La Rioja

img
Cajarioja – Bankia. La Caja fuerte de La Rioja
img
-Jesús María García García | 28-12-2012 | 07:03

El cartel de Cajarioja, que saluda la entrada de paisanos y visitantes a la localidad de Cervera del Río Alhama, ha sido –desde su colocación- un fiel reflejo del deterioro de la que en su día se consideró…La Caja fuerte de La Rioja.
A día de Hoy, el letrero es un desastre insostenible – e ilegible- de óxido destructor , lo mismo que la entidad bancaria que publicita, que tras la caída de 20 puntos porcentuales acontecida ayer en la bolsa de valores, deja a dicha entidad en su precio real, es decir en nada.
Es el momento de pedir responsabilidades políticas -y de otra índole- a los gestores de esta entidad y también al irresponsable mayor del reino” (Pedro Sanz Alonso), quien siempre jugó y manejó a su antojo la entidad, pero siempre sale de rositas de cualquier cosa que resulte mal.
La situación es tan grave que Bankia – Cajarioja, que será expulsada del IBEX-35, con lo que el selectivo español tendrá que pasar a llamarse IBEX-34, ya que resulta absurdo que una empresa -cuyas acciones no valen nada-, cotice en bolsa. Exactamente igual de absurdo que la defensa a ultranza que Pedro Sanz (Presidente del Gobierno de La Rioja) armaba en sede parlamentaria (no hace ni un año) sobre la fantástica entrada (según él ) de la entidad bancaria riojana en la estafa de Bankia. Para Sanz esa entrada era una opción que garantizaría la supervivencia de Cajarioja, que le daría mayor solvencia. Y quien la criticaba era calificado de imbecil.
La realidad es tozuda y ha demostrado que dicha fusión no ha supuesto otra cosa que la desaparición total de la entidad y,  lo que es peor, del dinero de los muchos riojanos que en su día compraron miles de acciones de Bankia a 3,75 euros el título  y a día de hoy valen a 0,55 euros. Por no hablar del cierre de oficinas, despidos de trabajadores y empeoramiento de las condiciones laborales del resto. Todo un éxito Sr. Sanz.

  • Marcos

    Cierto, pero me temo que el señor Pedro no va a asumir ninguna responsabilidad. Me juego un carajillo