La Rioja

img
Categoría: Baloncesto
Uno para todo, todos contra uno

Golden State 4-LeBron James 2. Los Warriors del ‘MVP’ Stephen Curry, de Klay Thompson y de Andre Iguodala, el sorprendente ‘MVP’ de la final, son los nuevos campeones de la NBA tras 40 años en el ostracismo (su último anillo lo ganaron en 1975). La franquicia de San Francisco se ha llevado una gran eliminatoria en la que se ha vivido la historia del “uno para todo y todos contra uno”, la lucha desigual del titán solitario LeBron James frente a la actuación coral de los de la bahía de Oaklan.
Poco más ha podido hacer el de Akron en su sexta final, la cuarta perdida. Con las lesiones de Kevin Love y de Kyrie Irving, Cleveland lo fió todo a King James. Me sorprende que un gran gestor de grupos como David Blatt, experto en sacar a sus hombres un rendimiento por encima de lo esperado, como demostró con Rusia o con el Maccabi Tel Aviv, haya optado por una táctica tan básica como arriesgada. LeBron lo ha hecho todo y sus exhibiciones en los seis partidos han sido sublimes, pero me alegro que, una vez más, se demuestre que el baloncesto es un deporte de equipo en el que el colectivo siempre suma más que la individualidad.

Ver Post >
Curry dorado

Yo soy muy de Curry. De Stephen, no del condimento de origen asiático. Bueno, de ese también, porque me pasa con los dos algo parecido. Si el segundo me vale para dar alegría a muchos platos, el juego del de Golden State me anima a ver cualquier partido de la franquicia de San Francisco.
Esta temporada me he vuelto muy de los Warriors, aunque mi corazoncito sigue perteneciendo a los Lakers desde los tiempos del ‘showtime’, con ‘Magic’ Johnson a la cabeza. Precisamente por eso me gustan, porque estos Golden State hacen un juego divertido, veloz, atrevido y espectacular, como aquel del Run TMC de Chris Mullin, Tim Hadaway y Mitch Richmond y con Don Nelson en el banquillo. Pero aquellos nunca llegaron donde estos, que se encuentran a las puertas del anillo.

Ver Post >
Historias de siempre

El baloncesto riojano es de esos deportes que une. No es que el baloncesto riojano tenga su idiosincrasia particular, al estilo de la pelota vasca. Tras casi una década fuera, viviendo el otro baloncesto, me he vuelto a sumergir en este mundillo que, ya hace muchos años, mis amigos ‘de fuera’ calificaban de endogámico (realmente, usaban otros calificativos más malsonantes, pero que venían a significar lo mismo). Y después de tanto tiempo, me he dado cuenta de que poco ha cambiado. La mayoría de los que estaban siguen estando y los que apuntaban maneras se han ido haciendo importantes con nuevas propuestas y clubes. Algunos de ellos continúan con más pasión que antaño, arañando minutos a su tiempo, arrastrando a sus familias y alentando a los nuevos a convertir en pasión uno de los deportes que tienen más marcado en su ADN los valores de respeto, educación, compañerismo, igualdad y la formación como razón de ser.
Pese a que todos tenemos unos colores representativos y un escudo especial en el pecho, tantos años dentro de un mismo aro han hecho que algunos de los que eran tus enemigos en la cancha hayan pasado a ser compañeros de equipo, de nuevo rivales deportivos y amigos fuera de ella; que chavales que has entrenado desde críos se conviertan en colegas de banquillo y que más de una vez te ‘mojen la oreja’ sin compasión; que las posiciones a veces extremas que defendías, ahora sean más moderadas y permitan un diálogo más fluido y ayuden a comprender otras posturas distintas, no necesariamente peores.

