La Rioja
img
Etiqueta: correa
De perros, paseos y correas
img
Rosa Roldán | 04-04-2017 | 06:14 |0

Si nuestro perro es de los que se activa paseando con la correa, cuando se enfrenta a otros perros o a personas, deberíamos prever con antelación dichas situaciones para prepararlas e incluso evitarlas, mientras nuestro perro aprende a gestionarlas de forma adecuada. Quizá es un animal que no ha sido socializado con otros perros pero, en cualquier caso, lo mejor es trabajar con seguridad. Lo ideal sería trazar círculos amplios que ofrezcan una mayor distancia de seguridad a nuestro perro. Recordemos que los perros jamás se acercan a otros perros de frente. Lo cortés es trazar un semicírculo para hacer un acercamiento progresivo. Sin embargo, a veces las aceras no permiten este tipo de maniobras y hay que optar por otras alternativas.

 

Si empieza a tirar frente a otros perros, no debemos dejarle enfrentado a ellos con la correa tirante y nosotros sujetando desde atrás, pues se protege con la correa y se crece ladrando y gruñendo como si le fuera la vida en ello. En estos casos, debemos mantener la calma, mantenernos al lado de nuestro perro (acortando la correa todo lo necesario) para protegerlo a él y a los demás, atrayendo su atención hacia nosotros y, en

Ver Post
Eligiendo material de paseo
img
Rosa Roldán | 08-07-2016 | 07:16 |0

Cuando enseñamos a pasear a un perro, preferimos las correas fijas (de un par de metros de longitud), a las extensibles o enrollables por varios motivos.

En primer lugar, porque las últimas, ayudan al perro a estar lejos de nosotros y le enseñan a “tirar” más aún. Al sentir tensión constante en el cuello, el perro no aprende cuando lo está haciendo bien (es decir cuando camina sin tensión). La misma presión que ejerce la correa extensible en sentido contrario, anima al perro a tirar aún con más fuerza para obtener más espacio. El tirón constante en el cuello del animal puede causar la aparición de microlesiones que pueden derivar en problemas mayores con el tiempo. Además, el perro se ve reforzado y recompensado por tirar y sigue tirando puesto que, de este modo, recibe más correa. Este tipo de correa y, sobre todo, la distancia que pueden separarles de nosotros, favorece que se descontrolen fácilmente, llegando a doblar las esquinas sin previo aviso, cambiando de dirección de forma repentina o lanzándose detrás de cualquier cosa que les llame la atención.

Otro motivo que nos desanima en el uso de las correas extensibles es lo frecuente que resulta que se

Ver Post
Cuando pasear es mucho más que andar sujeto a una correa
img
Rosa Roldán | 05-05-2016 | 07:35 |0

La correa ha de ser un elemento de comunicación entre perro y guía. Nos encantan las correas que dibujan una línea curva a modo de “sonrisa” cuando se pasea, porque significa que no hay tensión y es muestra de buena relación, complicidad y apoyo entre ambos.

 

Aprender a disfrutar de los paseos con y sin correa es fundamental.

 

http://perrygatos.blogspot.com.es/2015/08/la-sonrisa-de-la-correa.html

 

perro1-650x431
Ver Post
Si tu perro pudiera elegir…..
img
Rosa Roldán | 13-04-2016 | 16:03 |0

Si los perros pudieran elegir cómo les gustaría pasear, seguro que la mayoría elegían ir sueltos o, en su defecto, con arneses cómodos y correas que les dieran cierta libertad y la posibilidad de tomar algunas decisiones como ir a olisquear, coger cierta distancia de nosotros para hacer sus necesidades, evitar un encuentro que no le agrada…. Las correas largas me gustan. Dotan de autonomía al perro para ejercer como tal, a la vez que seguridad al guía al cumplir con la normativa de llevar al animal sujeto y evitar accidentes en el caso de perros miedosos, recién llegados a la familia, con una llamada poco fiable o con los que estamos empezando a trabajar en zonas abiertas.

