Blogs

Jorge Alacid

Línea de puntos

Todo es falso

Miembros del Gobierno y del Grupo Popular, durante el pleno del Parlamento. Foto de Díaz Uriel

 

Si un habitual del pleno del Parlamento quedara un día por casualidad sumido en el sueño, esa recurrente tentación muy difícil de resistir tantas veces, y se despertara abruptamente porque de repente tronase la megafonía a cuenta de la última ocurrencia de sus señorías, y recapitulara entonces lo que se escucha en ese preciso momento, muy bien podría ocurrir que volviera a dormirse (aburrido) o que por el contrario tuviera que abrir bien los ojos porque pensara que se había instalado en una realidad paralela. La política riojana, ese holograma.

Porque cualquier asistente a la sesión de ayer, por ejemplo, se hubiera sobresaltado cuando se desvelara y notase chirriando en sus oídos palabras como logotipar (Diego Ubis, dixit) o a la consejera González Menorca arrancándose por humoradas a propósito de un videoclip o a su colega Domínguez haciendo suya la tesis lanzada el día anterior por Pedro Sánchez, nada menos, según la cual los dirigentes de Ciudadanos tienden a la vagancia, así en Madrid como en La Rioja. También pudiera suceder que ese hipotético espectador narcotizado pensara que en realidad llevara en su asiento toda una legislatura con los ojos cerrados porque, como el dinosaurio del cuento, cuando se despertó el consejero de Educación y la diputada socialista Fernández todavía estaban ahí. Enredados en su polémicas en plan Pimpinela, como en el pleno anterior y el anterior y el anterior…

De su sopor, sólo podría escapar gracias a algún verso libre que nunca falla. El tono cantarín, tan riojano, propio de Concha Andreu, que resucitaría incluso a quien sufra narcolepsia. O la reconfortante solvencia con que el mencionado Domínguez defiende la política gubernamental con el brío del que tantas mañanas carece su jefe. O la estupefacción que causaría a alguien mal informado observar cómo desde Podemos se defiende ¡¡¡a la patronal del taxi!!! y obliga al consejero Cuevas poco menos que a uberizarse, como hoy es norma entre la derecha modernizada.

Son elucubraciones que pierden, no obstante, su sentido mientras en el Parlamento ocupen sus escaños miembros de la nueva política con quienes el espectáculo está garantizado. Imposible dormirse. Imposible si Germán Cantabrana agarra el micro y clama contra la burbuja inmobiliaria que tiene por las nubes el precio de los pisos de alquiler. Sin reparar en que los problemas de los jóvenes para independizarse se eliminan o mitigan si entran en política y se convierten en funcionarios del partido donde militen. Hay algunos ejemplos en este mismo Parlamento, en su grupo o entre los asesores que les rodean. O a escala nacional. Véanse los casos de Casado, Montón y algún otro que avalarían que la tesis de Cantabrana es falsa. Porque, como respondió ayer José Ignacio Ceniceros a cada dardo de la oposición, todo es falso. Vivimos en el paraíso y no queremos darnos por enterados: así de obstinados somos los riojanos. Ni hay problemas con la vivienda ni en el sector educativo. Y la ronda sur de Logroño brotará por ensalmo cualquier día ante nuestros adormilados ojos. No, no hay de qué preocuparse. Cada reproche contra el Gobierno es falso.

Salvo alguna cosa.

Un repaso a la actividad política de La Rioja (y resto del Mundo)

Sobre el autor

Jorge Alacid López (Logroño, 1962) es periodista y autor de los blogs 'Logroño en sus bares' y 'Línea de puntos' en la web de Diario LA RIOJA, donde ocupa el cargo de coordinador de Ediciones. Doctor en Periodismo por la UPV.