'Making a murderer': cuando la realidad supera a la ficción | Hablemos en serie - Blogs larioja.com

Blogs

Nuria Alonso

Hablemos en serie

'Making a murderer': cuando la realidad supera a la ficción

Lo ideal antes de ver ‘Making a murderer’ es no leer absolutamente nada de la temática central de la serie. Lo cual, visto la fiebre seriéfila que nos invade, no es nada sencillo. En cualquier caso, ‘Making a murderer’ es una agradable sorpresa (en cuanto a su calidad narrativa, no la temática) para el espectador, una propuesta con la que de nuevo vuelve a acertar Netflix (plataforma de televisión por internet responsable de producciones como ‘House of Cards’ y ‘Orange is the new black’). Es una serie, pero no es una serie. Es un documental, pero no es un documental. Es una mezcla de ambas, en un formato novedoso, en el que se aborda una temática muy clásica de la ficción con la salvedad de todo lo que se narra ocurrió de verdad. Y eso es aterrador, por lo que cuenta principalmente, pero también por lo bien que lo cuenta y la indefensión que provoca.
 


 
‘Making a murderer’, escrita y dirigida por Laura Ricciardi y Moira Demos, recorre en diez capítulos de una hora de duración la historia real de Stephen Avery, una celebridad en Estados Unidos por lo rocambolesco de su historia. En 1985 en un pequeño pueblecito de Wisconsin, Manitowoc, Stephen Avery fue detenido y condenado por agredir sexualmente a una joven. Tras 18 años en la cárcel, Avery fue exonerado gracias a una prueba de ADN realizada en el 2003 (antes semejante tecnología no estaba disponible). Dos años después, Stephen Avery vuelve a ser detenido por la violación y el asesinato de Teresa Halbach, una joven fotógrafa local de 25 años. En el horrendo crimen, también se ve involucrado el adolescente Brendan Dassey, sobrino de Avery que vive cerca del presunto asesino.
 

Esta es la premisa original de la que parte este documental que fue grabado a lo largo de diez años por sus realizadoras. El trabajo recorre los recovecos más oscuros de la justicia estadounidense a través de los diversos protagonistas de la historia. Una presunta actuación policial corrupta ensombrece un caso que no deja más que lagunas al espectador que sigue la historia, que es incapaz de dilucidar si Avery está implicado en el crimen o si todo es un montaje.
 

Evolución física que sufre Steven Avery a lo largo de los años. /Netflix


 

Es controvertida la sensación que embarga a quien visiona la serie. La identificación con la desgracia permanente que vive el protagonista es intensa, hasta el punto de que hay momentos en los que, como dice El País en su análisis, es imposible no gritarle a la pantalla. El documental pone el foco principal en Steven Avery, su caso, sus abogados, su familia… y cómo todas estas personas se ven afectadas por lo que a él le va sucediendo; eso, sin dejar de lanzar dudas al aire sobre el caso y la actuación policial en él.

 
Atención especial merecen los padres del protagonista, Allan y Dolores Avery. El continuo sufrimiento de los dos progenitores de Avery deja huellas visibles en el físico de ambos a lo largo de los años y, especialmente, la dolorida madre despierta una reacción empática y compasiva difícil de distraer en el desarrollo de la serie. Además de los representantes de la polícia y de la Fiscalía, una de las cosas que sorprende es la poca presencia que en la historia televisiva tiene la víctima del crimen, Teresa Halbach, que en algunos momentos parece una mera convidada de piedra en su propia historia.
 

Brendan Dassey, Allan, Dolores y Steven Avery, en una imagen de la serie. /Netflix

 
Visto lo visto, una desgarradora sensación de injusticia se instala en el subconsciente del espectador que termina por desear que lo que está viendo no sea verdad, sino que todo se haya debido a un giro argumental genialmente ejecutado por Ricciardi y Demos, como si el sueño de Resines en ‘Los Serrano’ hubiera tenido una inspirada reedición al gusto americano. Desgraciadamente, Internet desvela una realidad bastante menos halagüeña.

 
Ahí va el estremecedor arranque de la serie, con música de Gustavo Santaolalla.

 
P.D. Si hay alguien interesado en el desarrollo de la historia, dejo el link que he encontrado (en inglés) de un nuevo abogado que se ha hecho cargo del caso de Stephen Avery; y otro que deja en el aire algunas preguntas sobre la autoría del crimen de Teresa y lanza algunas teorías algo conspiranoicas.

Temas

Blog de series de televisión de larioja.com

Sobre el autor

Es periodista de Diario LA RIOJA desde el 2004. Ha cubierto información local, deportiva y cultural. En la actualidad es editora de la sección de Culturas y Sociedad y Edición.


mayo 2016
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031