Revista que leo revista que me fijo en el calzado antes que en cualquier estilismo. No tengo una favorita, pero quizás si me pides un nombre Dita Von Teese, pero en ella es fácil, Louboutin, Dior…. Y ya que he sacado el tema de las revistas, tengo un pequeño comentario para estilistas y fotógrafos: por favor, intentad que no se note que el zapato es 2 números mayor que el pie de la modelo… ¡QUEDA TAN MAL!

MC: ¿Y por su mal gusto?
P: Utilizo el comodín del público, que cada uno lleve puestos aquellos zapatos que considere oportunos.

MC: ¿Crees que series como Sexo en Nueva York han ayudado a disparar la fiebre por los zapatos?
P:
“No y sí. No porque las que nos hemos fijado siempre en el calzado lo hemos hecho siempre, con y sin “Carrie”. Simplemente nos maravillamos de los modelos que luce, pero NO me gustan los zapatos por SJP. Sí, porque quizás ha ayudado a la industria a acercar determinados nombres de zapateros insignes a todos lados. Publicidad, publicidad, publicidad…, comentario muy personal: ¿no le extraña a nadie, que el fervor patrio con el Sr. Blahnik sea ahora y que haya abierto tienda en Madrid hace unos años? ¿Y por qué no antes? La verdad es que de siempre en La Palma se ha podido conseguir algún modelo suyo.
Contenidos Web, ludoteca, Nuestro blog recomendado: El blog de Patricia, zapatos

MC: ¿Por qué hay firmas que se empeñan a diseñar tacones imposibles?

P: Porque el mercado lo demanda, es curioso pero hay sitios donde la mujer va subida a unos buenos tacones para ir a trabajar y otros en los que no. Aunque si haces una encuesta a las mujeres o te das un paseo por el blog, a todas nos emocionan los tacones, pero muchas confiesan no utilizarlos por la incomodidad….y aquí me viene a la mente, la frase que decía mi abuela: “para estar bella hay que sufrir un poco”… y yo añado que se puede estar bella en unos tacones, pero siempre a la medida de cada una. No te empeñes en calzar unos Louboutin, por mucho que lleven plataforma interior, sino sabes andar con tacones. Andar sobre ellos tiene su arte, pero se puede aprender muy fácilmente.

MC: ¿Algún diseñador favorito?
P: Me gustan los diseños que vemos en las firmas en pasarelas, que muchas veces son de “tal diseñador, para la colección Otoño Invierno”…Si me pides que concrete diré que Españoles e Italianos. Me gusta el calzado que hacen.

MC: ¿Y una joven promesa del calzado?
P: No es una promesa, diseña para Sergio Rossi: Edmundo Castillo y estoy totalmente segura que se oirá hablar mucho de él.

Los zapatos de tacón mejoran el desempeño sexual…

Llevaba tiempo sin escribir, y pido disculpas por ello, trataré de reengancharme nuevamente.

Hoy he leído esta noticia y no me he podido resistir a publicarla aquí. Tremendo el estudio realizado, aunque no sorprende, porque hoy en día se hacen estudios de todo tipo… y mira que si es cierto?

Transcribo el artículo completo:

Las aficionadas a usar zapatos de tacón alto tienen en la uróloga italiana María Cerruto a una buena aliada. La especialista, amante confesa de los tacones de aguja, afirma que el uso de este tipo de calzado beneficia a los músculos del suelo pélvico, “mejorando el desempeño sexual femenino”.

Los zapatos muy altos han sido relacionados a un amplio rango de problemas, desde la aparición de callos hasta el desarrollo de esquizofrenia. Pero en una carta enviada a la revista Urología Europea, la doctora Cerruto explica que las investigaciones demuestran sus beneficios.

En un estudio con 66 mujeres menores de 50 años, encontró que aquellas que mantenían su talón a 15 grados del suelo —el equivalente a un tacón de cinco centímetros— tienen tan buena postura como aquellas que usan zapato bajo, pero sobre todo mostraron menor actividad eléctrica en los músculos pélvicos.

