Blogs

Jorge Alacid

Línea de puntos

Misterios riojanos

Escaños del Grupo Popular y del Gobierno, en el Parlamento riojano. Foto de Sonia Tercero

«La realidad es un pozo de enigmas» (Carmen Martín Gaite)

 

Una semana en la vida pública de La Rioja siempre será pródiga en misterios, según impone la norma consagrada en el postsanzismo. Así como el anterior inquilino del Palacete tenía vetada toda posibilidad de sorpresa, con sus sucesores ocurre lo contrario. La política se ejerce como carrusel, tobogán, montaña rusa… Siempre hay alborotos.

Misterios luminosos. Luz, más luz. El lunes amanece bajo la tenebrosa iluminación que arrojan desde la Cámara de Comercio esos misteriosos seres que desde el anonimato se postulan en un correo electrónico sin firma (cuyo servidor se aloja ¡¡¡en California!!!) contra la pretensión de Jaime García-Calzada de ocupar el trono que dejará vacante José María Ruiz Alejos. Por la FER reaccionan con absoluta discreción, aunque hay quien deja caer que detrás de la maniobra podría encontrarse cierto empresario logroñés, habitual de los juzgados. Cuya ocupación principal parece residir en la defensa incondicional del actual presidente de la Cámara, puesto que tiende a enviar correos de esa naturaleza en su defensa con alguna asiduidad. En uno de ellos, no hace tanto, animaba a ciertos comerciantes a anunciarse en cierto medio de comunicación. Que por cierto no es éste. El aludido lo niega. ¿Quién juega por lo tanto a hacer el trabajo sucio en favor de quienes pretenden frenar el acceso de García-Calzada a la Cámara? Misterios. Pero alguna luz ya se ha hecho.

Misteriosos gloriosos. Avanza la semana. Más misterios: quién se sitúa detrás de la encuesta que días atrás preguntaba a los riojanos sobre sus preferencias en intención de voto. El CIS, receptor de alguna sospecha, desmiente su autoría: un portavoz de ese organismo recuerda que sondeos de esa naturaleza sólo se acometen, en su caso, cuando ya hay elecciones convocadas. «Cosa que ahora no sucede», avisa. ¿Solución al enigma? Confidencias de mediodía en un café de Logroño. Para quien comparte cavilaciones en esta mañana invernal, pretoriano de José Ignacio Ceniceros, la noticia suena a gloria bendita: porque esa encuesta no es del PP, al menos del sector oficial, donde por otro lado asegura que reinan la paz y la armonía. Un dichoso paisaje que atribuye a la condición de su jefe de candidato indiscutible a las regionales, mientras que por el Ayuntamiento no tienen tanta suerte: en el edificio de Moneo, alerta, aún no saben quién encabezará la lista municipal. ¿O sí? Más misterios.

Misterios dolorosos. «De verdad que esto ya duele», se confiesa un alto dirigente del PP, poco o nada fan de su actual dirección. «Este no es mi partido. O no es el partido que yo conocía», añade. ¿A qué se refiere? A que acaba de enterarse de otra deserción/destitución/o como se llame el adiós de Regina Laorden a su acta de parlamentaria. Si esto es la felicidad de que hablan los fieles de Ceniceros, qué será su contrario, viene a preguntarse en voz alta. La versión oficial sólo convence a los convencidos de antemano: para los críticos, el relevo de Laorden debe anotarse como otra muesca más en el balance de bajas que achacan al talante vengativo de sus dirigentes.

Misterios gozosos. En este valle de lágrimas, ningún actor político parece divertirse. Salvo Ciudadanos. Ahí sí que gozan. Gozan como saben hacerlo quienes tienen ante sí un futuro promisorio, repleto de bienes, desbordante de escaños, concejalías y altos cargos. Un porvenir inundado de afiliados, que tocan al timbre de la sede naranja con el mismo entusiasmo con que huyen a nivel nacional de las siglas del PP. ¿Sucede también este fenómeno a escala riojana? Con la sonrisa propia de quienes notan a favor el viento de la historia, los seguidores de Albert Rivera asienten. Sí, por La Rioja se anuncia trasvase de militantes; alguno, avisan, de cierto rango municipal.

¿Quién será?

Misterio. Pero misterio gozoso.

 

Diputados riojanos, muy cumplidores
El diario ABC publicó la semana pasada una alarmante estadística de inasistencia a los plenos de la carrera de San Jerónimo por parte de sus señorías. Una escandalosa relación de ausencias, donde, por el contrario, no figuraban los diputados por La Rioja. Según su recuento, los parlamentarios riojanos destacan por su elevado cumplimiento a las obligaciones de su cargo. Sólo uno de ellos, Emilio del Río, faltó a una sesión plenaria, la número 40. ¿Conclusión del rotativo madrileño? Que tanto Del Río como César Luena, Mar Cotelo y Sara Carreño se encuentran «entre los más aplicados de la Cámara, a bastante distancia».

El disputado voto de la ley D´Hondt
Llegó Pablo Simón y mandó parar: porque sólo si se detiene el perverso efecto de la ley D´Hondt, profetiza el politólogo arnedano, triunfará un panorama político en toda España dominado por una proporcionalidad más ecuánime. Así lo aseguró en Logroño durante la presentación de su nuevo libro sobre ‘El muro invisible’ que acecha a la generación milenial, un mensaje que prodigó por prensa, radio y televisión. ¿Qué alternativa ofrece Simón al imperio de monseiur Victor D´Hondt, jurista belga tan decisivo por la carrera de San Jerónimo y alrededores? Pues el modelo Sainte-Laguë, que garantiza a su juicio una correspondencia más cabal entre voto y representación parlamentaria. Y que obraría en La Rioja el milagro de que en una hipotética elección al Congreso, PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos saldrían a un diputado cada uno.

Un repaso a la actividad política de La Rioja (y resto del Mundo)

Sobre el autor

Jorge Alacid López (Logroño, 1962) es periodista y autor de los blogs 'Logroño en sus bares' y 'Línea de puntos' en la web de Diario LA RIOJA, donde ocupa el cargo de coordinador de Ediciones. Doctor en Periodismo por la UPV.


Contenido Patrocinado