La Rioja

img
Historia de una foto
img
Pablo Álvarez | 19-09-2013 | 11:56| 14

Ayer, miércoles 18 de septiembre, Diario LA RIOJA abrió su edición de papel en primera con esta extraordinaria imagen del fotógrafo Juan Marín:

Es una de las mejores, y sin duda más impactantes imágenes que este diario ha publicado en sus más de 120 años de vida. Para quien no conozca el lugar: la imagen capta lo que ocurre a los dos lados de la tapia de la calle Ciriaco Garrdo, en pleno centro de Logroño. A un lado, los niños juegan en una tranquila calle peatonal comercial. Al otro, el solar del antiguo colegio de Maristas, abandonado tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, es refugio de transeúntes y toxicómanos, como no se cansan de denunciar los vecinos.

“El tema empezó al revés de lo habitual”, cuenta José Ángel González, jefe de información del periódico. “Todo empezo en el momento en que Juan Marín me pone la foto encima de la mesa. Lo que ocurre en el antiguo Maristas es un tema que está ahí, subyacente, y la foto de Juan nos sirvió para volver a él”, explica. “La foto nos decía que ahí había una historia digna de contarse”. Y así quedó la portada:

“Antes de publicarla sabíamos que podía tener una acogida dispar“, asume González. Así fue. Es justo decir que la mayoría de las reacciones (tanto “en directo” como en las ruedas sociales) fueron positivas. Pero no todas: hubo lectores que acusaban al diario de sensacionalismo o de buscar el impacto con una imagen desagradable e injustificada. Otros, por el contrario, agradecían que se mostrara una realidad que se encuentra en pleno centro de la capital, a un muro de distancia de la “vida normal”.

“Es un equilibrio complicado”, explica González. “Yo creo que los medios de comunicación estamos para ser un reflejo de la realidad. Lo que se refleja está ahí, a nuestro  alrededor, y es mejor no cerrar los ojos ante ello”.

¿Qué opina el autor de la foto? Juan Marín, fotógrafo de Diario La RIOJA desde hace 23 años, reconoce la controversia. “La clave para mí está en si es una foto legítima, si lo que reproduce una realidad en la que el fotógrafo sólo interviene para constatar un problema que está ahí”. A Juan le han llovido felicitaciones casi unánimes en estos días, aunque él espera que la foto sirva para que ese problema se acerque a una solución. “Lo único que me molesta es que se use para hacer política con ella, cuando unos y otros han tenido ocasión de solucionar ese problema y nadie ha hecho nada”.

El debate, pues, está abierto. ¿Qué opináis? ¿Si hubiérais tenido la decisión, hubiérais publicado la foto?

Ver Post >
Muros de pago que se caen
img
Pablo Álvarez | 09-09-2013 | 17:56| 0

A estas alturas de la película (de terror) que cuenta las andanzas de la crisis de la prensa, hay ya unos 400 diarios estadounidenses con muro de pago. Y hay unos cuantos cientos muertos de toda necesidad. La cinta en cuestión llega a un momento interesante: como esa ola de muros de pago recorrió los USA hace cosa de un año, muchos de esos diarios están cerrando su primer “ejercicio” cobrando por su contenido.

Es sorprendentemente difícil saber como les va a las empresas en esa cuestión. La distribución de prensa de papel se ha recuperado algo, o eso parece, pero ningún periódico importante parece estar ganando dinero importante con sus suscriptores digitales. Y algunos de esos muros están cayendo, como leo en Newspaper Death Watch.

Ningún periódico español se ha lanzado por ahora al asunto, aunque los rumores son insistentes (o lo eran antes del verano. Ahora parecen algo parados). Yo me mantengo escéptico en el caso de los periódicos generalistas, o de aquellos regionales en mercados con mucha competencia. O sea, casi todos. Pero puede que me equivoque: en todo caso,  sería recomendable que los medios que se lancen lo hagan con mente abierta y flexibilidad. Poner todos los huevos en la cesta del ‘paywall’ es arriesgado.

Veremos.

Ver Post >
The Road: gran periodismo en internet. Y local
img
Pablo Álvarez | 06-09-2013 | 11:10| 0

Las herramientas son herramientas, y el buen periodismo, buen periodismo. Si unas y otro se juntan, sale algo muy parecido al futuro de los medios.