Esto significa que los músculos se encuentran en una posición óptima, lo que podría mejorar su fuerza y la habilidad de contracción.

Los músculos del suelo pélvico son un componente esencial en el cuerpo femenino. Además de proveer asistencia al desempeño sexual y a la satisfacción, dan un apoyo vital tanto a los órganos pélvicos como a la vejiga y el útero.

Para fortalecer el suelo pélvico existen algunos ejercicios, pero la doctora Cerruto tiene esperanzas de que su descubrimiento elimine la necesidad de realizarlos.

Patri, Patri, Patri es cojonuda!!!

Perdón por el título, tal vez es un poco pachanguero y soez, pero es lo que me sale del alma!

De Patri comencé a escribir cosas en mi primer mensaje en este blog, porque de todo lo que busqué de zapatos, que fue mucho desde que abrimos la zapatería, su blog fue el único que me enganchó de verdad, por la humanidad con la que contaba todo y por la pasión que demostraba por el mundo de los zapatos.

Lo que nunca llegué a imaginar es que la persona que estaba detrás de ese blog era tan especial, tan genial y tan humana y humilde como para contar y difundir historias reales, con el único objetivo de ayudar.

El mensaje que hoy mismo ha escrito en su blog (www.patripatri.blogspot.com) hablando de la tienda de unos chicos de Logroño que la han puesto en marcha con toda su ilusión me ha emocionado, y me ha servido como una prueba más de que esta vida merece la pena, porque por muchas cosas malas que pasen y mucha gente mala que se cruce en tu camino, siempre encuentras faros y buenos corazones por el mundo, que te llenan de alegría.

No es un simple mensaje en un blog, ya que El Blog de patricia es a día de hoy (y si no lo es ya, le falta muy poquito), el lugar de referencia en España para conocer todo lo relacionado con el mundo de los zapatos (si no lo conocéis, daros una vuelta por él y lo comprobaréis).

Patri, de verdad, muchísimas gracias y enhorabuena por ser como eres!

Un abrazo.

Raúl.

Dedicamos el tiempo a lo que nos gusta

Llevo tantos días sin conseguir sacar un rato para actualizar el blog, que hoy que me he puesto me ha venido a la cabeza un tema filosófico, de los que me gustan.

Y me ha venido a raíz que iba a comenzar el texto pidiendo disculpas por haber tardado tanto en actualizar el blog, que he estado muy ocupado, que no he tenido tiempo…

Y ahí es donde me he parado, porque me he dado cuenta que estaba pensando en que hace ya bastante tiempo decidí que nunca más iba a usar la frase “no tengo tiempo”, porque me daba muchísima rabia.

Tiempo tenemos todo el del mundo, y siempre lo dedicamos a aquello que más queremos hacer, y si no es así, podemos cambiar las actividades que realizamos para que así sea.

Está bien, dejemos aparte el tiempo que diariamente dedicamos a actividades necesarias, que podríamos considerar no elegidas por nosotros, impuestas (aunque en todos los casos sería discutible, ya que somos libres de elegir casi todo). Aquí meteríamos dormir, comer, aseo, mantenimiento del hogar, e incluso trabajar en el caso que nuestra ocupación no la disfrutemos y la consideremos más una ocupación. Los padres meteréis aquí también todo el tiempo de dedicación a los hijos, que tampoco es algo impuesto, sino decidido, esperado y querido, pero al final parece que se nos convierte en otra carga.

Bien, pues dejando todas estas actividades “impuestas” cubiertas, al cabo de la semana aún nos queda muchísimo tiempo “libre” para dedicarlo a aquello que queramos, pero somos tan duros con nosotros mismos que siempre estamos cargándonos de nuevas “ocupaciones” (hacer deporte, aprender a hacer no sé qué, las series favoritas, mantener un blog…) y el problema es que cargamos nuestra mente de actividades hasta límites insospechables, y al final estamos permanentemente con la sensación de que no llegamos a nada.

