La Rioja
img
“El objetivo es el mismo”, dice Berges, nuevo técnico de la UD Logroñés
img
José Martínez Glera | 29-11-2016 | 11:39

Rafa Berges y Juanjo Guerreros se estrechan la mano./Foto: Justo Rodríguez

“El objetivo es el mismo que con el que se arrancó el año. Estamos en un punto intermedio en el que teneos que tener cuidado con la cola de la tabla y en situaciones como ésta cuesta arrancar. Empezamos de cero y yo me adapto a lo que diga el club. Sé donde estoy. No va a ser fácil, pero espero cambiar la dinámica y mejorar en todos los aspectos»

Así se expresaba Rafael Berges (Córdoba, 1971), nuevo entrenador de la UD Logroñés, en su primera comparencia como técnico del club. El técnico andaluz comenzará a trabajar mañana con el grupo pensando en el partido que éste jugara el domingo en Irún, frente al Real Unión. ¿El objetivo? Si es el mismo de siempre, está hablando de pelear por el ascenso.

El fichaje es toda una sorpresa, ya que jamás se había barajado su nombre más allá de las oficinas de la UD Logroñés. Berges cumple con los requisitos de juventud y ambición que demanda Félix Revuelta, pero es todo un desconocido para el aficionado de Las Gaunas, aunque llegó a jugar en el viejo campo de fútbol. “Para mí no es un hándicap entrenar en este grupo. Estoy al día de lo que ocurre. No creáis que en otros grupos es diferente el fútbol. También hay campos pequeños. . He visto todos los partidos de la UDL y hay mimbres en esta plantilla”, decía. Su trayectoria como entrenador se ciñe al fútbol andaluz. Ha trabajado en las categorías inferiores del Córdoba y ha dirigido al Lucena, Almería, Seneca y Linares, entre otros conjuntos. Su última experiencia la vivió en el Jaén. Además, entrenó a la primera plantilla del Córdoba, si bien no concluyó la temporada 2012/13.

Berges, campeón olímpico en Barcelona 92 con España, se formó en la cantera del Córdoba antes de llegar a Primera División. Diez temporadas estuvo en la élite: dos en el Tenerife y ocho en el Celta de Vigo, conjunto con el que ganó la Copa Intertoto antes de regresar a casa, al Córdoba, para disfrutar de su última temporada como jugador. A Logroño llega acompañado por su segundo, Dani Mayo, mientras que Javi Rodríguez, preparador físico de Pouso, trabajará a sus órdenes.