Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

Recital de cámara y 'layez'

La nueva programación clásica de Riojafórum es de ensueño (Marriner, Arteta, Shaham, Maazel, Concertgebouw, Wagner), y el pasado viernes muchos melómanos rebosábamos la misma satisfacción: al fin en Logroño eventos musicales propios de una Gran Ciudad. Pero hubo un par de cosas que aún olían a aldea. En todos los teatros del mundo son inevitables los coros de toses y solos de señora mayor desenvolviendo un caramelo en pleno pianissimo. Lo que nunca habíamos visto en un recinto de esta categoría es un quinteto de cámara (de fotos), agazapados entre las primeras filas y el escenario, disparando sin cesar contra la cantante como paparazzi acosando a una famosa del corazón, en un incesante bombardeo que distrajo ostensiblemente a la soprano y molestó al público. Podemos aceptar que un informador gráfico obtenga un par de fotos desde una distancia discreta pero, ¿qué sentido tiene retratar cien veces a una cantante metiéndole el teleobjetivo hasta la laringe? La segunda nota disonante del concierto fue el insólito espich que nos largó la titular de Cultura desde el escenario. Para que nos enterásemos de que los artistas habían dedicado su gira a la memoria de Victoria de los Angeles habrían bastado las emotivas palabras de Arteta antes de su Cant dels ocells. Pues no señor, tuvo que salir una señora del gobierno que no venía en el programa a mostrarnos lo puesta que estaba en Victoria sonrojándonos al pronunciar lied ‘layez’, al nombrar una extraña ópera wagneriana llamada ‘Tarjansen’, o algo así, y al recordar de oído un «memorable» recital de la legendaria soprano en el Logroño de los 80, que lo fue porque los cuatro gatos que fuimos a escucharla no olvidamos la vergüenza que pasamos. Podía haber aprovechado la cuña publicitaria para instruir al respetable que aplaudir mientras toman asiento los músicos o entre los movimientos de una sinfonía es propio de pueblo donde cae una orquestina cada cinco años. Como este no es ya, por fortuna, el caso de Logroño, demostrémoselo a los grandes artistas que van a desfilar por esta magnífica sala de conciertos evitando que cosas así se repitan.

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor


Contenido Patrocinado