Reconozcámoslo: los medios digitales son más feos que pegarle a un padre. Y lo son porque, por razones de productividad, están constreñidos en unos CMS (el programita que usamos, Methode en el caso de larioja.com) que son quizá inevitablemente rígidos, rancios y poco dados a la experimentación.

Pero de vez en cuando conviene recordar lo que se puede hacer:

Aquí está The Road. Es un reportaje especial de un diario de Charlottesville, Virginia: el c-ville.com. Bastante espectacular, cierto, pero en realidad lo es por su uso de todas las herramientas del periodismo como ahora se puede hacer.

Se trata de un conflicto viejo como el tráfico rodado: unos quieren hacer una carretera, otros se oponen por los daños que generaría en el paisaje. A partir de ahí, los de c-ville hacen todo lo que hay que hacer: contexto, posiciones encontradas, vídeos, audios… Unas cuantas buenas ideas (como lelvarse a un representante de cada opción de paseo tanto por los campos en riesgo de ser asfaltados como por los atascos que sufren los conductores) y una factura gráfica sencilla pero muy efectiva.

Estas cosas se pueden hacer. Y con ellas se demuestra que la realidad es la que es: ningún medio de comunicación puede competir con internet en profundidad, espacio, multimedia, presentación y posibilidades. Sólo falta que nos vayamos dando cuenta.

Vía StreetFIght 

 

Ver Post >
Estamos en guerra
img
Pablo Álvarez | 29-01-2013 | 16:26| 0

Tener seis millones de parados es una emergencia nacional. Como una guerra, se podría decir. O una epidemia: el país está siendo atacado por un mal que requiere toda la atención, todos los recursos, todo el empeño.
O así debería ser. Porque si uno mira a su alrededor, se da cuenta de que no. A los gobernantes de esta nuestra España les está preocupando, desde hace unos años, otra cosa.
No juzguemos por las palabras, sino por los hechos. Cuando a un Gobierno le preocupa un asunto, toma medidas encaminadas a solucionar ese asunto. Veamos, pues, las medidas del Gobierno de España: subidas de impuestos, recortes de gasto social y del otro, retirada de servicios, reforma laboral que facilita el despido.


Someter a un país con problemas de paro a esa receta es como llevar a un obeso al McDonalds. La comida le gustará más o menos, pero lo que es seguro es que no adelgazará ni un gramo.
Y es así porque el Gobierno de España (y por su férreo control, también los de las comunidades) no muestra la más mínima preocupación por el paro. Preocupación de hecho, no de palabras, que ésas se las lleva el viento.
En el 2008 y el 2009 España se despeñó paro abajo. En el 2010, la cosa parecía remansarse. ¿La receta? Ajuste. La consecuencia: una nueva caída libre del empleo durante el 2011 y 2012.
Estamos, señores, en guerra. La tragedia nacional que supone que un 55% de los jóvenes españoles estén parados necesita el esfuerzo de todos y todo. Pero la consecuencia de todo lo dicho es evidente: nuestro Gobierno no cree que el paro sea el primer problema. Nuestra guerra no es la suya.

Ver Post >
A los honrados
img
Pablo Álvarez | 19-01-2013 | 10:03| 0

Queridos políticos honrados. Sé que están ustedes ahí. Conozco, de hecho, a más de uno. Tengo fe en la naturaleza humana y creo firmemente que en todo colectivo hay mucha buena gente y cuatro hijos de la gran puta; así que, sí, estoy seguro de que en la clase política pasa lo mismo. Y que ustedes, profesionales honorables de la cosa pública, son mayoría entre los suyos.

A ustedes me dirijo hoy, señores políticos de buena fe. Para acusarles, y hacerlo muy seriamente: están ustedes cargándose este país, su sistema político y la confianza de los ciudadanos en que las cosas se pueden hacer bien. No, no me he equivocado: son ustedes, los honrados, los que tienen la culpa.

Los jetas no la tienen. O sea: ellos son delincuentes, y punto. No se les puede pedir otra cosa, igual que a un asno no se le puede pedir volar. Un delincuente metido a fontanero engañará a la señora del quinto. Un caco metido a político se abrirá una cuenta en Suiza.

