La Rioja
img
Etiqueta: Rioja Alta
Guillermo Aranzábal: «Que un vino esté más o menos tiempo en bodega no implica por sí más calidad»
img
Alberto Gil | 28-09-2017 | 18:30 |0

75 años. Viña Ardanza, la marca más emblemática de Bodegas La Rioja Alta, SA, tiene el mérito de compartir el paladar y el gusto de varias generaciones. En la actualidad, la referencia supone el 30% de los ingresos de la compañía vitivinícola -con bodegas, además de la matriz de Haro, en Labastida (Torre de Oña), Rías Baixas (Lagar de Cervera) y Ribera del Duero (Aster)-: «Es la etiqueta que nos ha dado a conocer en el mundo», explica Guillermo de Aranzábal, presidente de la compañía. Viña Ardanza cumple, hoy precisamente, 75 años desde el registro comercial de la marca y la bodega, La Rioja Alta, SA, que fue fundada 52 años antes (en 1890), se está volcando en presentaciones y catas, además de lanzar una colección privada de este vino de Rioja con estilo propio.

-¿Qué significa Viña Ardanza para el grupo La Rioja Alta?

-Es, desde luego, nuestro buque insignia. Nos ha abierto puertas en todo el mundo, hasta el punto de que un tercio de toda la facturación del grupo procede de ese vino. Mucha gente sigue pensando que la bodega, La Rioja Alta, se llama Viña Ardanza.

-Desde su origen, el vino permanece fiel al ‘coupage’ de tempranillo de La

Ver Post
Viticultura al extremo: Rioja Alta tras la helada
img
Alberto Gil | 09-08-2017 | 16:50 |0

Mientras los tempranillos más precoces están casi listos en el extremo oriental de Rioja, en el límite occidental aún están enverando. La heterogeneidad madurativa por parcelas e incluso por cepas marca una de las campañas más difíciles en La Rioja Alta.

A la izquierda, tempranillo casi listo de Aldeanueva. A la derecha, un racimo de La Rioja Alta más occidental y, junto a éste, otro en la misma cepa cuyos granos aún no han comenzado a cambiar de color, lo que muestra las diferencias madurativas extremas.

A la izquierda, tempranillo casi listo de Aldeanueva de Ebro. A la derecha, un racimo de La Rioja Alta más occidental a medio enverar y, junto a éste, otro en la misma cepa cuyos granos aún no han comenzado a cambiar de color, lo que muestra las diferencias madurativas extremas.

Habitualmente poco tiene que ver la situación del viñedo de un extremo al otro en una denominación tan amplia como Rioja que alcanza ya las 65.000 hectáreas de viñedo. En cualquier caso, en esta ocasión, la diferencia es prácticamente extrema y, mientras los tempranillos de la zona oriental están cada vez más cerca de estar a punto, en La Rioja Alta en algunas zonas acaba de comenzar el envero (40 días hasta la vendimia) y, sobre todo, el desequilibrio madurativo por fincas, parcelas y cepas es impresionante: «La heterogeneidad está incluso en cada

Ver Post
Juego de tronos (II)
img
Alberto Gil | 08-06-2017 | 09:41 |0

juego_de_tronos_serie_de_tv-293142110-largeCooperativas y Asaja, las mismas organizaciones que hace dos años decidieron en un momento crítico convertir en una pantomima digna de Juego de Tronos el primer mandato histórico del sector productor de Rioja en el Consejo Regulador, han paralizado, de momento parece, el desarrollo de los vinos municipales y de los vinos de subzona. Mientras la amenaza secesionista perdía fuelle, incluso político, las dos principales familias del sector productor vuelven a alimentar el fuego de dragón.

En Rioja conviven dos tipos de viticulturas, la mecánica y la manual, y, aunque en todas las zonas ambas están presentes, es en el entorno del valle en Aldeanueva y Alfaro y la ribera Navarra, donde producir uvas, y por tanto elaborar vinos, es más barato que en otras comarcas. Los vinos de subzona, y también los de pueblo, están regulados por el pliego de condiciones de Rioja. La primera indicación la emplean 126 bodegas (sólo una de La Rioja Baja) y la segunda la podrá utilizar cualquier que lo solicite formalmente, lo apruebe o no el pleno. En este sentido, su regulación es importante porque puede convertirse en un coladero y cargarse la pretendida y objetiva

Ver Post
Paisajes Culturales del Vino: la 'zona cero'
img
Alberto Gil | 24-04-2013 | 11:10 |0

La inclusión en la lista indicativa de la Unesco de la candidatura Paisajes Culturales del Vino ha encendido la comarca de La Rioja Baja y ha evidenciado una falta de información sobre lo que Gobierno vasco y riojano pretenden. Vista la situación actual del paisaje vitícola riojano y la desprotección legislativa ante casos como la subestación eléctrica de Haro, las autopistas, carreteras, gasoductos, concentraciones parcelarias, reestructuración de viñedos, etc., me parece a priori difícil lograr que la Unesco nos conceda la protección que nosotros no hemos dado a nuestro entorno ni a nuestros mejores viñedos. Pero, al margen de esta cuestión, el Gobierno riojano no ha jugado, ni mucho menos, bien las bazas. El desconocimiento de la candidatura por parte de todo el sector, Rioja Alta incluida (no sé si sucede lo mismo en la Alavesa), es absoluto.

En primer lugar, nadie sabe qué implica la declaración para aquellos viticultores incluidos en la zona geográfica protegida: ¿se limitarán determinadas prácticas de cultivo?, ¿se limitará la construcción de caminos, infraestructuras?, ¿se exigirán determinadas restricciones en la producción o elaboración?…

Ver Post