La Rioja
img
Etiqueta: millones
Un mullido colchón
img
Teri Sáenz | 12-06-2017 | 09:23 |0

colchonjpeg

El yayo Tasio lee que Félix Revuelta ha perdido de un plumazo 45 millones en la venta del Banco Popular y se acuerda de cuando a él se le extraviaron los mil duros que le habían prestado para comprar un par de cabritos. Revuelta declara sin despeinarse que ha dormido como un reloj. Al abuelo aún se le ponen los pelos de punta porque no pegó ni ojo una semana entera. Un vecino le fió para comprar los animales que pensaba revender casi por el doble, pero cuando llegó el día convenido para abonar la deuda se echó mano a la cartera y no encontró los billetes que le había costado juntar para cumplir el trato. El yayo se palpaba todos los bolsillos y el cuerpo se le empapaba de sudor en pleno invierno. A diferencia de Revuelta, Tasio no era (ni es) rico y jamás ha tenido (ni tendrá) el aplomo para observar un fajo de billetes con desapego. Los 45 millones de euros del presidente de Kiluva son en realidad mucho menos que aquellas 5.000 pesetas del abuelo, pero lo que realmente difiere es la relación que mantiene con el dinero quien no está acostumbrado a él. Revuelta es inversor.  «He perdido y ganado mucho; ya estoy vacunado», declara. En sus palabras intuye que

Ver Post
Con 'k' de kilos
img
Teri Sáenz | 28-05-2012 | 08:08 |0

Esta mañana me he llegado hasta la casa del yayo Tasio, y en contra de mis costumbres he aprovechado para pedirle algo de dinero. «Abuelo, ¿me prestas 19.000 millones de euros?». Tasio ha hecho primero como que no oía. Ha seguido a lo suyo, pelando una manzana con su oxidada navaja de cachas nacaradas y escuchando el rumor de la gente que entra por la ventana. «Esto… verás…. es que tengo unos agujerillos que tapar», le he insistido tímidamente después de unos incómodos minutos de silencio sentado frente a él en la sillita de mimbre de la cocina. Como sé que al abuelo no le tiembla el pulso cuando de ayudar a la familia se trata y guarda sus ahorros por algún rincón del dormitorio, he osado prometerle que esta vez será la última. Si me suelta la pasta, no le pediré más. «Te prometo que después mi balance será sólido, que el futuro de mis cuentas están garantizado».

Tasio ha empezado a masticar la manzana con la parsimonia de quien se sabe que estás en sus manos. Cuando la última miaja de fruta pasaba por su garganta, me ha preguntado que cómo ahora necesito esa calderilla si la semana pasada le dije que mi cartilla estaba pletórica, que los

Ver Post

Últimos Comentarios

teri 17-05-2016 | 10:06 en:
El papel de la memoria
konrad 16-05-2016 | 09:29 en:
El papel de la memoria
herce.david 18-04-2015 | 05:57 en:
UPyD al aparato
herce.david 18-04-2015 | 05:51 en:
UPyD al aparato
replicante 07-12-2014 | 20:14 en:
Otras clases de religión

Otros Blogs de Autor