Pero la culpa de que eso, que ha pasado siempre y seguirá pasando, se haya convertido en un mal endémico de nuestra democracia es de ustedes, señores honrados. Porque ustedes saben, y callan. Porque para ustedes el malo es menos malo si es de sus siglas, cuando debería ser al revés: deberían estar doblemente indignados contra los suyos, por haber robado y por haber faltado a su confianza.

Si su indignación contra otros no es seguida de una igual de tajante (o más) contra los propios, no me vale. Nadie mejor que ustedes, que están dentro, para captar el olor a podrido. Si siguen tapándose la nariz, no lo duden: ustedes son culpables. Por muy honrados que se crean.

Ver Post >
La prensa digital puede ser distinta: Summly
img
Pablo Álvarez | 19-12-2012 | 18:01| 0

No es un medio, sino un agregador de medios para iPhone (anuncian versión para Android pronto). Pero es tan cómodo, tan bonito y tan pensado para el medio en el que se encuentra…

 

Se llama Summly. No creo que sea el mejor agregador que hay para iPhone, pero es una demostración de muchas cosas. La primera, de que se pueden hacer las cosas olvidando las convenciones heredadas de la prensa. Una estructura sencillísima por temas, la posibilidad de añadir  hilos según sus preferencias. Y luego, a la entrada, un sumario de unas pocas líneas y la posibilidad, si interesa, de entrar en la fuente original.


Parece evidente que una parte del futuro de los medios pasa por las plataformas móviles. Pero lo que no es tan evidente es cómo será ese futuro: si cada medio con su propia aplicación, multiplicando fuentes y haciendo al lector saltar de una a otra, o mediante agregadores como Summly: cada lector elige los temas que le interesan, y la app se los trae en un formato pensado ex profeso para el medio en cuestión.

Si me pongo a especular, creo que un poco de las dos. Los medios más de nicho (como los regionales) se adaptan menos al fenómeno agregador. Pero para la información más general,  ésa que da un poco igual de qué medio venga, las aplicaciones como Summly tienen evidentes ventajas.

Summly funciona como un tiro, aunque sólo en inglés. Y es espectacular.

Y la diseñó un chaval de 17 años.

Eso sí es espectacular.

Ver Post >
Liberad a Fernando Llorente
img
Pablo Álvarez | 18-12-2012 | 09:10| 2

Los aficionados a los deportes somos dados a las metáforas. Y a las abstracciones. Y al autoengaño: poniéndonos en la piel de esos muchachos que sudan, nos damos a pensar que lo hacen por nosotros. Más aún: que si ganan, de algún modo ganamos nosotros.

Es mentira, claro. Gana quien gana, pierde quien pierde, y cobra quien cobra. Siempre me ha divertido escuchar la palabra «mercenario» aplicada a un deportista como si fuera un insulto. Es de un candor casi tierno: le afeamos al futbolista que esté en nuestro equipo por dinero, en lugar de por amor a los colores. Que es lo lógico, parecemos decir. Como si nosotros estuviéramos en nuestra empresa por amor a su consejero delegado. (Casos habrá, no lo dudo).

Un reducto enorme de tanta ingenuidad es el Ahtletic Club de Bilbao. Allí, a la mistificación normal de los aficionados futboleros se une un componente de terruño que en el resto de los clubes ya ha desaparecido. Los leones son «nuestros», dicen, aunque ese posesivo se estire como un chicle según las conveniencias.

Tanta ingenuidad como se respira en San Mamés lleva a que, luego, el choque con la realidad sea más doloroso. Que se lo digan a Fernando Llorente. El chico tiene ya 27 tacos, no es un niño caprichoso. Lleva mucho jugado y mucho sudado.

Ahora resulta que quiere irse a jugar a otro lado. Cosas que tiene la libertad, mira: hasta nuevo aviso, la gente tiene derecho a decidir dónde trabaja.

Que la afición se autoengañe, borracha de mitología, vale. Que lo hagan los gerentes de un club es otra cosa. Dejémonos de tontadas: Llorente tiene derecho a irse. Lo demás, txorradas.