Incluso cuando estamos haciendo algo que nos gusta, en vez de disfrutarlo, nos ponemos a pensar en 2, 3 ó 5 cosas que podríamos estar haciendo en ese momento en vez de eso, y así permanentemente……

En fin, que cuando descubrí que permanentemente me ocurría esto, decidí pararme a pensar, escribí en un papel todo lo que hacía al cabo de una semana, lo que querría hacer y no hacía, y lo prioricé.

Rápidamente aparecieron en los primeros lugares en los que quería pasar mi tiempo, actividades como compartir tiempo y experiencias con mi pareja, mi familia, mis amigos y conmigo mismo, y se quedaron mucho más abajo otras tareas que pueden esperar, que si te mueres sin hacerlas no lo echarás en falta, y cada vez que veo que no llego a algo, me acuerdo de esa clasificación que hice, y en vez de pensar para mí mismo “no tengo tiempo”, pienso “dedico mi tiempo a lo que me gusta”, y si no queda tiempo para lo demás, no importa, porque lo importante lo tengo cubierto.

El día a día es complicado y la saturación a veces llega, pero intento siempre que puedo mantener esta filosofía, y espero que os sirva.

Perdón por haberme alejado en este mensaje del mundo de los zapatos, de los hombres y de las mujeres, pero en mi retorno a mi blog tras tantos días, lo primero que me apetecía era reencontrarme conmigo mismo.

Un saludo y hasta el próximo mensaje, que será más en la línea del contenido de este blog.

Raúl.

Cariño, ¿te gusta cómo me quedan estos zapatos?

En los ratos que estoy por la zapatería he podido ver en piel ajena los malos ratos que nos hacéis pasar a las hombres las mujeres cuando os acompañamos de compras.

Y antes de nada adelantar que yo no cumplo el tópico del hombre que odia ir de compras y que sólo dedica segundos a decidir su propia compra. Personalmente me gusta ir de tiendas, tanto por mi cuenta como acompañando a mi mujer cuando ella está buscando algo, e incluso ayudarla a encontrarlo.

Pero incluso en mi caso, que todo eso lo llevo bien, e incluso lo disfruto, no puedo evitar el mal trago que supone hacer frente a esa pregunta que tanto os gusta hacernos: “Cariño, te gusta cómo me quedan estos zapatos?” (o bolso, o falda, o pantalón, o abrigo, etc., etc…)

Lo hemos vivido tantas veces que no sabemos qué contestar, porque sabemos que nos equivocaremos digamos lo que digamos, y es que no falla nunca, no hay ocasión en que digamos lo que queréis oir. Cada día estoy más convencido que lo hacéis por disfrutar viéndonos en esa situación de apuro… Bueno, en serio, sé (o imagino), que lo hacéis con la sana intención de confirmar con vuestra pareja si ese artículo es una buena compra, si a otra persona le gusta o disgusta lo mismo que a vosotras. En fin, que lo hacéis por confirmar con otra persona de confianza vuestra opinión.

El problema es que nosotros somos tan cuadriculados, que ante esa pregunta, lo primero que nos viene a la mente es poner esa cara de sopa que solemos poner los hombres cuando nos pilláis fuera de juego y contestar: “Si te gusta a ti, ya vale”. Por esa respuesta expontánea, y a la vez errónea, de novato hemos pasado todos, y pronto descubrimos el error cometido, ya que instantáneamente viene la bronca, ya sea por vuestra mirada o por vuestra respuesta directa: “Para eso has venido conmigo?”.

Para nosotros se nos hace difícil salir de ese bucle, ya que al principio intentamos explicaros nuestra forma de verlo, y que realmente nuestra respuesta simplemente significa que si a vosotras os gusta lo cojáis y si no os gusta no lo cojáis. En general, somos así de simples, y no comprendemos que necesitéis esa segunda opinión.

