Blogs

Jorge Alacid

Línea de puntos

Abro hilo

Ceniceros, con el alcalde de Fuenmayor, durante las fiestas del municipio. Foto del perfil de twitter del presidente del Gobierno

 

Nuevo curso político, semana II. José Ignacio Ceniceros viaja el lunes hasta Zaragoza, adonde acude (ahora, sí) invitado por sus pares de otras regiones que atraviesan problemas semejantes (despoblación, envejecimiento) para una cumbre sobre financiación autonómica.

Abro hilo.

La Rioja semivacía. ¿Interesa a la región compartir inquietudes con el resto de firmantes de la foto de Zaragoza? Porque su situación, siendo preocupante, dista bastante de la tragedia que viven regiones como las dos Castillas, cuyos mandatarios harán bien en situar el invierno demográfico en el centro del debate político y en ganar para su causa a quienes pasaban por allí, cuestión que Ceniceros ha sabido también espolear: a falta de hechos, al menos se detectan buenas palabras. Así que aprovechando que sus administrados comparten cavilaciones análogas, el Gobierno se suma al frente panrregional con un propósito muy prosaico: en realidad, sólo quieren dinero. Lo cual tiene sentido en el caso de La Rioja, que alcanzó en el último reparto de la financiación autonómica un auténtico éxito: quedar sobrerrepresentada en el reparto de euros que llegan desde el Estado. Que es la única manera de ver mitigado su eterno déficit en materias como las infraestructuras y la desleal vecindad de regiones que exhiben desde antiguo un envidiable músculo fiscal del que ella carece. Aunque ese mismo lunes pudo escucharse una voz en cierto sentido discordante con el mensaje del Palacete, a cargo curiosamente de otro portavoz gubernamental. En sede parlamentaria, el gerente de la ADER vino a concluir que La Rioja dispone de tantos atractivos como Álava para atraer empresas. ¿Por qué precisa por lo tanto que el Estado le compense? Un misterio.

La yenka viaja en tren. Influido tal vez por un ecosistema político muy líquido, carente de un blanco fijo como ocurría en la época de las mayorías absolutas, el PSOE ejecuta el martes su particular versión de la yenka. Y se mueve, claro que se mueve: de la consigna según la cual AVE no hay más que uno y su trazado debe ignorar todo asomo de protesta porque a bordo del tren viaja la modernidad prometida, pasamos a una nueva posición, vista la contestación levantada en La Rioja Alta (con protagonismo por cierto de dirigentes socialistas de la zona: ah, el viejo PSOE asambleario). De repente el itinerario idóneo resulta ser el actual, aunque mejorado. Que al parecer no afectará jamás al viñedo que se persigue proteger, como si la anhelada alta velocidad fuera a llegar un día de éstos. Donde reside en realidad la almendra de la polémica: saber cuándo algún alma sensible con despacho en Fomento se acordará para bien de La Rioja como se acuerda de otros envidiados territorios. Otro misterio.

Las infraestructuras de la marmota. Hablando de envidia, la que dan esas regiones donde grandes y pequeños partidos saben unirse detrás de la misma pancarta o el conjunto de su sociedad se moviliza para defender lo que cree justo, como acaban de hacer en Madrid los extremeños con su tren. La imagen que ofrece históricamente La Rioja es harto distinta. El debate sobre infraestructuras suele encallar en el politiqueo, de modo que PP y PSOE rivalizan en disentir con un entusiasmo que podrían canalizar hacia un escenario diferente: el de la coincidencia. Véase el caso de la ronda sur de Logroño, que el miércoles prometió impulsar el delegado del Gobierno mientras aprovechaba la ocasión para meterle el dedo en el ojo a los inquilinos del Palacete, así a los actuales como a sus predecesores. Una puya que debía entenderse en el contexto de la visita que al día siguiente rendía Ceniceros a Moncloa, con el debe en infraestructuras subrayado en fosforito en su agenda. Que el presidente prometía trasladar a Sánchez con ese perfil reivindicativo del que careció mientras uno de los suyos ocupaba el mismo puesto. Misterios de la política si se vuelve terrenal.

Pérez, Gamarra, Ceniceros. El jueves, en presencia de Cuca Gamarra, José Ignacio Pérez afloja en su beligerancia. Ambos darían algo de envidia a sus adversarios compartiendo risas y diplomacia a partir del mutuo deseo de conquistar para Logroño una cirvunvalación digna de tal nombre, que descongestione el tráfico interior y comunique mejor a la capital de La Rioja por carretera. Con Madrid, por ejemplo. Donde Ceniceros, ese mismo día, preserva con Sánchez ese tono cordial entre PP y PSOE, bastante insólito hace nada. Del que Ceniceros rescata lo de siempre: promesas, cuya aplicación se integra en la idea de «inmediatez flexible» (sic) que se había inventado por la mañana el dúo Pérez-Gamarra. ¿Qué será tal cosa? Más misterios.

San Mateo mandó parar. Pero todo misterio puede esperar para resolverse a que concluyan las fiestas. A cuyo término llegará la hora de saber por ejemplo quién encabezará cada candidatura, así al Parlamento como a los principales ayuntamientos. Cuando el cainismo propio de la vida interna de todo partido se agudice y menudeen las zancadillas con la saña que se deduce de un escenario político muy fragmentado. Y cuando aflore cierta envidia, recordando esos años de mayoría absoluta que todo lo tapaba.

Cuando haya que abrir otro hilo.

 

LA LETRA PEQUEÑA

Vallejo y Capellán, a la espera

Aránzazu Vallejo, directora general de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) y ex vicepresidenta del Gobierno de La Rioja con Pedro Sanz al frente del Palacete, continúa aún en ese puesto, dependiente de la Confederación Hidrográfico del Ebro. También sigue en su puesto en la Embajada de España en el Reino Unido, al frente del área educativa, otro exconsejero y exdirigente como Vallejo del Partido Popular riojano: Gonzalo Capellán. Ninguno de ellos ha sido removido de su cargo coincidiendo con la llegada al Gobierno de la Nación del socialista Pedro Sánchez, allá en junio. Hace más de cien días.

Simultaneidad de Noemí Manzanos

Noemí Manzanos, diputada del Parlamento regional y alcaldesa de Rodezno, acaba de acumular a ambas responsabilidades otras dos. La última se conoció la semana pasada, con ocasión del pleno del Legislativo sobre el debate del estado de la región: fue designada secretaria primera de la Mesa, en sustitución del desaparecido Félix Vadillo. A este cargo añade Manzanos otro de carácter interno que asimismo ostentaba en la Cámara autonómica luego de la última remodelación que siguió a la marcha de Raquel Sáenz al Gobierno: Manzanos es también portavoz adjunta del Grupo Popular.

Un repaso a la actividad política de La Rioja (y resto del Mundo)

Sobre el autor

Jorge Alacid López (Logroño, 1962) es periodista y autor de los blogs 'Logroño en sus bares' y 'Línea de puntos' en la web de Diario LA RIOJA, donde ocupa el cargo de coordinador de Ediciones. Doctor en Periodismo por la UPV.


Contenido Patrocinado