La Rioja
img
Jordana es femenino singular
img
Estíbaliz Espinosa | 14-10-2014 | 08:33

 

“Había una vez una joven logroñesa que estudió Bellas Artes en Bilbao. Lo suyo era la pintura, aunque también le gustaba mucho la moda y, hace unos tres o cuatro años, abrió un blog para enseñar al mundo sus creaciones. A través de ‘Jordana mis cosillas‘ mostraba sus tocados, sus camisetas ilustradas, su ropa customizada, sus piedras de río pintadas y convertidas en joyas… También viajaba a ferias y showrooms, donde tenía mucha aceptación.

Hasta que un buen día, esta artista decidió aventurarse con su propia tienda de ropa. La inauguró el pasado 20 de septiembre en el número 12 de Hermanos Moroy, en Logroño“. 

 

He introducido este post a modo de cuento porque eso es precisamente lo que me inspiran las creaciones de Jordana Carrera, su protagonista. Un cuento delicado, onírico, romántico y muy femenino.

Su pequeña boutique, también llamada JORDANA CARRERA, reúne ropa con un aire afrancesado, romántico y vintage para “una mujer femenina y delicada, porque yo soy un poco así”, me confiesa Jordana, quien hace unos días me recibió con esta falda de neopreno que me encanta.

 

 

 

Empezaré por sus creaciones. Camisetas, jerseys y vestidos con motivos pintados a mano y detalles de tela, encaje, puntillas…  ¿Sus dibujos? Sobre todo de chicas, niñas, lazos, animales…

Aquí nos tenéis a Olivia y a una servidora con dos de sus camisetas. Pobre Oli, entró a la tienda para curiosear y acabó ejerciendo de fotógrafa y modelo para este post.

 

 

Al margen de su ropa y complementos, Jordana dispone, y en exclusiva, de marchas muy en la línea de lo que a ella le gusta. Una de las más solicitada últimamente por las famosas es la firma Triana by c de Bilbao. Desde Londres y con aires vintage proceden las marcas Miss Patina y Cutie London. También cuelga de sus perchas Maggie Sweet. 

 

 

 

 

 

La boutique de Jordana, donde cada semana incorpora nuevas prendas, está llena de delicados y refinados detalles surgidos de su imaginario, desde el papel estampado de las paredes hasta las perchas o la piedra que sujeta la puerta.

 

 

 

Los complementos también tienen presencia a través de la bisutería, bolsos, pañuelos, bufandas… ¿Mi fichaje? Este bolso de color mostaza y con flecos.

 

 

Para terminar, os dejo con algunas prendas más abrigadas, que no todo van a ser vestidos cortos y vaporosos.

 

 

 

 

Creo que es hora de irse, después de toda la tarde en el probador. Un placer conocer a Jordana y su sueño. (Además, como modelo no tiene precio)