Blogs

Fernando Sáez Aldana

El bisturí

Una ventana de oportunidad

El año nuevo es tiempo de buenos propósitos, dietas de adelgazamiento, planes de ahorro y demás autoengaños pasajeros, pero un servidor se ha propuesto en serio desarrollar capacidades de comprensión, empatía y tolerancia, y qué mejor ejercicio que intentar ver con mejores ojos al gabinete de extrema izquierda que, una vez consumada la pareja de lecho PSOE-UP y demás compañeros de cama, comenzará a gobernar tras su luna de hiel con ministerios desdoblados para colocar a los advenedizos recién llegados a la casta. Pienso esforzarme en otorgarle confianza aunque este monstruoso gobierno bicéfalo (pues posee dos cabezas) y vicefálico (también dos miembros muy viriles) no rechace la secesión de Cataluña y el País Vasco pero sí la economía de mercado, treinta años después del hundimiento de la doctrina socioeconómica que solo acarreó ruina, atraso y tiranía allí donde se impuso, y que solo conservan férreas dictaduras como Corea del Norte, Cuba y China, paraíso del capitalismo más salvaje del planeta.

Reconozcamos que, a pesar de los agoreros, parafachas y nacionalistas españoles que lo criticamos, el nuevo gobierno ha ilusionado a muchos votantes y desde luego a los líderes de los partidos que lo han apoyado. Como el terrorista Arnaldo Otegui, sin el «ex» por delante porque no ha pedido perdido perdón a sus víctimas, que lo justifica porque «abre una ventana de oportunidad», entiéndase a la independencia de su terruño. Previa toma de dos primperanes, léanse la entrevista que le hizo The Guardian a este despreciable sujeto ahora convertido en uno de los sostenes de los dos machos alfa del nuevo gobierno, donde denuncia la violenta represión autoritaria y antidemocrática del Estado español hacia los desdichados pueblos catalán y vasco sometidos «con puño de hierro». Otro ilusionado es el republicano Junqueras, convicto y encarcelado, quien ve en él otra ventana de oportunidad para la independencia de su terruño, envalentonado por la ayuda a su causa de las instituciones europeas que tanto daño están haciendo a España, menuda mierda pinchada en un palo la «Unión Europea».

Pero, empatizo: ¿y si llevan razón? ¿Si «la soberanía nacional» no valiese un comino? ¿Si esos terruños fuesen naciones sojuzgadas con derecho a la autodeterminación? ¿Si los tribunales españoles fueran unos incompetentes? ¿Si «los enemigos del comercio» merecieran otra oportunidad en el poder? ¿Si quienes queremos a España como el Estado-nación que es desde hace cinco siglos fuésemos facciosos nostálgicos del pasado opuestos al progreso de la sociedad? A lo mejor el etarra irredento y el sedicioso malversador tienen razón y este gobierno antisistema va a abrirnos de par en par una gran ventana de oportunidad: la de tirarlos a todos por ella en las próximas elecciones, quizá no muy lejanas.

 

Temas

Por Fernando SÁEZ ALDANA

Sobre el autor