Pero como normalmente insistís, ya sea en esa primera ocasión o en una siguiente compra, pasamos a la respuesta tipo número 2, que ante vuestra insistencia, suele ser: “Son bonitos”. Es un “son bonitos” que se nos nota en la cara, en el tono y en todo que no lo decimos de corazón, sino simplemente por intentar salir del paso con otra respuesta alternativa, y que no nos sigáis interrogando, teniendo en cuenta que nos da la sensación que cuando nos hacéis esa pregunta, para el dependiente/dependienta y el resto de personas que se encuentren en la tienda, nos convertimos en el centro de atención, y nos entra el miedo escénico a no saber si damos la respuesta acertada, y si ese público es enteramente femenino, ya no sabemos ni donde meternos…

En fin, que con ese “son bonitos” tan soso comprobamos que únicamente conseguimos en vosotras la misma cara de reprobación que con el “si te gusta a ti, ya vale”, y resignados nos quedamos en el “haz lo que quieras, cariño”, que no soluciona nada.

Animo a los chicos que lean esto a que cuenten las tácticas que han encontrado para salir de este embrollo en el que nos metéis las mujeres.

A las chicas sólo os pido vuestra opinión, aunque por lo que me dice Sara, y la creo, cuando preguntáis esto realmente sólo buscáis una respuesta sincera por nuestra parte.

El problema es que normalmente nuestra respuesta sincera es “si te gusta a ti, ya vale”.

Además, yo he probado en ocasiones a dar mi respuesta sincera, y si no es la misma opinión que tenéis vosotras, sois capaces de preguntarnos las veces que haga falta para ver si esa respuesta cambia…

Por último, no me quiero olvidar de contar la última solución que encontrado cuando Sara me pone en este “brete”. He optado por responder a “Cari, ¿te gusta cómo me queda?” siempre un “No”, ya que he descubierto que si a Sara no le gusta, esa respuesta le sirve, porque me dice: “Es cierto, aquí me hace no sé qué, o este color no sé no se, etc…”

Sin embargo, si a Sara realmente le gusta, utiliza la táctica de preguntármelo 100 veces a ver si el “Sí” cambia por un “No”, y cuando veo que me lo pregunta muchas veces, entonces queda claro que a ella realmente le gusta, y le recomiendo que se lo coja, pero bueno, sólo es mi táctica, y con lo complejas (y geniales!!!) que sois, no confío en que me dure mucho.

Qué me decís de todo esto?

Un abrazo!

Raúl.

Nota: Por cierto, la foto intenta reflejar el callejón sin salida que supone esa pregunta que siempre nos hacéis. Aunque sé que tampoco está muy bien relacionada con el artículo, al final me he decidido a ponerla por lo bonita que es, es La Calleja de la flores, de Córdoba, que visitamos hace dos años en nuestra luna de miel y nos encantó!

Historia de la zapatería Sara Díaz (III) – “A por los zapatos!”

Como he contado en los dos artículos anteriores, los dos primeros pasos fueron conseguir el local de la Gran Vía y viajar a Milán para ver tendencias de cara a su diseño y decoración.

Ahora faltaba poner en marcha la obra, encontrando a la vez una persona que nos ayudase a hacer un buen diseño, con sus ideas y con lo que podríamos aportar (encontramos dos, nuestra querida Lorena! y Super Elvira!, en otro artículo os hablaré de ellas), hacer muchos números, buscar financiación……., ah, y los zapatos!!!

Era la parte más bonita, sobre todo para Sara. Teníamos que eligir las marcas con las que queríamos trabajar y contactar con ellos para ver si estaban interesados en trabajar con nosotros.

Hicimos un listado enorme de marcas, muchas de ellas fueron las que Sara ya conocía, pero también invertimos muchísimo tiempo en buscar por internet marcas de calzado y ver el estilo de todas ellas una a una.

Con las que nos gustaban, íbamos contactando una a una por teléfono o por email, explicándoles nuestro proyecto y consultándoles la posibilidad de comenzar a trabajar con ellos en septiembre de 2008 (eran ya finales de junio!).

