Blogs

José Glera

La Poda

El Tren del Vino o por qué viajar a Ribera (y no a Rioja). Segunda parte

Promocional del Tren del Vino de Valladolid

No hace muchos días, La Poda se hacía eco de la recomendación que el diario New York Times hacía a sus lectores de viajar a Ribera de Duero en busca experiencias enoturísticas y no a Rioja, a la Denominación de Origen. Aun reconociendo que la segunda era para el rotativo el mejor destino por la calidad de sus vinos, apostaba por Ribera por una cuestión de comunicaciones. Más cerca, más rápido, más opciones de conocer esa tierra. De hecho, en aquel post se ponía como ejemplo un viaje de fin de semana, de viernes a domingo, en este mismo mes de mayo. Mientras que las comunicación entre Madrid y La Rioja eran escasas, sobre todo en tren, la unión entre Valladolid y Madrid era múltiple, hasta ofertas más de treinta viajes en un mismo día.

Para más de uno, la propuesta del NYT se debía a una campaña promocional de los vinos de Ribera en Estados Unidos. Opiniones y realidades. Entre las últimas se incluye algo incuestionable: el número de conexiones entre Madrid y ambos destinos. Y a esa realidad indiscutible se suma desde ya mismo, otra, el llamado Tren del Vino de Valladolid que Renfe ha puesto en marcar junto a la Diputación de Valladolid. Arrancó el pasado 14 de abril y concluirá el 1 de diciembre, es decir desde el momento en el que viñedo brota hasta después de vendimia. El primer sábado de cada mes, amen de otras fechas señaladas. Los precios oscilan entre los 97 euros (adultos)  y 77 (niños). Una iniciativa más para acercar ambas tierras y, desde luego, una propuesta que la Diputación hace con el fin de llevar visitantes a tierras vallisoletanas.

Los viajes ya están programados. Durante un día y a lo largo de la jornada se pueden visitar varias bodegas, almorzar y realizar diferentes actividades. De hecho, los viajeros se desplazan en un tren teatralizado (como el que une Logroño y Haro puntualmente). Ahí empieza la jornada. La propuesta arrancó con la Ruta del Vino de Ribera; durante estos meses se podrá visitar Peñafiel, el Valle del Cuco, Olivares del Duero, la Ruta de Cigales; bodehas como Dehesa de los Canonigos, Protos, Emina,…; practicar senderismo, disfrutar de museos, del patrimonio cultural castellano, etc.

Una iniciativa más de la que aprender, porque el mérito de esta idea es haberla imaginado (si es posible antes que nadie) y haberla llevada a cabo. Luego podrá salir bien o mal. Vino y enoturismo. En Rioja hay mucho de los primero y poco de lo segundo. Recuerdo cuando se decía que el aeropuerto de Agoncillo sería una puerta de acceso para que el turismo chino conociera Rioja…

La Poda

Sobre el autor


mayo 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031