La Rioja
img
Categoría: FECHAS DEL CALENDARIO Y PSICOLOGÍA
5 Pequeñas Pistas para Afrontar la Cuesta de Enero

Pasaron las navidades..…. y te gusten éstas o no… y aunque muchos digamos que tenemos ganas de volver a la rutina… enero es, en general, un mes durillo. Sin embargo, el concepto de “cuesta de enero”, aunque por una parte nos tranquiliza, por otra puede lastrarnos aun más.

El poner una etiqueta a lo que nos ocurre nos apacigua… al igual que sentir que lo que nos pasa es normal y transitorio (según vayamos retomando el ritmo normalizado irá remitiendo, como nos ha pasado otros años). Pero también esto de “la cuesta de enero” puede contagiarnos de un pesimismo y victimismo colectivo que no nos deje abrir nuestros propios y particulares caminos en la espesura de este bosque con forma de mes.

Así que si te encuentras atascado en los problemas, queda con un amigo con papel y boli y buscad posibles respuestas creativas a cada asunto. Después fijad objetivos concretos y alcanzables (más pequeños cuanto más bajito sea tu estado de ánimo) para la siguiente semana, y determinad qué día os llamaréis para ver si los habéis cumplido y establecer los siguientes. Ah, y fundamental: premiaros y valoraros el esfuerzo de cada pasito.

Intentad, de esta manera, convertir en retos lo que os preocupa… jugando a transformaros en “merlines” de las finanzas caseras; o apostando a mejorar vuestro estado físico; o lanzándoos a la aventura de aprender a apreciar más lo es auténticamente importante y a saborear las pequeñas delicadezas que podamos encontrar en el día.

Y también tener una meta a medio plazo guiada por el “quiero”, no por el “debo”, suele dar color a los grises de la rutina.

¿Y si, por una vez, dejásemos a un lado ese remordimiento de conciencia por los excesos navideños y aprovechamos el impulso del cambio de año para regar el jardín de nuestros valores y deseos, partiendo de unos auto-mimos por todo lo bueno que hemos hecho el año pasado por nuestra gente y por nosotros mismos?

A muchísimas personas les gusta el montañismo, la escalada, los maratones, el ciclismo… ¿por qué no tomar la vida de la misma manera?

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño. Texto incluido, editado, en su libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

cuesta-de-enero

Ver Post >
Regalos de última hora

No me gusta los regalos por obligación, y menos en estas épocas donde en vez de disfrutar mariposeando entre cosas bonitas o ideas chulas, hay que agarrar lo primero que pilles a codazos entre la marabunta. Acepto el precio a pagar por ello, es decir, ser criticada y tildada de raruna. No obstante, os dejo aquí algunas sugerencias para regalos de última hora:

Si al destinatario del presente le gusta leer, llévale un libro; si le gusta pintarse, algo de maquillaje; si es el teatro, pues una entrada; etc. ect. etc. Es decir, los regalos según aficiones, gustos y valores casi siempre van bien, sobre todo si van acompañados con tiquet regalo;)

Otra posibilidad son regalos más impersonales como los bonos de experiencias o de alguna tienda, que se pueden acompañar de unas palabritas escritas es un bonito papel para así espolvorearlo con un pelín de cuore.

También los “vale por…” pueden sacarnos del apuro si al menos dedicamos un rato a diseñarlos… metiéndolo, por ejemplo, en un cofre hortera de un chino.

Y por supuesto ¡también puedes hacer algo tú mismo! Haz galletas, unos versos, una composición con fotos, una lista de reproducción especial, tunea un bolso que no uses, si sabes hacer jabones , pues a ello… O cualquier cosa que se te ocurra… como una botella mágica donde introducir en notitas de colores cada cosa bonita que nos suceda a lo largo del año…

Os propongo, no obstante, dar ejemplo a los más pequeños  como hace mi colega Larraitz: ella les muestra el “único” regalo que le han traído y su felicidad por ello, mientras ellos le preguntan sorprendidos “¡¿sólo te ha traído una cosa?!”.