 

Al hilo de una sesión donde hemos recuperado la correa larga para trabajar con un perrete joven que está aprendiendo a acudir a la llamada en zonas abiertas, hoy recupero un post con una propuesta de juego para aprovechar la tarde…

 

http://perrygatos.blogspot.com.es/2015/09/jugando-con-nuestro-perro-practicar-la.html

 

IMG_8206

 

Ver Post
Perros, reacciones y comunicación
img
Rosa Roldán | 30-09-2015 | 14:26 |0

Una situación relativamente frecuente por parte de propietarios de perros reactivos, consiste en anticipar la respuesta en previsión de mayores problemas.

 

Si tienes un perro que se pone nervioso ante otros perros en la calle o en el parque, es preciso que además de supervisar al animal, revises tu propio lenguaje corporal ante cada situación.

 

No es raro que al prever una situación potencialmente desagradable, “anticipemos” nuestra respuesta corporal recortando la correa a nuestro perro y añadiendo tensión a algo de que por sí, no le gusta. En muchos de esos casos, nuestro perro, se “preparará para lo peor” haciendo gala de tirones de correa y casi seguro, algún que otro gruñido.

 

Si por el contrario, una vez localizado el potencial detonador de tu perro, mantienes los brazos (y la correa) relajados, amplias la distancia que os separa de él, y sigues caminando sin prestarle demasiada atención (sin mirar fijamente al otro perro pero supervisando las reacciones del tuyo propio), casi seguro que tu perro reaccionará de una manera mucho más adecuada, te mirará como esperando respuesta y, si encuentra tu mirada a modo de apoyo, aprenderá que puede contar

Ver Post
La sonrisa de la correa
img
Rosa Roldán | 11-08-2015 | 13:50 |0

Los perros son capaces de interpretar nuestro nivel de tensión en la mera forma de manejar la correa. Al mantenerla tirante, elevas el nivel de estrés, frustración y excitación de tu perro, que de forma inconsciente, se puede sentir empujado a ejercer la misma fuerza (pero en sentido contrario), esto es, tirando. Sucede mucho cuando nos anticipamos a las situaciones más cotidianas, restringiendo el recorrido de la correa, en previsión de que empiece a tirar cuando se acerca otro perro o persona y no estamos seguros de la reacción de nuestro perro. En ese mismo momento, comienza una lucha por ver quién tira más.

 

Si nos fijamos en nuestro lenguaje corporal, nuestro brazo estará tenso y recogido y cualquier tirón por parte del perro nos hará mucho más daño. Al mantener la cuerda tensa le envías a tu perro el mensaje de que estás tenso, nervioso, alerta, listo para enfrentarte a algo o huir y tu perro responde de la misma forma.

 

Además, si lo piensas un momento, no debe resultar demasiado agradable para tu perro que tires de la correa constantemente, manteniéndolo en estado alerta.

 

Para un perro, caminar atado a una correa es algo muy poco o nada

Ver Post
De paseos y correas
img
Rosa Roldán | 17-02-2015 | 10:15 |0

No debemos perder de vista la novedad (y la limitación) que supone para un perro la primera vez que le ponemos la correa, sobre todo, si inmediatamente a continuación, salimos de casa con él. Al no estar acostumbrado es fácil que muerda la correa, se pare en seco, tire de repente y, en definitiva, haga del paseo, un auténtico suplicio para ambos.

En estos casos, enfadarse con el animal no sirve de nada. Al fin y al cabo, no podemos pretender que sepa hacer algo que nadie le ha enseñado así que, para evitar disgustos, lo mejor es aprovechar a practicar con la correa en casa como si de un juego más se tratara ayudándonos de la pared. Al ser un espacio limitado, es más fácil controlar la situación y minimizar errores mientras el animalito se acostumbra al nuevo elemento que le supone una promesa de paseo.

PANCHITA, es una perrita mini de solo 6 kg y muy jovenzuela 1,5 años. Recogida de la perrera, aprende en su casa de acogida todo lo que debe saber para convertirse en la compañera ideal.