Tras estos primeros contactos, las primeras semanas de julio cogimos carretera y manta y nos chupamos unos 3.000 kilómetros en 10 días, siguiendo este recorrido:

Logroño – Barcelona: En Barcelona visitamos la feria Bread & Butter (genial!, totalmente recomendable, la próxima edición es del 16 al 18 de enero, otra vez en Barcelona), en la que hicimos buenos contactos, y cerramos nuestros primeros pedidos, con Juan Antonio López (Huga nos trató con muchísimo cariño) y con Furla y sus maravillosos bolsos (al pobre Jordi le hicimos madrugar y emplear la mañana de un domingo de verano con nosotros. Nos trató también con muchísimo cariño)

Barcelona – Granada!: Casi 1.000 km. de viaje de un tirón, con tormenta de por medio y todo, pero mereció totalmente la pena. Fue el momento más bonito del viaje y uno de los mejores a hasta ahora. Conocimos personalmente a MªFé Peinador y a su marido Ignacio, dos personas encantadoras que nos enseñaron su atelier, nos explicaron su filosofía y nos invitaron a una agradable comida. Además, MªFé tuvo con Sara un detalle que no olvidaremos en nuestra vida. Le “exigió” que eligiera el zapato que más le gustase de su exquisita tienda y se lo dio como regalo personal, un detalle excepcional y que nos hizo muchísima ilusión. Éramos unos recién llegados, y en esos momentos, una muestra de cariño así se agradece muy especialmente.

El que Sara eligió es este, un precioso zapato abierto:

Granada – Elche: La próxima parada fue Elche. Estuvimos varios días allí visitando directamente las fábricas de Elda que nos habían ofrecido concertar una cita con ellos. Entre ellas, cerramos pedidos con Magrit (Juan nos trató con mucho mimo) y con Baltarini (Susana se volcó con nuestra visita)

Elche-Logroño: Vuelta a casa!

Durante esas semanas y las siguientes, también cerramos pedidos telefónicamente con Farrutx (Guillermo ha sido probablemente la persona del mundo del calzado que más nos ha ayudado en estos meses), con Victorio & Lucchino (volvimos un poco locos a Elena y a Rafa…),

Nuestros últimos viajes fueron a Madrid, para conocer a Luigi, que también nos ha ayudado un montón, con quien cerramos un pedido de Si Rossi, la segunda marca de Sergio Rossi, y a Barcelona, para cerrar el pedido de Audley con Josep.

Fue una locura por el poco tiempo que teníamos para hacer todo, pero a la vez fue muy bonito y apasionante, era nuestro proyecto.

Lógicamente hubo de todo, muchísimos silencios y contactos sin respuesta, muchas negativas por unos u otros motivos más o menos razonables, pero como en todo, al final siempre te queda la parte buena, las maravillosas personas que hemos conocido gracias a esta aventura y los buenos momentos que hemos vivido gracias a la tienda, y los que nos quedan! (continuará…)

Pasión por los zapatos de tacón alto

Chicas, este post es para que os explayéis, yo aquí me pierdo…. qué hace que los zapatos de tacón alto os vuelvan locas?

Por lo que estoy descubriendo, a todas os encantan!!!!!!! Algunas os atrevéis a llevarlos y otras no podéis porque os resultan incómodos, pero también os enamora verlos.

La parte masculina del asunto me pilla un poco más cercana. A muchos chicos les encantan los zapatos de tacón alto, les parecen supersexys. Digo “les” porque, sintiendo defraudaros, yo no soy uno de ellos.

Igual es que aún estoy en periodo de formación, pero realmente hasta hoy, en mi vida, al menos conscientemente, nunca me ha llamado la atención una chica por sus tacones altos, ni siquiera por lo bonitos que fueran sus zapatos, lo siento…

Lo que sí puedo admitir es que alguna chica (la que más Sarita, sin duda!!!) me haya llamado la atención por su “estilismo” (me estoy aprendiendo hasta vuestro vocabulario, jeje.) Una buena elección de ropa + complementos + peinado + maquillaje puede hacer perder el sentido a cualquier hombre.