“Ay, qué sociedad de la cantidad”, me decía…. Y añadía “yo para este año que comienza deseo que aprendamos a saborear y disfrutar de nuestros deseos!”. Así que yo para Reyes me pido eso;)

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño. Texto incluido, editado, en su libro Minimapas para Tormentas. FBTw Ln)

regalos última hora reyes

Ver Post >
7 Minimapas para las Tormentas Navideñas

Las navidades son, por distintas razones, fechas difíciles para muchísimas personas. En realidad, yo diría que son épocas complicadas para todo el mundo, incluso si te encantan. Así que este año os dejo toda una recopilación de minimapas que os pueden ayudar a navegar mejor por estos mares repletos de espumillón y turrones, a la vez que quieren abrir puertas a otras maneras de vivir estas fiestas. Cliquear en el enlace que os interese (os copio en alguno de ellos su primer párrafo):

Minimapa Agobios Navideños. “Decorar la casa, comprar los regalos, preparar comidas y cenas, reuniones de empresa, compromisos de todo tipo etc. etc. etc. y a todas partes corriendo.”

Minimapa Odio la Navidad. “La Navidad para muchas personas es la peor época del año. Las ausencias se hacen figura, la soledad también, así como el abismo entre lo precario de mi situación y lo que se me vende como ideal navideño. Además parece que no te puedes esconder de la navidad… está por todas partes… activando recuerdos y nostalgias del pasado en un maremagnum emocional que suele ser muy confuso (tristeza, rabia, culpa…).”

Minimapa “Entrañables” Reuniones Familiares. “Reuniones-familiares-navideñas… estas tres palabras así juntitas a no pocos les producen urticaria. Si éste es tu caso y no has podido coger la maleta y poner pies en polvorosa, aquí van algunas sugerencias para surfear en tan complicadas mareas”

Minimapa Navidad desde el Corazón (I).

Minimapa Navidad desde el Corazón (II).

Minimapa Nochevieja. “Noche Vieja… como el resto de las navidades… ¡posturas encontradas! Si te gusta, a disfrutar. Si no, te pintarrujeo dos posibilidades”

Minimapa Regalos de Última Hora. “No me gusta los regalos por obligación, y menos en estas épocas donde en vez de disfrutar mariposeando entre cosas bonitas o ideas chulas, hay que agarrar lo primero que pilles a codazos entre la marabunta. Acepto el precio a pagar por ello, es decir, ser criticada y tildada de raruna. No obstante, os dejo aquí algunas sugerencias para regalos de última hora”

En fin, navegantes… que esta Navidad encontréis la belleza allí donde estéis.

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

Ver Post >
7 consejos de la abuela para prepararte para el Black Friday

1er Consejo Black Friday: Entiende lo que le pasa a nuestra mente.

Y para eso acudamos a la ciencia (¡qué! ¡la abuela también puede ser científica! ¿o no?). Las compras suponen un placer inmediato por lo que pueden crear adicción en determinadas situaciones.

Casi todos tenemos la experiencia de que cuando comenzamos a comprar, a veces se nos va la bola y al día siguiente vienen las auto-recriminaciones. Esto se explica por el efecto de la dopamina y otras sustancias en determinados circuitos cerebrales implicados en el placer (chocolate, sexo, drogas) y que propician conductas impulsivas. Hay diferencias individuales, claro. El problema es que esto se acentúa en las compras on-line ya que la gratificación es más inmediata y no existen otros estímulos que, en las tiendas físicas, nos sirven de freno.

(y muy entrelazado con el primero): Estate muy atento al efecto de la publicidad.

Nos cegamos cuando vemos “¡rebajado!”, “¡descuento!”, “¡gratis!”. También ojo con las estrategias que nos empujan a actuar impulsivamente (“¡compra ya!”, “¡sólo quedan dos unidades!”). Y a las que apelan a lo emocional y/o a nuestro narcicismo: pues, por ejemplo, marcas de lujo pasan a estar a nuestro alcance y compramos buscando una identidad ligada al posicionamiento de la marca (“soy cool y con estilo, tal y como muestra mi móvil o mi bolso”). Otras veces la publicidad nos hace sentir como “indispensable” algo que para nada lo es.

3º: Haz una lista de lo que quieres comprar, indicando si es por gusto o por necesidad. Y haz un rastreo de precios, teniendo siempre en cuenta si incluye, o no, el IVA y los gastos de envío.

4º: Navega por sitios seguros, con teléfono de atención al cliente y servicio de devoluciones.

5º: Antes de darle al “click” final, haz un kit-kat. Va bien levantarse a la nevera y dejar que baje el subidón de adrenalina consumista. Entonces revisa en tu carrito de la compra si todo es correcto. Incluso puedes llamar a una amiga para consultarle (como hacemos en los probadores con las coleguis).

