La Rioja
img
Etiqueta: aprendizaje
Desterrando etiquetas
img
Rosa Roldán | 07-06-2017 | 06:30 |0

Ni los cachorros son fáciles, ni todos los perros pequeños son buenos y cariñosos, ni todos los perros grandes tienen porque ser brutos….

El  carácter y por tanto el comportamiento de cada animal viene determinado, además de por la genética, por el entorno donde crece y se desarrolla, por las experiencias y por la relación con su guía…. Como responsables debemos asumir nuestra parte en la ecuación y hacer todo lo posible para que nuestro perro sea feliz y nos haga felices disfrutar de su compañía.

https://www.perrygatos.es/art%C3%ADculos/colaboraciones-con-publicaciones/claves-para-un-perro-feliz/

 

nombres-para-perros-hembra_opt-compressor-1
Ver Post
Cerebro, aprendizaje y emoción
img
Rosa Roldán | 31-05-2016 | 11:54 |0

El cerebro es extraordinariamente plástico, pudiéndose adaptar su actividad y cambiar su estructura de forma significativa a lo largo de la vida, aunque es más eficiente en los primeros años de desarrollo (periodos sensibles para el aprendizaje).

 

La experiencia modifica al cerebro continuamente, fortaleciendo o debilitando las sinapsis que conectan las neuronas, generando así el aprendizaje, que es favorecido por el proceso de regeneración neuronal llamado neurogénesis. Desde la perspectiva educativa, esta plasticidad cerebral resulta trascendental porque posibilita la mejora de las capacidades del individuo.

 

Las emociones son reacciones inconscientes que la naturaleza ha ideado para garantizar la supervivencia y que, por el propio beneficio de cada individuo, se han de aprender a gestionar (no erradicar).

 

La neurociencia ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, sirven para comunicarse y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones, es decir, los procesos emocionales y los cognitivos son inseparables (Damasio, 1994).

 

Además, las emociones positivas facilitan la memoria y el aprendizaje (Erk, 2003; ver figura 2),

Ver Post
Emociones y aprendizaje
img
Rosa Roldán | 04-06-2013 | 09:20 |0

El estado emocional de una persona es potencialmente contagioso a su animal de compañía. Las prisas, los nervios, la tensión provocan que ambos estén más reactivos y sensibles ante cualquier circunstancia. La correa va en tensión constante porque el animal busca espacio mientras el brazo de la persona va agarrotado manteniendo esa tensión que no se relaja nunca. Los comandos se repiten demasiadas veces y el animal se bloquea. Obviamos las señales de calma que nos lanza como apartar la cabeza, lamerse, bostezar… y endurecemos el tono, tendemos a elevar la voz para hacernos entender y nos enfadamos cada vez más. En esas circunstancias el animal totalmente confuso puede mostrarse tenso y reaccionar con miedo o mostrando una conducta defensiva.

Trabajar con un animal, implica disfrutar del proceso, relajarnos y hacer que sea divertido para ambos. No se trata de una competición ni es algo que se pueda dar por concluido nunca. Cada día es preciso invertir unos minutos en aprender y educar. Observar atentamente desde el punto de vista del animal para ajustar cada paso y hacerlo de forma progresiva, en sesiones cortas que siempre nos dejen ganas de más.

Pepi, Lucy y

Ver Post
Aprendiendo por observación
img
Rosa Roldán | 08-03-2013 | 06:46 |0

Los gatos son unos excelentes observadores. Los gatitos se fijan mucho en la madre pero, los gatos adultos también observan a sus congéneres para aprender. Un recién llegado a casa, aprende fácilmente el funcionamiento de las puertas gateras si ve a algún gato “veterano” usarla antes.

Puesto que los gatos nos observan constantemente, a lo largo del día podemos proporcionarles, de forma involuntaria, una gran cantidad de información que ellos usarán luego por su cuenta. Por ejemplo, el gato sabe que hay cosas ricas en la nevera por lo que, cada vez que vayas a coger cualquier cosa, tu gato estará allí mendigando.

Si tu gato te ve guardar sus golosinas preferidas en un lugar accesible para él de la cocina, es muy probable que sea solo cuestión de tiempo que descubra cómo llegar a ellas. Por eso, el mejor consejo es prevenir y guardar las cosas en sitio seguro e inaccesible si queremos evitarnos disgustos.

Aston es un gato negro adulto, peluche, inteligente y cariñoso. Fue recogido en la calle en muy mal estado y ahora está totalmente recuperado gracias a su casa de acogida. Además de ser un gato guapísimo, aprende rápido y en casa se porta estupendamente.

Ver Post