La Rioja
img
Historia desde el Puente del Arco Iris
img
Rosa Roldán | 17-07-2009 | 08:57

He recibido un correo muy especial. Se trata de una persona que sigue este blog desde un pueblo de Cádiz. En él me cuenta que, recientemente, ha perdido de forma trágica a su amiga Angelita. Angelita era su gata. Un ser muy especial que ha compartido muchos y muy buenos momentos de su vida que, para ella tenía una mirada especial que nunca olvidará y, con la que le hubiera gustado compartir un momento muy especial en su vida, que está a punto de suceder. Se trata del nacimiento de su bebé. Esta valiente persona ha luchado contra padres y suegros, contra médicos y ginecólogos que, por falta de información, querían que se deshiciera de ella porque no había pasado la toxoplasmosis, pero no consiguieron, separarla de ella, aunque un fatal accidente finalmente se ha llevado a Angelita de su lado.

Desgraciadamente Angelita no está hoy y no va a poder conocer al bebé que ha esperado todos estos meses, pero eso no nos impide recordarla hoy desde estas líneas y saber que Angelita siempre estará en el corazón de su familia.

HAY UN PUENTE QUE UNE EL PARAÍSO Y LA TIERRA,

SE LLAMA EL PUENTE DEL ARCO IRIS

Cuando un animal que ha sido especialmente amado por alguien aquí en la Tierra muere, entonces va a esperar en este lado del Puente del Arco Iris. Allí hay valles y colinas para todos nuestros amigos especiales, para que ellos puedan correr y jugar juntos. Hay mucha comida, agua y sol, y nuestros amigos se encuentran cómodos y seguros.

Todos los animales que han estado enfermos o que eran ancianos, recuperan su salud y vigor; aquellos (que fueron heridos o mutilados recuperan lo perdido y son fuertes nuevamente, tal como los recordamos en nuestros sueños de días y tiempos pasados.

Los animales están felices y contentos, excepto por una pequeña cosa: cada uno de ellos extraña a alguien muy especial, alguien a quien tuvo que dejar atrás en la tierra.

Todos corren y juegan juntos, pero llega un día en que uno de ellos se detiene de repente y mira a la lejanía. Sus brillantes ojos se ponen atentos; su impaciente cuerpo se estremece y vibra. De repente se aleja corriendo del grupo, volando sobre la verde hierba, corriendo cada vez más rápido.

Tu amigo te ha visto, y cuando tú y tu amigo especial finalmente os encontráis, los dos os abrazáis en un maravilloso reencuentro, para nunca separarse de nuevo. Una lluvia de besos cae sobre tu rostro; tus manos acarician nuevamente esa cabeza tan amada, y puedes mirar nuevamente a los confiados ojos de tu mascota, tanto tiempo apartada de tu vida, pero nunca ausente de tu corazón.

Entonces los dos cruzáis el Puente del Arco Iris juntos…

[b

* * * * *

EL PUENTE DEL ARCO IRIS

Para animales que nunca tuvieron a nadie

Hay un puente que conecta el Cielo con la Tierra. Se llama el Puente del Arco Iris, porque tiene muchos colores. Justo en este lado del Puente, hay prados, colinas y valles verdes. Cuando muere un animal querido, se va allí. Siempre hay comida y agua y tiempo cálido de primavera. Los animales viejos y frágiles aquí se rejuvenecen. Los que han sido lesionados son fuertes de nuevo. Todo el día juegan unos con otros.

Pero algunos de los animales que están aquí, a este lado del Puente, son diferentes. Estos animales fueron maltratados, pegados, torturados, se morían de hambre, nunca fueron queridos. Ellos, miran con algo de tristeza, mientras se vayan sus amigos, uno por uno, para cruzar ese puente con su humano especial. Para estos animales, no hay nadie, no hay ningún humano especial. Su tiempo en la tierra no les dio esa oportunidad.

Pero un día, mientras están corriendo y jugando, se dan cuenta de que hay alguien esperando, de pie, en el camino al Puente. Esa persona mira con algo tristeza las reuniones entre amigos, porque durante su vida, esa persona nunca tuvo un animal para hacerle compañía. Esa persona fue maltratada, pegada, torturada, se moría de hambre, nunca fue querida.

Allí espera esta persona, sola, y uno de los animales que nunca fueron queridos se le acerca, curioso por saber por qué esta persona está sola. Y mientras se acercan el animal no querido y la persona no querida, surge un milagro, porque para ellos, el destino quiso que al final estuvieran juntos, una persona especial y un animal querido que nunca tuvieron la oportunidad de conocerse durante su estancia en la Tierra.

Ahora, por fin, a la entrada del Puente del Arco Iris, sus almas se encuentran, borrando todo el dolor y la tristeza, y los dos amigos ya están juntos.

Y juntos cruzan el Puente del Arco Iris juntos, para no volver a separarse nunca más.

* * * * *

En Cádiz hay también muchas buenas personas interesadas en el bienestar de los gatos de la calle y que se preocupan a diario por buscar soluciones. Os invito a qué los conozcáis

http://sosgatitoscadiz.blogspot.com/