Blogs

Teri Sáenz

Chucherías y quincalla

UN PARTIDO PERFECTO

    En cuestión de deportes me alineo con el equipo de los tibios. Ni se me caen las lágrimas con los extremos de regate fino y golpeo seco, ni vomito cada vez que el locutor ruge cuando hay gooooooool en La Condomina. Veo los partidos  como quien observa el paisaje desde la ventanilla del tren, pero las tardes de domingo friego los platos con la contundencia de un central si la radio me lleva por toda España de estadio en estadio. En resumen: empate a cero con algún remate al palo sin consecuencias.
    La lluvia intensa de balones que cae estos días ha hecho replantearme el esquema de juego. Sobre todo, por esa imposibilidad de huir del fútbol total que hace que todas las televisiones sean ‘La televisión del Mundial’, que oéoéoéoé se haya convertido en poesía y que hasta en las conversaciones de ascensor se cuele algún comentario del tipo «Ya decía yo que Aragonés debía poner a Cesc en la medular».
    Pero hay más. Soporto mal que descuadren los rostros que me contaban las noticias. Que las periodistas luminosas ahora se embarren en comentarios sobre el 4-4-2 de Togo o que el nivel de idolatría con algunos personajes llegue hasta los altares cuando a otros no se les perdona ni el haber nacido.
    En vista de este ataque sin tregua he apagado la radio y la televisión y me he atrincherado en Internet. Y Cuando el partido parecía más atascado, resulta que he encontrado aquí mi particular oasis. Las retransmisiones a través del ordenador me han reconciliado con el fútbol. Solo en mi habitación, sin comentaristas estridentes ni repeticiones a cámara lenta, alguien va escribiendo cada incidencia sobre el monitor (min. 72. «Vaya sprint de Mensah con Johnson por la izquierda. Reaccionó rápido el central». min. 74. «Otra vez Pimpong, el mejor del equipo, en una acción en solitario») dando al espectador/lector la ocasión que se pierde en todos los encuentros: jugar en su imaginación el partido perfecto sin temor a una lesión. Ni siquiera cerebral.

Temas


junio 2006
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930