En el armario de mi familia

 

Creo que la crisis me está afectando porque últimamente estoy empeñada en sacarle partido a todo. En esta ocasión he decidido colarme en el armario de mi familia, es decir, de mis dos hijos y su padre, para vestir algunas de sus prendas.

Empezaré por LA NIÑA.

El vestido, de Bóboli, se lo compré recientemente para un par de comuniones. Y aunque sobre mi percha parezca un top con chaquetilla, ella lo luce a modo de vestido, debajo de la rodilla y con la chaqueta más cumplida. Los lunares dan un toque folclórico al conjunto que me encanta.

 

 

 

EL NIÑO

En este caso se trata de unos simples vaqueros de Zara que heredé por obligación. Nada más comprarlos, a mi hijo no se le ocurrió mejor cosa que arrancar todas las etiquetas y, después, probárselos. Le estaban pequeños, así que acabaron en mi armario, sin más.

 

 

EL PADRE

En este armario lo tengo más complicado, porque las hechuras del padre de familia desbordan mi tallaje. Pero con un cinturón, un par de vueltas en las mangas y el tiempo más fresco, este jersey de Billabong da el pego.

 

 

FOTOS: JPEG 

 

Y como se trata de optimizar el fondo de armario, os dejo con un original vídeo sobre cómo sacar partido (incluso chispas) a una camisa de caballero.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.