Blogs

Teri Sáenz

Chucherías y quincalla

Lo pensaré


blancook

El caso Alcasser tenía fácil limitarse a apilar el ingente material de derribo que generó la tragedia de Miriam, Toñi y Desirée. Aliñarlo con un par de entrevistas en retrospectiva y dejar que la apelación al recuerdo que conmocionó a un país entero elevara la audiencia por inercia. Sin embargo, la serie de Netflix va mucho más allá. Su virtud (una de ellas) en términos de lenguaje audiovisual reside en construir un relato propio a partir del relato original. Sustituir el morbo por la relación de datos y reconvertir el testimonio actualizado de los que se prestan a la evocación en eslabones de la narrativa.
Ni Fernando García es el padre obsesionado con una versión alternativa de lo que pasó, ni Ricart el condenado por un crimen lleno de zonas en sombra. Ambos son los actores principales de la historia sobre la historia de Alcasser, cuyo pulso no se entiende sin la intervención de otros secundarios nucleares. Ahí está Luis Frontela, el forense con el que García buscó la pátina de verosimilitud científica a su teoría. Mauricio Anglés y su chulería quinqui; la infamia “prime time” de Nieves Herrero; la vecina anónima con bata de guatiné que atisbó el coche blanco en el que se montaron las chicas una noche fatal.
El que más cerca está en ese “casting B” de competir con los protagonistas es Juan Ignacio Blanco. El recuerdo preadolescente de quienes lo vimos en directo a través de la televisión lo trae a la memoria enjuto, con perilla, extremadamente serio y con un traje desentallado. Sentado al lado de Fernando frente a Pepe Navarro, engrosando cada noche una escalada de barbaridades mientras le temblaba la mano con que sujetaba “dossieres”. Su reaparición en la serie es estelar. Demacrado, sobre un plano en penumbra, el periodista y criminólogo, como le rotulaban en Esta noche cruzamos el Mississippi, se reafirma en las niñas como víctimas de ricos pervertidos para una “snuff movie” de la que asegura tener una copia. La frase que Blanco pronuncia cuando el periodista le incita a mostrar esa cinta –”Lo pensaré”– es antológica. El clímax de un relato que solo podía superar otra muerte: la suya propia en pleno éxito del documental.

Fotografía: EFE


agosto 2019
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031