Aunque en el tema de maquillaje no me quiero meter, ya que le dedicaré otro día un post entero… Un adelanto, no me gustan nada las chicas maquilladas, me gusta la naturalidad… (continuará…)

Bueno chicas, espero de vosotras con ansia algo de luz para el misterio de los zapatos de tacón alto.

Hay vida detrás del futbol, el mus y las mujeres!

Ahí me veis, ese soy yo!, el de la sudadera naranja, hace unos años echando la partida de mus de la tarde de los domingos, con mi inseparable radio+auricular escuchando el Carrusel Deportivo de la SER, y con mi quiniela, que no falte (seguro que andaba por ahí encima de la mesa), y por supuesto con mis AMIGOS del alma, esos que nunca fallan (espero que no se enfaden si se ven en el blog, la fama no nos gusta mucho…..)

Hoy os voy a intentar dar respuesta a la pregunta que os hacéis muchas chicas: “De qué hablamos los hombres cuando nos juntamos?“.

Sé que no es bueno generalizar, y odio hacerlo porque todas las personas somos muy distintas unas a otras, por suerte, pero lo que voy a contar es la realidad de mi cuadrilla (y la de la mayoría de grupos de chicos que me ha tocado conocer en mi vida).

Bueno, al grano, aunque la verdad es que se cuenta rápido: De fútbol (o del deporte que sea noticia) y de mujeres.

Por ejemplo, de Alonso (o de su novia). Qué os parace su estilismo en esta foto? (los zapatos son estilo Peinador, no?)

* Hablamos de nuestras vidas? No

* Nos preguntamos qué tal todo? Casi nunca

* De nuestras parejas? Prácticamente nunca y muy por encima

* De nuestros sueños? Ni de coña

* De nuestros odios? Nada

* De política? Poquísimo

* De cultura? Quéeee?

* De filosofía?Quéeeeeeeee?

* Del cambio climático? Tampoco (menos el Pini, que tiene una empresa de aire acondicionado: www.ciclonrioja.com [meto la cuña para compensar la foto, es el de verde]

De moda? Cero patatero

De zapatos? En 30 años de vida no ha surgido una conversación de zapatos ni de cerca

Así podría seguir poniendo “noes” todo el tiempo que quisierais. Repito: Sólo de fútbol y de mujeres, y de mujeres sólo del lado sexual y genérico del tema (qué buena está esta, la otra, la de más allá, etc., etc.) – eso sí, recalco que sin citar a las parejas, que eso puede ofender…

Así ha sido la juventud y el inicio de madurez que me ha tocado vivir. No sé si ha sido una suerte o una desgracia, pero lo que tengo claro es que han sido, después de lo que comparto con Sara, los momentos más felices de mi vida, pasar las horas con ellos sin hacer nada de provecho, sólo disfrutar de la compañía de gente sana, natural, a la que quieres y que sabes que te aprecia y valora.

Lógicamente, cada uno de nosotros, ha intentado hacer de su vida algo con sentido, estudiando, leyendo, lo que se dice cultivándonos, para después trabajar y ser hombres de provecho para la sociedad……

Pero eso sí, cada vez que nos juntamos, seguimos igual, fuera chorradas, fútbol y mujeres. Lo único que tristemente va entrando en nuestras conversaciones es el tema de trabajo (es una putada ir haciéndose mayor) y las desgracias que empiezas a vivir de cerca cuando vas entrando en años (más duro aún), pero para eso también estamos, para lo bueno y para lo malo, y enseguida, ¡al fútbol y a las mujeres!

Tengo que admitir que, por la vida que me ha tocado vivir, el lado femenino lo tenía bastante desconocido, salvo lo que he podido aprender en 10 años de relación de pareja, y de lo mucho que me enseñan mis querídisimas compañeras de trabajo. Tengo la suerte de compartir departamento con 3 chicas, que me están ayudando a aprender con ellas un montón. Ya casi soy una más!