Contacto: dan.asociacion@gmail.com ó si eres de Madrid y para adopciones Internacionales a dan.asociacion.madrid@gmail.com

Y aquí podéis ver a Panchita en vivo y en directo!

Ver Post
Correas sonrientes y Dana buscando hogar
img
Rosa Roldán | 18-11-2014 | 08:28 |0

Demasiadas veces escuchamos aquello de “mi perro no deja de tirar” a la vez que vemos al pobre animal limitado por una correa demasiado corta que no le permite alejarse de la rodilla del humano….. No puede olisquear la información que han dejado otros perros en el suelo o en los árboles y tampoco puede alejarse para eliminar (al fin y al cabo todos necesitamos cierta intimidad en determinados momentos)

El paseo se convierte en un auténtico suplicio para ambos. El perro, aún a pesar del dolor, encuentra refuerzo cada vez que tira, puesto que llega antes al lugar que le interesa y la persona que le sigue detrás, termina enfadada y malhumorada. El perro aprende que tirando, consigue el objetivo de llegar antes, así que tira de la correa porque puede y porque nosotros estamos detrás.

Lo ideal es empezar a practicar el paseo desde pequeños y en casa. El collar o el arnés y la correa son elementos extraños los primeros días y no es raro que muchos perros se resistan a dejárselos poner si no han sido bien acostumbrados desde el principio. Elige un collar cómodo o mejor un arnés para dejar libre el cuello del animal y acostumbraos a trabajar con correas largas de unos

Ver Post
Trabajando con la correa y una preciosa en adopción
img
Rosa Roldán | 09-10-2012 | 08:31 |0

Cada día veo personas que son arrastradas, sistemáticamente, por sus perros, y otras, las menos, que tienen perros que se quedan siempre por detrás. El paseo se convierte casi en una penitencia y ninguno disfruta de él. Hoy me centraré en los primeros. En los perros que tiran.

Los perros tiran de la correa por distintas razones: Entusiasmo por llegar al parque, seguir un rastro, querer llevar a su propietario a distintos lugares, inseguridad, llegar a sitios seguros lo antes posible… Algunos tiran por tirar: la presión del collar invita a ello, y al final todo se convierte en una batalla de fuerza, por la simple razón, en primer lugar, de que el perro lleva una correa puesta.

Algunos de estos perros pasean tranquila y alegremente, al lado de su propietario si no llevan una correa puesta, pero hay lugares donde no se puede evitar ir sin la correa (por razones legales o de seguridad), y aquí empiezan los problemas.

Los perros empiezan a tirar cuando quieren acercarse rápidamente a algo, por ejemplo, conocer a otros perros. Si les mantenemos sujetos, pueden acabar frustrados, y si se frustran pueden empezar a frustrarse. De este modo, podemos acabar teniendo un perro

Ver Post
Cuando tiran de la correa
img
Rosa Roldán | 01-02-2012 | 11:52 |0

Algunos días, me paro en algún parque a observar la relación entre perros y propietarios. Es un ejercicio estupendo para detectar qué cosas hacemos bien y qué cosas hacemos mal y cómo nos lo hacen saber los perros.

He de agradecer esta práctica a una gran educadora canina, Virginia Millares, que un día me dijo, durante un curso: “A partir de hoy, vas a ver los perros de otro modo”. Qué razón tenía….

Todos los días veo algo diferente. Hay muchos perros tranquilos que caminan al lado de sus propietarios, disfrutando del paseo. Hay algunos perros que pasean a sus propietarios. Otros que se dedican a saltar alegremente a otras personas y perros.

También veo demasiados perros, que se muestran asustadizos y describen grandes círculos evitando a otros perros; Y otros, que se dedican a amenazar al resto de perros del parque, lanzando ladridos al aire, mientras forjecean con la correa.

Todos ellos se están comunicando con nosotros, pero, en la mayoría de los casos, somos incapaces de comprenderlos. A los que tiran, ladran y forjecean los tachamos de desobedientes y díscolos y, en la mayoría de los casos, los propietarios, somos los responsables de la

Ver Post