Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

De tripas corazón

Hace poco ojeé el ranking de las neotaifas por nivel de renta y me sorprendió comprobar que en ninguna del pelotón de los pobres (Andalucía, Extremadura, La Mancha, Galicia y Asturias) gobernaba el PP, mientras que prácticamente en ninguna de las de cabeza (País Vasco, Cataluña, Baleares, Madrid, Valencia y La Rioja) lo hacía el PSOE. Especialmente llamativo era que en las comunidades ya fijas en la cola (Extremadura y Andalucía) mandara el PSOE con mayoría absoluta desde hace cinco lustros, pues lo sensato sería que los ciudadanos con peor nivel de vida del país echasen a los gobernantes que una legislatura tras otra demuestran su incapacidad para mejorar las cosas. Pero en este país nuestro el personal parece que no vota con el cerebro sino con las tripas. Tal sucedió el 14-M, cuando las encuestas anunciaban una reválida electoral del PP que seguramente se hubiera producido de no ser por las brutales acciones terroristas de la víspera. Pero las vísceras de los españoles, revueltas por las terribles imágenes de los trenes reventados en beneficio de una oposición que veía incrédula cómo el poder le caía derechito a las manos llovido de un cielo ennegrecido por el humo de los bombazos, las vísceras digo, votaron echar ipso facto al gobierno porque alguien tenía que pagar aquel horror. Veo hoy un sondeo de intención de voto de los riojanos en las próximas autonómicas y municipales, y alucino con el vaticinio de mayoría absoluta del PP no ya en La Rioja sino en la capital. Medio Logroño es un socavón ruidoso y polvoriento, ¿y el partido que dirige el Ayuntamiento aún gana votos? Si fuera cierto con la Gran Vía hecha una trinchera, ¿qué ocurrirá cuando sea un flamante paseo? Aquí se tambalea mi teoría del voto digestivo versus cerebral, porque lo razonable sería que los ciudadanos estuvieran hasta sus más recónditas glándulas de tanta obra incomodadora y la emprendiesen a votos contra los culpables. Sólo se me ocurren dos explicaciones al fenómeno,: 1) el PP lo está haciendo brillantemente bien en el gobierno y el maduro votante riojano sabe apreciarlo y votar con la cabeza, no con el abdomen, mientras que el PSOE lo está haciendo rematadamente mal en la oposición y no es capaz de socavar el poder de su rival ni aprovechando el ejército de excavadoras desplegado por la ciudad y 2) la encuesta es una filfa. Es fácil adivinar cuál es la correcta para unos y otros. ¿Y para usted, amigo lector? Desactive las otras vísceras y conteste con el corazón en la mano.

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor