La Rioja
img
Etiqueta: dolor
El único dolor
img
Teri Sáenz | 21-08-2017 | 14:37 |0

LOGRONO. Plaza del Mercado. La Comunidad Musulmana en La Rioja convoca un acto de paz como «dialogo interreligioso». 20 agosto 2017. Justo Rodriguez

Todos los atentados son el mismo atentado. Barcelona es París; París replica a Londres; Londres como Berlín. Un grupo de fanáticos ha rezado para matar muriendo. Llenan sus cuchillos de sangre o atropellan inocentes con un vehículo. O acuchillan y arrollan. Urbes concurridas. Lugares estratégicos. Asesinatos en masa. La muerte por sorpresa. Al principio las noticias son confusas. Un fallecido y veinte heridos. Dos fallecidos y cuarenta heridos. La cuenta exponencial a cada minuto. Bulos y certezas. Sirenas. El caos. Las televisiones interrumpen su programación. Los periódicos paran las rotativas en seco. Reporteros apostados detrás de la cinta policial con conexiones en directo. El virus de las fotografías del instante que alguien ha tomado con el móvil. Testimonios digitales. El que pasó por allí. El que iba a pasar. El que pasaba y jamás volverá a hacerlo. Un logo en recuerdo de Barcelona (¿o era Bruselas?). Solidaridad. El relato de héroes improvisados contra criminales sin escrúpulos. Turistas anónimos un día, biografías públicas al siguiente. Las mismas críticas a la prensa por esa portada, por aquella fotografía. Primeras declaraciones. Lo malo

Ver Post
Miradas raras
img
Teri Sáenz | 06-03-2017 | 18:53 |0

enfermedades raras

Hay algo mucho peor que padecer una enfermedad: no saber cuál es. Le ha ocurrido o le ocurrirá en el futuro a cientos de personas en La Rioja y miles en el mundo. El paciente acude al médico, pero si su cuadro no se ajusta a los estándares de una patología reconocible recibe el pasaporte para iniciar un peregrinaje incierto que acostumbra a prolongarse durante años. Un especialista remite a otro. Y éste a un tercero que quizás le derive a alguno más aquí o allá. Agostado por la incertidumbre, frustrado de recitar hasta la saciedad sus síntomas y someterse a análisis, biopsias y pruebas que nunca son concluyentes mientras su metabolismo se deteriora, el paciente entra en un bucle de esperanza/frustración que sólo se ataja cuando algún experto es por fin capaz de dar con cuál es su mal. Se provoca entonces una paradoja que sólo quien sufre una de las más de 7.000 enfermedades raras identificadas hasta ahora puede explicar. Poner por fin nombre (esdrújulo, alambicado, ignoto) a su dolencia supera saber al mismo tiempo que en la mayoría de los casos no existe cura ni tratamiento posible. Sin embargo, lo que no puede superar el alivio parcial que conlleva

Ver Post
Ahí duele
img
Teri Sáenz | 17-02-2014 | 09:48 |0

urgencias

Al yayo Tasio le duele de verdad cada vez que va a Urgencias. Literalmente. Unas veces le duele la vejiga infectada como si fuera a morirse cada vez que mea. Otras veces le mata esa pierna entumecida de repente que le asusta como el lobo de los cuentos y que el especialista, al final de la visita, siempre achaca a alguna mala postura. Le duele, sobre todo, reconocerse viejo. Saber que el tiempo se le agota como la reserva de un depósito de combustible y que esas manos que una vez fueron capaces de esquilar cien ovejas y labrar la pieza más recia ahora son dos ramas lacias de un tronco tambaleante. Al abuelo no le gusta ir a Urgencias. Preferiría estar sano. O si no hay más remedio acudir a su médico de cabecera. Pero cada vez que llama le citan para dentro de tres días. O cuatro. O los que sus achaques no pueden soportar. Le duele aguardar horas sobre una silla que le deja el culo cuadrado. Y también tener (a su pesar) que compartir la sala con otros pacientes que regalan los virus en cada tos. Lo único que le apacigua es que al final, cuando la tarde se convierte en noche esperando que el altavoz pronuncie por fin su nombre como un niño de San Ildelfonso canta el

Ver Post
Ruth y José, dolor de madre
img
Teri Sáenz | 05-09-2012 | 11:03 |0

Entre las cláusulas del contrato emocional que una mujer suscribe al salir del paritorio hay noches en vela, varicelas intempestivas, cólicos recurrentes, berrinches que minan la paciencia. La letra pequeña de la crianza incluye también miedos aliñados con dudas, errores, disgustos y renuncias que van revelándose aleatoriamente y, por más que digan, nunca son idénticos a las que otras madres tuvieron o tendrán. En el reverso del formulario hay recogidos instantes que a veces compensan cualquier contratiempo. Los hay de todos los tamaños, y tienen la virtud de acabar imponiéndose en la memoria a medida que transcurre el tiempo: desde una inesperada sonrisa de madrugada hasta un diente de leche que asoma por la encía, o quizá el olor que desprende el niño al salir del baño que precede al sueño.

ruth y joseA veces se dan situaciones tan dramáticas que hieren la condición humana en los que a una madre le surgen obligaciones que nunca habría supuesto. Es lo que ha sucedido con la madre de Ruth y José, abocada a pagar un informe privado que desmiente el que han realizado los presuntos profesionales de la Policía Científica certificando que los huesos encontrados en la

Ver Post
Dolor en los copagos
img
Teri Sáenz | 09-07-2012 | 09:31 |0

Hola señor farmacéutico. Buenos días yayo Tasio.

Necesito una caja del anticoagulante que llevo tomando hace 20 años. Aquí tiene. Gracias. No, espere, me debe el 10% de lo que cuesta. ¿Cómo?, si siempre lo he tenido gratis. Ya, pero estamos en crisis. Pero yo no tengo culpa de la crisis. Seguro que no, pero el Gobierno ha decidido que ahora tiene que pagar. Pero es que tengo que comprar un paquete cada semana para que no me vuelva a dar un ictus. ¿Y?. Y que mi pensión no llega a los 600 euros. No se preocupe, que si gasta más de 8 euros le reembolsarán lo que pague de más. ¿Cuándo? Dentro de seis meses. ¿Usted se cree que puedo esperar medio año a que me paguen ese dineral? Pero si sólo son cuatro cafés, abuelo. Lo  será para usted pero a mí me supone un potosí. Es cosa de garantizar la sostenibilidad del sistema. ¿Mande? Sos-te-ni-bi-li-dad. Pues mi amigo Patxi sigue comprando gratis sus píldoras en Oyón. Ya, pero es que es vasco. ¿Y los vascos son sostenibles y nosotros no? Oiga, que yo sólo soy farmacéutico. ¿Y si voy yo a Oyón me darán el sintrom gratis como a Patxi? Pues no. Pues a veces me viene más a mano. En ese caso debe guardar el

Ver Post

Últimos Comentarios

teri hace 21 horas en:
Seis mujeres
toniar66_5556 20-11-2017 | 19:32 en:
Seis mujeres
teri 13-10-2017 | 08:36 en:
Empresa imposible
pretextato 11-10-2017 | 19:04 en:
Empresa imposible
ecotris 31-08-2017 | 22:26 en:
Siempre libro

Otros Blogs de Autor