Blogs

Nuria Alonso

Esfera de cristal

Redeando

Cuanto más conozco las redes sociales, menos me gustan. Puedo parecerles tajante pero es que me preocupa tremendamente el repositorio de odio feroz en el que están mutando estos recursos de Internet. Más allá de comportamientos delictivos en los que debería entrar de oficio nuestra sobrecargada Justicia, se está convirtiendo en triste costumbre volcar cualquier opinión, comentario o disgusto personal sin ningún tipo de filtro con el único afán de atizar gratuitamente al discrepante. Bajo el escondrijo de falsos (o anónimos) perfiles se escudan muchos odiadores profesionales que no tienen más quehacer que divulgar discursos ‘anti’.

Tampoco no importa mucho el contenido ni tampoco la postura. Sea sobre política, religión, gastronomía o postureo animal, siempre hay algún energúmeno que se dedica a marear al usuario respetable con comentarios malsonantes y opiniones maledicentes. Ante tanta inquina, entiendo que haya pseudomedios interesados que aprovechan esta peligrosa tendencia para generar repercusión y ‘blanquear’ las polémicas artificiales hasta convertirlas en temas de la agenda pública. Allá ellos (y los que les dan bola) con su ética.

Lo que realmente me entristece y me indigna es que sea el propio consumidor de redes (y de medios) el que, confundido, se retroalimente con falsedades, omisiones y medias verdades para terminar con un cabreo monumental sin saber muy bien cómo ni por qué. El freno a las fake news ha de partir de los profesionales ofreciendo noticias que son noticias. Pero también deben estar alerta los receptores potenciales de dichos mensajes. Tolerarlos y difundirlos deben ser hábitos que desterrar. Por higiene.

Temas

Sobre el autor

Es periodista de Diario LA RIOJA desde el 2004. Ha cubierto información local, deportiva y cultural. En la actualidad es editora de la sección de Culturas y Sociedad y Edición.


diciembre 2019
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031