6º: Lleva la cuenta de los cargos a la tarjeta para evitar el susto final. También puedes de  antemano fijar un techo de gasto. Incluso utilizar una tarjeta con un saldo limitado (o una pre-pago, que además a mí me dan más seguridad).

7º: Y por último, en el Black Friday, no olvides tus valores.

Parece que de lo único que nos arrepentimos al día siguiente es de los euros gastados. Y yo creo que hay que ir más allá (por ejemplo: ¿cuánto de importante es para ti comprar en los comercios del barrio?). Hay que pensar en el mundo que queremos para nuestros hijos, nietos o sobrinos. Para ello a mí me ayuda preguntarme por la historia que hay detrás y que hace posible que tenga ese objeto entre las manos. Por otra parte, según he leído, la angustia y el estrés aumentan por esto de la época de compras y regalos ¡qué sin sentido! ¿no os parece?

Espero que os hayan servido estos hiper resumidos consejos de la “abuela” para optimizar tus compras de este Black Friday. Buena semana, navegantes!

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición)

Waku y Guigui leen los consejos para el Black Friday

Ver Post >
Tres claves que te ayudarán con el comienzo de curso

Septiembre. Algunos se irán ahora de vacaciones pero para la mayoría comienza el curso… y eso que en Logroño con los San Mateos hasta octubre estamos a medio gas;)

¿A ti te mola este mes (por lo que tiene de “comienzo”, por lo de retomar un orden, por eso de ir a la librería a por esos cuadernos nuevos)? ¿o eres de los que sufren el mal llamado síndrome post-vacacional?

Digo lo de “mal llamado” porque… ya nos vale poner etiquetas a todo! ¡y más aun, etiquetas que patologizan, o al menos problematizan, algo que es completamente normal! Porque normal es, y muy normal además, la pereza que nos da a la mayoría volver a tener que responder a las demandas del otro (es decir, madrugar, correr, hacer cosas que no me gustan o no me apetecen en ese momento etc.), sumándole además el echarnos de nuevo a las espaldas las preocupaciones que durante el kit-kat del verano habíamos dejado aparcadas.

Ay, cuántos de vosotros habéis deseado en estas temporadas, al sonar el despertador, esconderos bajo las sábanas deseando simplemente desaparecer como por arte de magia? A mí, al menos, me ocurre a menudo, jeje;)

Luego se pasa, claro –y esto es esencial recordarlo. Pero si dispones de unos minutos en un lugar tranquilo y quieres este año salir un  poco de lo de siempre, TE PROPONGO TRES PREGUNTAS para que escribas (o dibujes, o lo que sea) lo que te surja:

1º) Que te ha ayudado otros septiembres? (como muchas veces digo “repite, lo que te ha servido; y no repitas, lo que no te ha servido”;))

2º) Respecto a qué actividades apuntarse este año, qué objetivos marcarte y demás, cierra los ojos, inspira dos veces profundamente y después observa, sin intentar modificar nada, como el aire entra y sale por las fosas nasales. También puedes salir a dar un paseo, regar tus plantitas o cualquier otra actividad que te ayude a conectar contigo mismo. Una vez, ahí, en esa relativa calma interior, mira qué necesita tu cuerpo y qué siente ante las diferentes opciones que la mente planteaba.

No quieras respuestas, simplemente estate atento. Suele pasar que es posteriormente a este ejercicio cuando aparecen las señales. Y el captarlas requiere “intención sin expectativas” y “espacio” (es decir, si tu mente no para ni un momento con la agenda repleta, es imposible que repare en lo sutil de la voz interior –y por eso, si te das cuenta, es en la ducha o medio dormido cuando a veces te das cuenta de cosas importantes).

Menos es más, recuerda. Y si observamos a plantas y animales, podemos aprender tanto de éstos, de su sencillez ante el trascurrir de la vida en ellos…

3º) Por último, ¿y si tuvieras, a partir de ahora, un ratico semanal para ti, para poner consciencia en tu vivir, para conectar con la calma y coger desde ahí perspectiva?

Si sientes ese deseo, lo difícil será hacerlo “sagrado” en tu agenda (y lo digo por experiencia). Puede ser escribir, dibujar, un paseo o cualquier cosa que nos sirva para no dejarnos arrastrar totalmente por nuestros automatismos. Y así avanzar, poco a poco, en el ir sintiendo cada vez más profundo que lo más valioso no es lo que tienes, o lo que haces, o lo que los demás piensan de ti. ¿Para qué poner tanta energía en todo ello, en vez de en el mismo acto de ser, de existir y estar en el mundo por derecho propio? Suena muy new-age, lo sé, pero seguro que, por ejemplo, los montañeros me pilláis evocando lo que hace que el monte os guste tanto… y me viene también la cita de Saramago “dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos”.