Ver Post >
Bocadillos de Nocilla, malabarismos y King Cobra

Me encantaba ver por la calle a los chavales haciendo malabarismos con el balón de baloncesto y la merienda camino de casa desde el cole, o de un entrenamiento, o de jugar con los amigos en el patio. Daba gusto ver al crío resolver el problema planteado por los dos elementos que ocupaban ambas manos. La dificultad consistía en botar el esférico con una mano (o mantenerlo dando vueltas sobre uno o varios dedos) mientras con la otra se intentaba sujetar el bocadillo de Nocilla y pegarle un buen mordisco a la vez que la pelota subía y bajaba por el otro lado.
Unas veces se hacía con pericia, otras se tenía peor suerte y, una de dos, o el balón se escapaba botando lejos del alcance del niño o el bocadillo con la leche, el cacao, la avellana y el azucar iba a parar al suelo. En el primer caso, una carrera arreglaba el asunto. En el segundo, se cogía la merienda rápidamente, una palmadita y dos soplidos al bocata y todo arreglado. No era cuestión de tirar un manjar como ése por un poco de tierra. Lo de cambiarse el balón de mano entre bocado y bocado era ya para aquellos con un nivel avanzado de prestidigitación.
Y digo que me encantaba, porque es difícil ver ahora a un chaval por cualquier peatonal (mucho menos por aceras convencionales) practicar con un balón a la vez que ataca su merienda. Si los llevan, suelen estar dentro de la mochila, mientras caminan obnubilados con la mirada puesta en el móvil y en alguna conversación de WhatsApp con un amigo al que acaban de dejar en la anterior esquina.

Ver Post >
Este es vuestro espacio abierto

Imagen de 4ever.

Imagen de 4ever.

Se puede leer en la cabecera de este humilde blog, que intento actualizar con menos frecuencia de la que me gustaría: ‘Desde la grada. El baloncesto desde el punto de vista del aficionado’.
En mi declaración de intenciones apunto: “Este blog es un cajón en el que poder hablar sobre BA-LON-CES-TO y un espacio abierto a todos para compartir informaciones, críticas, pasiones y opiniones con otros internautas y basketadictos. Aquí os espero con los brazos abiertos”.
Insisto en los de “espacio abierto” en el que TODOS pueden aportar informaciones, críticas, pasiones y opiniones. Nunca he eliminado una crítica en este blog porque entiendo este hueco internetero como un entorno libre en el que yo escribo lo que quiero y en el que cualquiera puede responder.

Ver Post >
Echo de menos la pasarela

Este es el típico titular engañoso que anima a pinchar en la noticia.
Aquellos que no me conozcan, entrarán a este post pensando en el retiro de algún modelo. Aquellos que me conocen, se plantearán la duda de si lo de la pasarela va por haber sido modelo de manos, de pies o el modelo del antes en esos anuncios de dietas de adelgazamiento o de fajas mágicas.
Ni lo uno, ni lo otro. Os prometo que el titular no lo escribí con la intención de ganar adeptos a mi blog, es mi simple reflexión personal resumida en una frase sobre un cambio en las categorías inferiores del baloncesto que, a mi parecer, acaba con el espíritu y la filosofía del deporte infantil.
Al grano. El sábado fui a ver el partido que enfrentaba a los dos mejores equipos de la liga infantil femenina de baloncesto. Hace tiempo que dejé de entrenar en esta categoría. Entonces, el reglamento de infantiles se llamaba Pasarela y obligaba a los entrenadores a que todos los jugadores inscritos (un mínimo de ocho y un máximo de 12) jugaran al menos un cuarto (10 minutos) y no más de tres (30 minutos). Esas eran las normas fundamentales, no voy a profundizar ahora en otras reglas importantes pero que no vienen a cuento. Con ello se conseguía que todos los niños pudieran disfrutar del baloncesto durante un tiempo mínimo en cada partido, sin depender de su calidad, su físico o de si era un encuentro de pretemporada o la final de una competición.
Los doce jugadores tenían su tiempo… o los ocho inscritos, si el técnico aprovechaba la norma y convocaba sólo al número mínimo exigido de niños y dejaba algunos fuera para, por ejemplo, jugarse un título (como alguna vez me tocó ver).
El reglamento Pasarela se eliminó, y se aplicaron las mismas normas para todos. Y, con las reglas en la mano, es totalmente legítimo que un entrenador juegue los 40 minutos con cinco jugadoras, sin contar con el resto del equipo, como prácticamente ocurrió con uno de los dos contendientes en este partido del sábado.

Ver Post >
Este blog es un cajón en el que poder hablar sobre BA-LON-CES-TO y un espacio abierto a todos para compartir informaciones, críticas, pasiones y opiniones con otros internautas y basketadictos. Aquí os espero con los brazos abiertos.

Últimos Comentarios

Jadelrio 21-04-2015 | 15:41 en:
Echo de menos la pasarela
Lauragm 26-02-2015 | 12:46 en:
Los pilares de Birigay
bravoosi 25-02-2015 | 19:17 en:
Los pilares de Birigay