La Rioja
img
Etiqueta: barrio
Olor a barrio
img
Teri Sáenz | 13-11-2017 | 18:01 |0

lirios

La reivindicación de Los Lirios de instalar una pasarela que evite a sus vecinos jugarse la vida cada vez que cruzan la circunvalación de Logroño huele a otros tiempos, cuando vivir en un barrio era algo más que hacerlo circunstancialmente aquí o allá y sus habitantes formaban parte de aquel todo en cuanto se asentaban allí. Una época en la que al ser preguntado casi nadie se identificaba con una calle concreta y sí con una zona de la ciudad que le ubicaba para el resto pero también para sí mismo. La imagen de buena parte de los inquilinos de Los Lirios atravesando en comandita cada viernes el paso de cebra ‘de la muerte’ llevando de la manos a sus hijos resulta encomiable. Más aún en un presente en que movilizarse es un valor a la baja y nadie acostumbra a exigir desde su propia burbuja mucho más allá de lo que indivualmente le resulta rentable. Los reiterados accidentes registrados en esa zona, las denuncias trasladas a nivel político, el compromiso arrancado de las instituciones dicen que el barrio empieza a ser tenido en cuenta. Otra cosa será que esa ansiada pasarela sea una realidad en breve. Que la palabra comprometida desde el Ayuntamiento o el

Ver Post
Vida de barrio
img
Teri Sáenz | 25-01-2016 | 10:50 |0

ballesteros

El derribo de las últimas casas bajas que conservaba  la plaza Martín Ballestero para su inminente trasformación en flamantes adosados es también la demolición de una parte única de la memoria histórica de Logroño. Cuando la piqueta pulverice el último ladrillo desaparecerá con él una estampa que pervivirá sólo en fotografías de color sepia y el recuerdo  de unos pocos: los que en los años 40 recalaron allí desde otros pueblos como el que aspiraba a dejar de ser la capital en busca de un hogar ultraeconómico. En aquel rincón dominado ahora por inmigrantes y supervivientes del pasado encontraron la vida que el ansia por despreciar lo viejo ha acabado devorando. La barriada se conformó como entonces se creaban los nuevos mundos. Con una austera iglesia blanca de aire colonial en el epicentro que también con el tiempo mutó en un templo funcional . Un colegio público, estrechas casas con butano y sin ascensor, una tienda de ultramarinos siempre abierta y alrededor,  explanadas de barro por explorar. Y en el caso de las casitas que acaban de ingresar en la historia, un huerto minúsculo en las traseras donde los propietarios podían mantener el cordón

Ver Post
Verano azul oscuro
img
Teri Sáenz | 11-08-2015 | 16:45 |0

bicicross

Mi mejor verano no se pareció al anterior mejor verano. Ni al anterior del anterior. La diferencia principal es que a mi vecino se le quedó pequeña la bicicleta y su madre tuvo la feliz idea de cedérmela ante la mirada turbia de la mía, que vio en ella una zarría más por casa y una diabólica máquina diseñada para abrirme la crisma. Sin que ninguna de las dos lo supiera, aquella donación me abrió un universo ignoto. De pronto, los límites del barrio se ensancharon. Las distancias menguaron, la libertad eclosionó y yo dejé de ser un mocoso al que los demás dejaban de lado porque nadie quería llevarme de paquete sus flamantes Motorettas. Que aquella bici repintada y llena de bollos no estuviera a la altura estética y aerodinámica del resto no impidió sumarme a un grupo de devoradores de kilómetros urbanos hasta los confines de la ciudad. Lo importante no era a dónde ir ni cuánto calor soportar. La clave era enroscar una toalla al manillar y pedalear lejos. Viajar en dirección contraria, surfear entre la acera y el asfalto, escuchar como un efecto Doppler los insultos de los viandantes cuando pasábamos a su lado a toda hostia. Así descubrimos el agua de

Ver Post
Chicos de barrio
img
Teri Sáenz | 25-08-2014 | 10:00 |0

colajet

Los que en verano no teníamos pueblo nos conformábamos con ocupar el barrio. El resto de los chavales no iban de vacaciones, pasaban unas semanas o visitaban el pueblo en el que quizás residían sus abuelos o los tíos aún conservaban alguna casa vieja: ‘Tenían’ un pueblo. Además de la absurda sensación de pobreza infantil por estar fuera de ese catálogo de latifundistas, quienes lo único que poseíamos registrado a nuestro nombre era un tramo del Iregua o el hueco que medía la toalla en el césped de Cantabria nos vengábamos de los propietarios de un pueblo conquistando los espacios del barrio que quedaban vacantes. Vivir lejos del centro no era entonces una anhelo precrisis con piscina comunitaria y una plaza doble de garaje, sino el destino natural en un Logroño en expansión. Los barrios tampoco aspiraban a elevarse como esas celdas de lujo exclusivo que ahora proyectan algunos. Sólo eran el prólogo gris sin que el no se podía leer el resto de una novela juvenil. En las calles vacías hacía un calor incandescente mientras la tele echaba un culebrón. Los que no teníamos pueblo recorríamos las aceras paladeando ese placer nunca bien valorado que es no

Ver Post

Últimos Comentarios

teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro
teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria

Otros Blogs de Autor