Ah, para los que os de especialmente pereza la vuelta al curro, ojearos también el Minimapa “Vuelta al trabajo: 6 lucecillas para la pérdida de ilusión”. Y a por el nuevo curso, navegantes!

Comienzo de curso dibujado por isabel merino para el libro minimapas

(Dibujo de Isabel Merino del libro Minimapas)

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición)

Ver Post >
Cargar pilas en verano (mis pistas)

Necesito vacaciones. Un curso éste super enriquecedor pero agotador: apuesta por la consulta en dedicación exclusiva + el libro  + cambios personales potentes… con lo tortuguilla que soy para todo además… ufff!

Así que, aunque seguiré  con pacientes y clientes hasta agosto (cuando espero tomarme 10 días de parar a cero), he decidido ir soltando desde ya otras tareas progresivamente. Y una de ellas es este blog, del que creo que me despido hasta septiembre. Estos meses seguiré escribiendo sí, pero de lo que me dé la gana y cuando me dé la gana (sin que me salte el aviso del Google Calendar de “escribir post”, “escribir post”, “escribir post”!)

Quiero parar para descansar, para escucharme, para aburrirme, para disfrutar, como decía una amiga, de “no hacer nada despacio”. Para mí, como seguro que para alguno de vosotros, esto me resulta complicado. Pero por fortuna desde hace ya bastante tiempo atiendo a lo que necesita mi espíritu más allá de las resistencias y pataleos de mi mente.

El deseo es una curva ondulante: necesita descansar, incluso aburrirse, para volver emerger con fuerza y renovado. Así si uno descansa realmente, retoma después con ganas los proyectos que le apasionan pero que a estas alturas de curso le saben a hastío (aunque la vuelta siempre se haga dura, claro, porque esto de lidiar con exigencias ajenas nunca mola, jeje).

Y, jo, como esto es un blog de psicología para crecer os dejo estas dos preguntas por si os sirven: 1) ¿qué te descansa y te carga las pilas?; 2) ¿qué necesitas este verano? Déjalas reposar en tu interior y permite que emerjan pistas, sin tratar de adecuarte a ningún modelo (hay, por ejemplo, gente a la que le descansa levantase a las cinco de la mañana a escribir, por extraño que parezca). Luego adecúalas a tu realidad.

Para acabar os dejo minimapas anteriores que considero que complementan a éste en relación a cómo vivir más plenamente el verano y unas palabras del Doctor Zhivago a modo de otra posibilidad más para descansar (sí, el trabajo manual y el esfuerzo físico que castigaba el cuerpo de nuestros abuelos, ahora va y le hace un tremendo bien a nuestras mentes posmodernas;))

Más minimapas para el verano:

⚓  Algunas pistas para descansar en vacaciones.

⚓  Viajes y escapadas.

⚓  Cómo tener un cuerpo perfecto para la playa.

⚓  Aprovechando el verano para reconectar con nuestro niño interior.

⚓  Tiempo de lecturas para el alma (Momo).

⚓  Niños al sol.

⚓  Hay que ser feliz en verano?

Doctor Zhivago y el trabajo en el campo para renovar la mente:

“¡Qué felicidad trabajar para uno mismo y para la familia desde la mañana a la noche, construirse una casa, cultivar la tierra para alimentarnos, hacernos nuestro propio mundo, como Robison, imitando al Creador en la creación del universo, renovarnos, renacer continuamente, imitando a la madre que nos dio a luz!

¡Cuántas cosas nuevas se piensan y cuánto descansa la mente, cuando las manos se ocupan en un trabajo material, físico, en un trabajo rudo, cuando se nos proponen tareas razonables, realizables con las manos, y nos compensan con la alegría del éxito, cuando durante seis horas seguidas se desbasta con el hacha un tronco o se cava la tierra bajo el cielo desnudo que nos quema con su aliento sereno!

(…)Anacoreta de la ciudad que fustigas la imaginación y los cansados nervios con un café fuerte o con el tabaco, desconoces el excitante más eficaz que consiste en la necesidad real y en la buena salud.”

 Feliz verano, navegantes!!!

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición)

minimapas para crecer en verano

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.