La sopa | Entre visillos - Blogs larioja.com

Blogs

María Antonia San Felipe

Entre visillos

La sopa

Que quieren que les diga queridos lectores, que casi se me corta la sopa que estaba haciendo para el día de Reyes mientras escuchaba en la radio el debate de investidura. Casi tengo que tirarla a la basura igual que las derechas (tallas L, XL y XXL) habían tirado la educación, el respeto y la tolerancia. Tanto invocar la Constitución para luego olvidarla en el trastero de la historia. ¡Gobierno ilegítimo!, ¡presidente felón!, ¡filoetarra!, ¡vendepatrias! Así llaman a un presidente fruto de lo que votaron los españoles libremente. Si esto se dice desde la tribuna imaginen lo que se dirá por lo bajo o lo que se piensa en el silencio del odio que solo escucha a las vísceras. En fin, ¡qué espectáculo! Todo vale para crear tensión en la calle porque solo en el enfrentamiento algunos encuentran camino para sobrevivir políticamente. Lo de menos es España. Quienes tanto dicen amarla consiguieron incrementar exponencialmente el número de independentistas sembrando cizaña. Ellos, con Rajoy a la cabeza, son los que con su falta de visión y sus errores envalentonaron al independentismo. Nunca dos enemigos se necesitaron tanto. Son las tres derechas las que no han querido facilitar un gobierno que no dependa de quienes quieren romper España.  ¡A ver quién consigue parar ahora a dos nacionalismos envalentonados! Ardua tarea superar las diferencias ideológicas pero mucho más difícil superar el odio.

Estos días, rememorando los felices años 20 del siglo pasado alguien ha recordado cómo tras la Primera Guerra Mundial, el compositor francés Claude Debussy se lamentaba ante un amigo: ‘¿Cuándo se agotará todo este odio?’. No esperaba una respuesta. Ya sabemos en qué caldo se fraguaron los totalitarismos hace cien años. Así que prudencia, señores diputados que a este paso pasarán a la historia no solo como maleducados sino como líderes que solo lo son porque así se autoproclaman ustedes.

La fórmula de tildar al gobierno de “ilegítimo” ya la ensayó el PP cuando perdieron las elecciones de 2004, tras los atentados del 11-M. A tres días de las elecciones pretendieron engañar a los españoles sobre la autoría del atentado. Hoy, el terrorismo etarra, que ya no existe, es resucitado y manipulado como argumento para bloquear la formación de un gobierno al que ellos no pueden acceder. No cuentan con votos suficientes ni siquiera sumadas todas las derechas de este país. Como solo se crecen en la bronca y no buscando lo mejor para los españoles, esta legislatura va a ser una trinchera dialéctica y de agitación en la calle. Este es el objetivo.

Como el uso del terrorismo les resulta insuficiente ahora utilizan al Rey que, como Jefe del Estado ha de serlo de todos cumpliendo su misión constitucional. Seguro que Felipe VI estará estos días temblando de tantas declaraciones de amor en público. Ya le habrá advertido su padre que hay amores que matan y que estos Vivas al Rey son en realidad cuchillos sobre su propio futuro, como con acierto ha apuntado el PNV. Aitor Esteban, uno de los mejores parlamentarios, ha advertido al PP, a Vox y a Ciudadanos que su utilización de la figura del monarca “es un flaco favor al Rey y a su neutralidad constitucional. Intuyo que no estarán muy contentos en Zarzuela, porque lo que han hecho con su torpe defensa y sus reproches es identificar al jefe de Estado con su postura. En definitiva, lo que buscan es enfrentar la jefatura del Estado con la jefatura del Ejecutivo”. Así es, ese es el objetivo, utilizar al Rey en su provecho obviando que es el Rey quien, tras el resultado electoral, ha propuesto la candidatura de Sánchez porque es la única posible.  

Afortunadamente cuando terminó el debate no se me había agriado el ánimo ni la sopa. Salí a la calle y no vi grietas que acrediten que se haya roto España ni creo que lo haga en los próximos cuatro años. Dice Plutarco que no hay nada más digno y más hermoso que mantener la calma ante un enemigo que nos injuria. Que tome nota el gobierno y que la oposición recuerde que cuatro años a este ritmo puede romperles los nervios. No olviden que en los mercados se venden tilas y paciencias.

María Antonia San Felipe

Sobre el autor

Funcionaria. Aficionada a la escritura que en otra vida fue política. "Entre visillos" es un homenaje a Carmen Martín Gaite con esa novela ganó el Premio Nadal en 1957, el año en que yo nací.


enero 2020
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031