Ver Post >
TeleMadrid: cómo acabar con un servicio público
img
Pablo Álvarez | 17-12-2012 | 08:47| 0

Ahí va un vídeo denuncia que tiene, entre otras, la virtud de la producción: muy muy divertido.


Lo peor: darse cuenta de que el diagnóstico que hace de lo que ha pasado con las cadenas públicas españolas es muy muy plausible.

Ver Post >
Buenas lecturas (9-XII)
img
Pablo Álvarez | 09-12-2012 | 09:15| 0

Mi favorito de la semana es un artículo de Poynter, en el que un periodista americano cuenta cómo reaccionó cuando el protagonista de uno de sus artículos (un falso pastor, estafador y mentiroso al que desenmascaró) se suicidó. Realmente interesante.

Pero hay mucho más.

POR AQUÍ

  • 10 cosas que pasarán en 2013 (eCuaderno)
  • A toro pasado: gracias, The Daily (TabletArmy)
  • ¿Qué falló en ‘The Daily’? Cuatro lecciones para no meter la pata (233Grados)
  • Las redes sociales hoy (PaperPapers)
  • Diarios contra Google: Pelea por el negocio de la información (Periodistas21)
  • Informe Nielsen sobre redes sociales 2012 (1001Medios)
  • Indicadores del fin de la era del papel (EnriqueDans)
  • La redacción de FT Alemania cierra y pide perdón con una foto sorprendente (233Grados)
  • La periodista que esperó 65 años a que su historia fuera publicada (ClasesdePeriodismo)
  • Víctimas de El Mundo Today (SilviaCobo)
  • Televisión: el negocio del prejuicio (Yorokobu)

POR ALLÍ (EN INGLÉS)

  • ¿Game changing? ¿Un futuro gratis en iPad para los periódicos? (PaidContent)
  • The Economist desvincula las suscripciones digitales de las impresas (PaidContent)
  • ¿Qué le toca ahora a la prensa? Ellos tampoco lo saben (ReflectionsOfANewsosaur)
  • Qué hacer cuando el protagonista de tu noticia se suicida (Poynter)
  • Por qué los periodistas deberían explorar la parte de negocio de las noticias (Poynter)
Ver Post >
Desgracia española
img
Pablo Álvarez | 08-12-2012 | 08:49| 0

Cada país tiene sus desgracias. En Hungría, por ejemplo, tienen un ramalazo facha que les viene de cuando gaseaban judíos con alegría, aprovechando que los nazis pasaban por allá. En Italia llevan a cuestas la Cosa Nostra, que se come un porcentaje nada pequeño de la riqueza nacional mientras soborna políticos y mata jueces alternativamente. En Estados Unidos tienen un sector de la población que aún cree que la Tierra es plana, que Obama nació en África y que la ONU manda helicópteros negros a vigilar Texas.

En España tenemos ministros de Educación.

De todas las tristezas que nuestra amojamada clase política nos da, la de la Educación es una de las más perennes. Que nuestros dos grandes partidos alternantes no sean capaces de llegar a un acuerdo sobre un asunto así desvela su escala de intereses: primero los suyos, luego los suyos, y después… los nuestros no.

En España, cada ministro de Educación quiere su ley. Si es modesto, se conformará con su reformita, su asignaturita, su cosita. Si es ambicioso, será peor: creará una norma con cinco letras de acrónimo, en la que procurará reinventar la rueda haciendo de su capa un sayo.

Que los ciclos cambien cada diez años, los exámenes se muevan de un lado a otro, los currículos se expandan o contraigan a voluntad. Que, mientras, lanzamos el asunto de la religión o el de la lengua por delante: para qué hablar de Educación, si podemos chillar sobre el catalán o los curas.

Nada mejora el panorama que el ministro sea un histrión amigo de la gresca. Más bien lo contrario: pobre escuela española.

 

Columna publicada en Diario LA RIOJA

La imagen es de El Jueves

Ver Post >
Sobre el autor Pablo Álvarez
Usuarios Únicos trata sobre el periodismo en internet, los periodistas en internet e internet en internet. Reflexiones sobre el nuevo mundo, desde el más viejo de los mundos: la redacción.Lo escribe Pablo Álvarez, jefe de Actualidad de larioja.com