La Rioja
img
Etiqueta: Pedro Sanz
Que viene Bengoa
img
Jorge Alacid | 02-02-2018 | 16:24 |0

Diego Bengoa, primero por la izquierda, el lunes con la cúpula de su partido. Foto de Juan Marín

 

Desde el minuto siguiente a que María Martín asumiera la secretaría general del PP, desde su sede empezó a bombear la idea de que no estaría sola en semejante desempeño. Que, como era norma bajo el mandato de Sanz, al secretario general le saldría un brazo ejecutor que se ocupara de la letra pequeña de la agenda diaria. Lo cual, en aquellos tiempos, se justificaba por la desconfianza que empezaba a anidar en el entonces presidente respecto a Carlos Cuevas: mejor que José Luis Pérez Pastor, en consecuencia, vigilara de cerca los movimientos del hoy consejero de Fomento. Pero era algo que mantenía su lógica incluso en la etapa de José Ignacio Ceniceros: ser a la vez la jefa de la sala de máquinas del partido y consejera de Salud parecía una hazaña fuera del alcance de Martín.

Así que Diego Bengoa empezó a calentar la banda. Aunque sea a costa de prescindir de sus servicios en la Consejería, toda vez que además sus relaciones con el titular de esa casa parecen haber atravesado mejores días. Como medio PP vive pendiente del juego de tronos, con escaramuzas, emboscadas y camuflajes cada semana, la carambola que permite a Raquel Sáenz instalarse en

Ver Post
Retorno al 77
img
Jorge Alacid | 30-01-2018 | 10:00 |0

Álvaro Lapuerta y Javier Sáenz Cosculluela, en 1977. Foto Teo (Archivo Casa de la Imagen)

El pasado ya no es y el futuro no es todavía (San Agustín)

 

Vuelan las encuestas sobre el panorama político regional. Mejor dicho, vuelan sus estelas, como brujas gallegas. Nadie las ha visto, pero dicen que las hay. Fantasmales estimaciones demoscópicas con las urnas (del 2019) al fondo, para dicha de los analistas emboscados en el seno de cada partido, encerrados en sus respectivos cuartos oscuros de donde salen de repente con un papelito en las manos gritando eureka: compañeros, nos despeñamos. O su contrario: compañeros, vamos bien. A ninguno de los dos heraldos les harán gran caso sus conmilitantes: al portador de malas noticias, por cenizo. A quien proclame la buena nueva, por si acaso: porque los sondeos, y sus propagandistas, han conocido mejores tiempos. No conviene fiarse.

Lo cual no evita que en cada cocina, singularmente en el obrador del PP y en los fogones del PSOE, anide estos días una evidencia. Olisqueando el ecosistema parlamentario o extrapolando los datos de encuestas que van y vienen a escala nacional, se concluye que la escena política regresa a 1977, recién inaugurada la Transición. Aunque la sopa de siglas sea más contenida

Ver Post