La Rioja
img
Nuevos en esta plaza
img
Jorge Alacid | 30-09-2016 | 07:40

Inauguración del Espacio Gastro 1911. Foto de Díaz Uriel

 

En vísperas de San Mateo, el maestro Eduardo Gómez nos solía orientar a los logroñeses con un artículo imprescindible en Diario LA RIOJA para los tragos que se avecinaban: avisaba en esa pieza de las aperturas de bares que llegaban con las fiestas de la capital y así uno podía incorporar jugosas novedades a las rutas clásicas. Se trata de una costumbre que tiene sentido: un hostelero hará desde luego muy bien en abrir las puertas de su negocio en esas fechas donde crece el número de clientes y la máquina registradora brinca de alegría.

Gómez, perito en bares y habitual de esta sección, tiene recogidas en sus legendarias libretas las numerosísimas aperturas de bares que Logroño ha conocido, un registro que merecería un vasto capítulo en la historia pendiente de escribir de los bares logroñeses. Valdrá de momento este breve apunte que envía nuestro enciclopédico amigo: anota, por ejemplo, que en las fiestas de 1927 se abrió La Granja de la calle Sagasta, igual que ocurrió en 1965 con motivo de la apertura del Milán de Vara de Rey o como en las vísperas festivas de 1995, cuando se reinauguró el reformado Robinson de Gran Vía…

Unas cuantas muescas en ese revólver mateo. Porque la historia no se detiene, como el propio maestro consignó días atrás en este periódico. También este año San Mateo ha vivido una larga serie de inauguraciones que merece la pena destacar. Habrá desde luego unas cuantas y a todas ellas habrá que desearles mucha suerte. En su representación, yo sólo citaré tres de ellas. En orden cronológico inverso a su inauguración.

Espacio Gastro 1911
Una enigmática denominación que aguarda en el corazón de Logroño. Concretamente, en los salones del Hotel Marqués de Vallejo, alojado en la calle homónima, acaba de abrirse este coqueto bar. Muy recomendable, sobre todo para los incondicionales de los bares de hotel, como es mi caso. Un bar que aprovechó la cercanía de las fiestas para cortar la cinta inaugural a lo grande, con exposición del artista Remírez de Ganuza incluida, vinos de la prestigiosa bodega del mismo nombre y bocados de postín.

 

Donde Fede, en la calle Gallarza. Foto de Justo Rodríguez

 

Donde Fede
Una denominación menos enigmática para otro bar recién inaugurado: porque Fede es el célebre logroñés Fede Bezares, que estrena su nuevo proyecto empresarial en el espacio que antes albergó al legendario comercio Fortunato Redón. Un anchuroso espacio donde reina la tortilla de patata, en plena ronda castiza de vinos (calle Gallarza, frente a la Plaza de Abastos), a caballo entre Laurel y San Agustín. En la barra, detalle fetén: unos platitos de alegrías riojanas para acompañar el bocado.

 

Bar Barvento, en la esquina de Portales y Once de Junio. Foto de Justo Rodríguez

 

Barvento
Con algo más de antelación, en pleno verano, Barvento abrió sus puertas en la esquina entre Portales y Once de Junio, según el modelo clásico del mismo grupo hostelero, de acusado arraigo en Logroño, que defiende otras barras de Logroño. El Tívoli, sin ir más lejos. Barvento ocupa un coqueto espacio en un rincón con mucho encanto, con vistas al corazón de la ciudad. Ideal para el cafelito matutino, el tentempié del mediodía y lo que se tercie: a gusto del consumidor.

Tres eran tres las aperturas relatadas, pero en realidad hubo más. Unas cuantas más. Eduardo Gómez recogió en Diario LA RIOJA algunas cuantas: Comodoro, en la esquina enttre Huesca Vara de Rey, La Cantina de San Agustín en la calle homónima, el nuevo Gurbindo alojado en la plaza dedicada al fallecido músico… Y anotó otra novedad adicional: la reapertura del Torcuato, legendario local que en mi mocedad discutió al vecino Cibeles y al no lejano Beti su condición de templo del emparedado logroñés. Larga vida por lo tanto al nuevo Torcuato y larga vida al resto de bares nuevos en esta plaza.

P.D. El recuento de aperturas recientes incorpora necesariamente otras que contribuyen a animar el mapa de bares de Logroño. A todos ellos, repito: mucha suerte. Y mucha suerte también a otra apertura que se anuncia para el mes entrante: superada la fiesta del Pilar reabrirá sus puertas el Ibiza. Pero como esa es otra historia, seguiremos informando.