Blogs

Inés Martínez

La vida en el aire

Qué excursiones hacer en San Pedro de Atacama

Uno de los lugares imprescindibles que debes visitar en Chile es San Pedro de Atacama y sus alrededores. San Pedro es un pequeño y acogedor pueblo de calles de arena y casas bajas que mantiene una gran parte de su encanto. La sensación que me llevé fue que a ese encanto le queda poco, porque las calles están plagadas de turistas y de trabajadores que te invitan a entrar en su agencia de viajes o su restaurante. A pesar de ello, todos los locales conservan ese ambiente calmado, estrecho, oscuro y destartalado pero agradable.

Desde esta localidad parten todas las rutas hacia las zonas desérticas, acantilados, geíseres, salares o lagunas que hay que visitar y la oferta de alojamientos y restaurantes es muy amplia y para todos los bolsillos. Lo único que tienes que hacer es decidir si quieres alquilar un coche y viajar por tu cuenta o contratar las excursiones con una o varias agencias. Ten en cuenta que a algunos lugares no puedes ir por tu cuenta y que a otros es mejor llegar con 4×4.

¿Y el mal de altura?

Otra cosa muy importante que debes tener en cuenta es que San Pedro está a 2.408 metros de altitud, así que indudablemente cuando llegues lo notarás. Lo mejor es que te olvides de llegar y ponerte a ver cosas. Intenta tener al menos medio día para adaptarte a la altura y combina las visitas de menor a mayor altitud. A nosotros por suerte no nos afectó demasiado, pero sí que la primera tarde, cuando salimos a dar un paseo, lo notamos. La sensación es de cansancio, algo de mareo, te pesa el cuerpo e incluso te cuesta respirar o tienes dolor de cabeza. Lo mejor es estar tranquilo, respirar normalmente y no hacer esfuerzos y con las horas todo va a mejor. Aunque es cierto que hay gente que lo pasa realmente mal.

Después de los saltitos suele venir un mareo por el mal de altura (y por hacer el tonto). Salar de Tara

¿Cuánto tiempo pasar en San Pedro de Atacama?

Lo ideal son unos 4 o 5 días, dependiendo de cuántas cosas quieras visitar y de la paliza que te quieras dar. Valora que en varias de las excursiones hay que madrugar mucho para ver el amanecer en el destino. Y cuando digo madrugar me refiero a levantarte a las 4 o 5 de la mañana.

Consejos generales

Debes llevar siempre mucha agua encima, por el calor y por el mal de altura. Es muy importante que te vistas por capas, ya que a primera hora hace mucho frío pero luego el sol calienta que no veas.

¿Qué ver en San Pedro de Atacama?

La localidad es muy pequeña, en un paseo la recorres y, además, cada vez que salgas a cenar o comprar algo pasarás por las mismas calles una y otra vez. Así que no hace falta que reserves un tiempo específico para verla.

San Pedro de Atacama

– Tour Valle de La Luna: Después de una mañana de descanso y adaptación a la altura fuimos a visitar el Valle de la Luna y Valle de la Muerte. La excursión se hace por la tarde para ver el atardecer en la Gran duna, y además visitas las Tres Marías, Mina de Sal, el coliseo y al Valle de la Muerte. Duración 5 horas (16h-21h). Este es el tour más conocido, yo creo que porque está justo al lado del pueblo, pero para mi fue el más soso con mucha diferencia. Bonito, pero sin más.

Valle de La Luna y Valle de Marte. San Pedro de Atacama

– Tour Piedras Rojas: Sales a las 7.oo AM y vuelves a las 16.00, más o menos. Visitas Toconao, Socaire, laguna Chaxa(reserva de flamencos), Lagunas Altiplánicas (Miscanti y Miñiques), Mirador de piedras rojas, Laguna Tuyajto… Es una excursión bastante larga pero lo que ves merece la pena sin duda.

