Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

Participación

Para atajar una gravísima emergencia nacional por el caos económico, el presidente estadounidense Franklin Delano (así, todo seguido) Roosevelt solicitó tres meses de confianza al Congreso para promulgar de urgencia las leyes que contuvieron los devastadores efectos de la Gran Depresión. Así nació la cortesía de los cien días que hoy se concede a todo gobernante recién nombrado, y que otorgaríamos al nuevo gobierno riojano si no fuera porque tardó bastante menos en anunciar las dos cosas, íntimamente relacionadas, que mejor sabe hacer el partido que lo sustenta: subir la presión fiscal y aumentar el gasto público. Pues ya sólo para financiar el aumento de su organigrama (con un 36% más de altos cargos que el gobierno anterior, más sus equipos) habrá que esquilmar más aún a los riojanos.

Los gobernados podemos entender a qué se dedican las direcciones generales de cosas como Educación, Agricultura y Ganadería, Salud Pública, Dependencia, Infraestructuras, Tributos, Cultura y Turismo o Deporte y Juventud (aunque no tanto que estas dos últimas se desdoblen en cuatro). Pero, ¿las de Biodiversidad, Igualdad, Transparencia, Cambio Climático, Diálogo Social, Participación o Cooperación? Puestos a gestionar competencias etéreas, ¿por qué no de Solidaridad, Libertad, Fraternidad, Esperanza, Caridad, Fortaleza o Templanza?

Las administraciones deben surgir y crecer por la necesidad de organizar y regular una actividad o necesidad ciudadanas preexistentes. Lo anómalo es inventarse de la nada un recurso administrativo tan importante como una Consejería y ya se verá luego qué administran y dónde los metemos. Es lo que ha hecho el ejecutivo riojano para pagar el voto que les permitió ocupar el Palacete, aunque una de las dos direcciones generales que cuelgan de la consejera que lo emitió la ocupe un esqueje de cepa manchega injertado en cuña en tierra riojana que ha dado muestras de indignidad para calentar el sillón donde lo ha instalado su pupila. ¿Imaginan el futuro político de un concejal derechas tras tuitear que de la bonita piel de la presidenta Andreu se podría sacar un precioso abrigo de zorra?

Ahora bien, si por «participación» entendemos la parte que se posee en un negocio o que se juega en un número de lotería, entonces tiene sentido, porque este «hombre de negro», blanqueado por el tercer premio del sorteo autonómico del 26 de mayo, posee el 1,85% (la 54ª parte) de las acciones del nuevo gobierno. Roma no pagaría a traidores pero Rioja se conoce que sí a impresentables oportunistas. Y arrepentirse no basta. El perdón de los pecados exige además cumplir una penitencia y para imponerla en este caso aún quedan muchos días hasta los cien de confianza que, casualmente, vencen el 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción. Hasta entonces, pues.

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor