Blogs

Mayte Ciriza

Que quede entre nosotros

Un poquito de por favor

Después de una tarde extrañamente zalamero, me asalta mi hijo diciéndome que muchos de sus compañeros de clase tienen tele en la habitación y que, si no, con no sé qué aparato en el ordenador podría verla.
Por supuesto, le dije que lo que nos faltaba. Antes los hijos preguntaban a sus padres ¿qué ponen hoy en la tele?, hoy son ellos los que deciden qué ver o en qué pantalla estar. ¿Qué modelo les estamos transmitiendo? El problema es que los niños aprenden por imitación: mucho más que lo que les decimos, les influye lo que hacemos, o lo que hacen sus hermanos, o sus amigos. Por eso, cuando no tienen las cosas claras, cuando no tienen modelos ni normas y cuando lo único que se comparte con ellos es ir de compras una vez por semana al centro comercial, las consecuencias pueden no ser las deseadas.
Es importante marcar un camino, que sea, eso sí, lo suficientemente ancho para que puedan moverse y seguirlo con holgura, pero que sea claro. No hay educación posible sin disciplina, que tan mala fama tiene, pero que, sin pasarse, es necesaria en la educación y en la familia.
En definitiva, dar más a nuestros hijos en el plano material no es quererles más, ni educarles mejor. Antes bien, deberíamos hacer un esfuerzo por atender otras prioridades que en el contexto de la sociedad actual pueden demandar nuestros hijos: más compañía, más comunicación, más cariño, cosas que no se pueden comprar, pero que tienen un valor incalculable.
Le dije a mi hijo que si quería también un frigorífico en la habitación; así no teníamos ni que vernos en la cocina. Mi santo, que se lo lee todo, me pasa una entrevista de este fin de semana, al famoso pediatra Eduard Estivill (el autor de Duérmete niño), en la que se escandaliza de que haya chicos que tengan en su habitación, no ya una tele o la playstation, sino ¿un microondas!. Definitivamente, la realidad supera a la ficción. ¿Y un poquito de cariño en la relación con los hijos? ¡Un poquito de por favor!.

Temas

Por Mayte CIRIZA

Sobre el autor