Piedras Rojas. Qué ver en San Pedro de Atacama

– Geysers Tatio: Sales las 5, cuando todavía es noche cerrada. Puedes aprovechar para intentar dormir algo en el coche, aunque el viaje es movidito. Lo más importantes es ir bien abrigado. En cuanto sale el sol sube rápido la temperatura, pero vas a estar un buen rato bajo cero. Lo mejor, llevar capas y capas. La idea es observar en su mayor plenitud las fumarolas de los geysers por eso se requiere estar tan temprano en el campo geotérmico, ya que se ven mejor cuanto más contraste de temperatura hay. Visitas el campo que es una maravilla no solo por la cantidad de fumarolas, sino por los colores que hacen los sedimentos en el suelo, el sonido e incluso el olor. Luego desayunas al aire libre junto al campo con unas vistas preciosas. Hay también una piscina termal (a mi me dio muchísima pereza quitarme toda la ropa con el frío que hacía por muy caliente que estuviera el agua). Luego visitas Machuca, un pueblo de la zona donde pueden disfrutar de anticuchos de carne de llamo o empanadas de queso de cabra. Es curioso ver el pueblo, pero tampoco es para volverse loco. Hay también un bofedal que merece mucho la pena.
Qué ver en San Pedro de Atacama. Geiseres de Tatio

– Laguna Cejar: Es una excursión más corta y se hace por la tarde. Nosotros la hicimos porque nos sobraba algo de tiempo y no pensábamos que nos iba a gustar tanto. La laguna Cejar se encuentra dentro del Salar de Atacama, a 20 kilómetros de San Pedro y tiene un color turquesa impresionante, que además contrasta con el blanco de la sal que la rodea. La carga de agua es muy alta, así que flotas mientras miras los Andes al fondo. Lleva buenas chanclas, que el suelo de sal que la rodea hace daño y ni se te ocurra irte sin pasar por las duchas que hay. Sales completamente blanco de sal. La excursión incluye también los ojos del salar, que son… pues eso, dos agujeros enormes de agua dulce. Y terminas viendo el atardecer en la laguna Tebenquiche, donde se puede apreciar un efecto espejo de los Andes mientras escuchas leyendas de los montes que te rodean.

Qué ver en San Pedro de Atacama. Laguna Cejar

– Salar de Tara. Hay muy pocas agencias que te lleven a este salar y está totalmente prohibido ir por tu cuenta. Pasas de 2.500 a 4.000 metros en no demasiado tiempo, así que hay que tener especial cuidado con el mal de altura. Además de Tara, que es el salar que más me gustó de Chile (los de Bolivia son ya de otra liga), conoces los monjes de la Pacana, el bofedal de Quepiaco, la laguna Diamante, las catedrales de piedra y te acercas mucho al volcan Licancabur, junto al que desayunas y después comes. A mi estos paisajes me enamoraron.

Qué ver en San Pedro de Atacama. Salar de Tara

 

– Tour Astronómico: Es absolutamente imprescindible. Atacama es uno de los mejores lugares del mundo para observar las estrellas, así que no puedes dejar de hacerlo. Hay varias compañías que lo hacen, pero por lo que yo busqué, los mejores son ‘Una noche con las estrellas’, porque tienen telescopios profesionales, los grupos son reducidos y puedes pasar mucho tiempo mirando. Cuidado, porque la actividad no se hace cuando hay luna llena. Te llevan a unos 10 kilómetros de San Pedro y cuando te bajas del coche no puedes creer lo que ves al mirar al cielo. Parece un decorado. Después, en una sala (que ya hace frío) te explican algunas cosas para que comprendas la importancia de lo que vas a ver, y una vez fuera, sentado, totalmente a oscuras y con una manta, comienza la observación. Cuando ya te has situado, pasas un rato mirando por los diferentes telescopios. Fue una de las experiencias más especiales de todo el viaje, era una noche especial y las estrellas lo hicieron todavía más.

Estrellas en San Pedro de Atacama, Chile

También te puede interesar:

 

   21 días en Chile y un trocito de Bolivia: ruta de viaje

Blog de viajes | Consejos para viajar por tu cuenta

Sobre el autor

Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Instagram @inesimar y en Twitter en @inesimar


febrero 2020
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829