La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

Mas

El imperio de la mentira
María Antonia San Felipe 27-10-2012 | 12:02 | 0

Ya saben que en este mundo ni la verdad importa ni la fama perdura. Ahí está el ejemplo de Lance Armstrong fue un héroe del ciclismo, que había superado un cáncer de testículos y que quizás gracias a “ellos” ganó siete tours de Francia. Pues bien, varios años después ya no es un héroe, alguien ha querido despeñarlo montaña abajo y nos lo muestran como un villano. ¿En qué momento de la historia nos colaron la mentira,  antes o ahora? Nunca lo sabremos. El caso es que como en el juego de la oca vamos de mentira en mentira y tiro porque me toca. La década de los años veinte del pasado siglo se conoce como “los felices veinte” y entonces se bailaba el charlestón. Pensemos que cuando la historia describa estos años que estamos viviendo quizás los bautice como los del “imperio de la mentira” o cuando los buitres bailaban sobre nuestras entrañas, como el águila comía las de Prometeo, con la diferencia de que ni nosotros somos titanes ni parece que Zeus vaya a venir a socorrernos.

Recontemos mentiras. Enumeraré sólo las más recientes porque el juego de esta tiempo consiste en que unas falsedades tapen otras para no abrumar nuestra memoria a riesgo de sufrir un cortocircuito cerebral por sobrecarga en la red. Dice Montoro, ese genio incomparable de las finanzas, que los presupuestos para 2013 son los más sociales de la historia, quizás se refiere a la historia medieval y en ese caso no podemos decir que mienta, sino que se ha olvidado de que la mendicidad y la beneficencia, que es el camino hacia el que vamos, trató de superarse desde antes de la Revolución francesa. También afirma Montoro que el año que viene España comenzará a crecer. En las redacciones de los diarios económicos mundiales todavía se escucha el eco de las risas, ya que ningún analista internacional, nacional, ni el Banco de España, ni usted ni yo se lo han creído porque en realidad no hay hoy pitonisa en el mundo que pueda predecir que va a ocurrir mañana por la mañana. Una cosa si es segura: no se va a cumplir ni la previsión de déficit público, ni la del PIB, ni la revisión de las pensiones, ni eso, sí…

Escuchemos a otros pinochos. Artur Mas anuncia un tour viajero para presentar su proyecto de independencia por la Unión Europea, como si mañana por la mañana fuera a nombrar embajadores en las cancillerías y como si no conociéramos la lentitud de la burocracia comunitaria para afrontar situaciones no previstas en la hoja de ruta de la Comisión europea. Además de decirle a Rajoy que le ha dado excusas de mal pagador, algo que habrá hecho crujir las muelas de farmacéuticos, hospitales, colegios y residencias de mayores concertados, que no cobran desde hace meses y que si consiguen hacerlo será con  una ayuda suplementaria de nuestro estado español que para ello ha tenido que recortar servicios y salarios del sector público y subirnos los impuestos a todos, todos (catalanes y resto de españoles). No contento con ello, anuncia a su pueblo soberano que con la independencia las pensiones de los catalanes serán superiores a las actuales, lo que además de ser de dudosa certeza, me parece un gesto de insolidaridad sólo comprensible en ideologías nacionalistas excluyentes que no han aprendido todavía que los otros son también parte de nosotros mismos. En fin, a lo que vamos, que ésta me parece una mentira más, que ha sido fabricada para vender una moto que ya veremos, pasadas las próximas elecciones, en qué se queda.

No añadiré más mentiras a la lista, sólo apuntaré que observo que la única verdad es que en España no sólo somos cada vez menos, porque muchos españoles parten a buscar trabajo al extranjero, sino que cada día somos más pobres ya que al menos uno de cada cinco españoles está en el umbral de la exclusión social. Esta es la única verdad que tenemos obligación de convertir en mentira cuanto antes.

Ver Post >
Tiempo de algarabías
María Antonia San Felipe 14-09-2012 | 11:13 | 0

Cuando estamos tristes, nos volvemos un poco niños y tendemos a pensar que somos unos incomprendidos. Digamos que algo así les pasa a los gobiernos. Cuando las encuestas comienzan a mostrar la desafección de los votantes todos consideran que tienen un problema de comunicación y que por esa causa los ciudadanos no entienden sus loables esfuerzos a favor del bien común. Esta tristeza gubernamental, como la de Cristiano Ronaldo, resulta hoy por hoy un hecho paradigmático porque nunca, como en la actualidad, los gobiernos habían contado con más número de asesores en materia de marketing y comunicación que de gente con ideas y capacidad de gestión. A mí entender, resulta imperdonable que nos confiesen que hacen las cosas que no desean porque la realidad les ha superado y les obliga a ello contra su voluntad. ¡En fin, señores que en España no gobierna Rajoy sino la Realidad! Y por si fuera poco la Realidad es como la Bruja de los cuentos que sólo es feliz amargando la vida al personal. ¿Si no sabían lo que pasaba en España  a qué tanto interés por gobernarla?

Bueno, pues a lo que vamos, superado por la realidad el gobierno utiliza el lenguaje propio de los enamorados que cuando dicen al otro: -“Ya no te quiero”, en realidad le están diciendo: -No puedo vivir sin ti. Pues, efectivamente, ahora el gobierno utiliza lenguaje en clave para que nosotros lo descifremos sin necesidad de intérprete.    

El gobierno dice que no ha decidido todavía si pedirá el inevitable rescate, cuando todos sabemos que sí lo hará y el momento de hacerlo no es otro que tras las elecciones gallegas y vascas. Ya saben, primero el interés del partido y después, España. Niega que vaya a tocar las pensiones, mientras prepara el camino para recortarlas. En fin, que todo aquello que sea negado más de tres veces, no duden que se hará realidad. Esa es la magia de este gobierno, tener que descifrar sus enigmas.    

En Cataluña, otro gobierno, masivamente apoyado por una millonada de ciudadanos insatisfechos, ha levantado la bandera de la independencia y ha reivindicado convertirse en un estado. En realidad Artur Mas y su partido, a lo máximo que están dispuestos a llegar es a negociar un nuevo pacto fiscal y a recibir sin condiciones una importante ayuda del fondo de estabilidad autonómico español, que ya ha solicitado, utilizando su lenguaje, en la embajada de España en Barcelona. En un clima de inmenso enfado social la gente se ha echado a la calle víctima de la crisis y en un momento en que los estados de la Unión Europea ceden soberanía a favor de organismos supranacionales. Parece una contradicción pero, lo que ocurre, es que nadie es capaz de ofrecer otra alternativa común en la que creer y por la que luchar, éste es actualmente el drama de España, no ver nada que ilusione en el horizonte.  

Escondiéndose de la realidad, como ha hecho el gobierno de Rajoy, no hay forma de caminar hacia adelante. No es comprensible que el presidente del gobierno haya despachado el asunto de la manifestación de Barcelona, diciendo que España no está para algarabías, aunque en realidad, lo que ha querido decir es que no está para algaradas. Yo me declaro partidaria de que, sin ningún temor, en vez de una manifestación se convoque un referéndum y así podamos ver de verdad el alcance de los auténticos deseos de los catalanes. Abrir el debate supondría que todos, catalanes y resto de españoles, conociéramos los riesgos y desventajas que entraña la independencia para unos y para otros. Quizás la realidad se imponga de nuevo a quien agita fantasmas sin tener, como ha confesado Artur Mas, respuestas precisas para los interrogantes claves que se plantean. Como cada momento tiene su afán, desconozco si es tiempo de algarabías, pero les aseguro que no es momento para incompetentes.

Ver Post >