Ahora, con el ilusionante proyecto de la zapatería, no me ha quedado más remedio que comenzar a conocer vuestro mundo, para comprenderlo. Empecé con mucho interés, y cuanto más escarbo, más ganas tengo de seguir aprendiendo. Sois mucho más complejas que nosotros, no es ni mejor ni peor, es diferente. Está claro que vuestros temas de conversación son muchos más variados, y en general más cultos e interesantes, aunque sabéis que a veces tanta complejidad os perjudica, porque hace que le deis más vueltas a todo. Nosotros (y veo que me estoy metiendo otra vez en las odiosas generalidades…) somos más simples y solemos ir más al grano, aunque tanta simpleza también nos perjudica en ocasiones, porque no solemos ver a más distancia que un palmo y nos metemos el santo ostión sin saber ni por qué nos lo hemos metido (ni nos paramos después a preguntárnoslo…)

En fin, como veréis, yo soy chico, pero como dicen mis chicas, tengo mi lado femenino y me suelo comer mucho el tarro, es lo que me ha tocado en esta vida…

Vosotras (y vosotros…), qué opináis de todo esto?

Los pitillos son ideales para llevarlos por dentro de unas buenas botas

La mayoría de las chicas, al leer esto, pensaréis que es una obviedad, nada nuevo bajo el sol, es algo que tenéis memorizado. Llevado al símil del fútbol, es como decir que los delanteros son muy buenos para meter goles…

Pero para muchos de nosotros, los chicos, este vocabulario se nos escapa. Yo hasta hace muy pocos días no sabía qué eran unos pitillos (a parte de un sinónimo de cigarrito), pero de tanto oir a mi mujer decir a las clientes que esas botas le podían quedar muy bien con unos pitillos, me decidí a investigar para no quedar mal si algún día una chica me dice algo de unos pitillos nuevos que se ha comprado…

Sí chicos sí, unos pitillos son unos pantalones muy ceñidos, que pueden ser de cualquier tejido, y que a las chicas les encanta cómo les quedan, se sienten muy femeninas, y son ideales para llevarlos con unas botas por encima, que es algo que en los últimos años se ha puesto muy de moda (si os fijáis por la calle lo veréis, aunque con lo poco observadores que somos los hombres, no sé no sé, al final siempre nos fijamos en lo mismo, tendrá que ser así…)

Por cierto, chicos, no empecéis a pensar que vaya chorradas que se montan las mujeres, porque si nos ponemos a pensar en nuestros debates: Que si un medio centro o dos medios centros, que si los tridentes, que si el rombo, etc., etc.

Nota: En la foto, Mischa Barton (que a los 12 años hizo de niña en Notting Hill y ahora triunfa en The O.C.), viste un look con pitillos por dentro de las botas, muy al estilo Kate Moss, una chica que por lo que he leído marca tendencias… (cómo sois las mujeres…)

——————

Añado una aportación de mi amiga penélope: Cuenta en su comentario que la precursora de los pitillos fue Audrey Hepburn en la película Sabrina.

Es curioso cómo cambia un zapato de verlo “expuesto” a verlo “puesto”

Siguiendo con mi formación, he llegado a este descubrimiento, y he visto que muchos zapatos de primeras no parecen nada de otro mundo y en el pie ganan un montón, así que desde aquí mi humilde recomendación: En caso de duda, probaros los zapatos, y siempre los dos pies, se ve mejor el estilo, se comprueba la comodidad al caminar y si los dos encajan bien.

Sé que muchas chicas todo esto ya lo sabéis, pero yo lo estoy descubriendo ahora y me hace ilusión contarlo!

Añado un par de fotos que incluyó mi querida e idolatrada Patri en su blog, que lo reflejan muy claramente:

El post es http://patripatri.blogspot.com/2006/06/louboutin-y-sarah.html, y muestra el ejemplo con sus queridos Louboutin y Sarah Jessica Parker