La Rioja
img
Categoría: FECHAS DEL CALENDARIO Y PSICOLOGÍA
13 de febrero, Día del Soltero; 14, San Valentín… Micro-reflexiones sobre las fechas “corteinglés”

13 de febrero, Día del Soltero. 14, Día de los Enamorados o, según otros, Día del amor y la amistad. Y luego llegará el Día del Padre, de la Madre, etc. etc. etc.

Hace 50 años muchas de estas fechas o no existían o tenían una connotación totalmente diferente. Pero ahora en la sociedad mega consumista en la que vivimos no dejan de aparecer obligaciones en el calendario de buscar regalos, restaurantes o lo que sea para gastar mis euros y así demostrar mi amor, mi cariño o, lo que es más importante, conservar mi imagen socialmente adecuada (y recibir “likes”, tanto on-line como off-line, y sentirme guay o al menos “normal”). Triste depender tanto de lo de fuera, sobre todo cuando es tan de “plástico” ¿no os parece?

No digo que las fechas no sean importantes. El ser humano siempre las ha necesitado. Por una parte, es muy sano celebrar, y determinar días concretos para ello ayuda a: 1) marcar la obligación (ejemplo, el domingo para descansar en los cristianos); 2) organizar a la comunidad; y 3) movilizar la energía de grupo (no es lo mismo bailar sólo en casa que en una fiesta). Por otra parte, también las diferentes culturas han utilizado las fechas para la interiorización y  para que el grupo reflexione, o se centre, sobre un tema concreto. Y por último, han servido para vivir en consonancia con los ciclos naturales (de cosecha, de las estaciones etc.).

Así que el problema no son las fechas sino el mal uso y abuso que actualmente se hace de ellas. Parece que hoy todo se reduce a gastar e ir rápido acumulando objetivos (ya sean éstos logros, experiencias o gente interesante a la que conozco). Por eso en mis minimapas trato de que paréis unos minutos, reflexionéis y os dejéis sentir:

Pensar no es rumiar (es decir, darle vueltas y vueltas a las cosas): lo primero amplía nuestro mapa (el cómo vemos la realidad), mientras que lo segundo es como estar en una rueda de hámster con espinas de la que es muy difícil salir. Y dejarse sentir es “simplemente” detenerme y darme el espacio suficiente para escuchar cómo está mi cuerpo y  qué está ocurriendo en mi interior. Claro, esto acojona porque preferimos vivir en nuestra película, por muy estresante que ésta sea, a tomarnos la píldora roja como Neo ¡y vete tú a saber lo que vamos a ver! Como dice el refrán, más vale malo  conocido que bueno por conocer.

En fin, por eso te propongo que aproveches las fechas que nos marcan desde fuera, para ir hacia lo auténtico en ti y en tus relaciones. Son viajes sin guión previo pero los que los hemos probado, no los cambiamos por lo anterior ni de broma.

Como estamos en la semana de los corazones, me despido entonces con enlaces a minimapas sobre esta temática:

♥ Para el 13 de febrero, Día Mundial del Soltero: ¿Solos o en pareja?

♥ Para el 14, Día de los Enamorados: 5 sencillas y bellas rutinas para mantener la pareja en buen camino.

♥ Y si prefieres cerebrar el 14 el Día del Amor: ¿Entiendes el amor?

Hasta la próxima, navegantes!

P.D.: Ah, también os dejo otros minimapas que quizá os sirvan para cuestiones vuestras o de amigos y familiares que se pueden remover especialmente estos días:

¿Crisis de pareja?: cuándo separarse, cómo superarlo.

“No, no es amor, lo que tú sientes se llama obsesión”.

¿Dudas sobre identidad sexual, orientación del deseo, etc.?

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

¿Y si, en vez de consumir, aprovechamos las fechas corteinglés para navegar hacia lo auténtico?

Ver Post >
A propósito del Día Mundial Contra el Cáncer

El 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer y yo como de costumbre quiero ir un poco contra corriente porque está genial eso de luchar, no rendirse, ser fuerte, ser positivo… pero ni es el ideal ni mucho menos la obligación.

Claro que es más guay, más agradable, tanto para la persona ¡como para el entorno! que ésta no se asiente, se perpetúe, por ejemplo, en la queja… pero, joe, recordemos que cada uno reacciona como puede. Eso sí, esto no quita que asuma su parte de responsabilidad en las reacciones de los otros, por supuesto.

Y es que no hay una manera ideal de afrontar la enfermedad, como se nos trata de imponer. A algunos, por su personalidad  previa, les sirve la palabra lucha. Pero a otros, este “tener que ser fuerte” les añade, al sufrimiento que ya tienen, el sentimiento de culpa por no ser capaces de tener esa actitud  que supuestamente depende de su voluntad.

Además, la actitud hacia la enfermedad influye sí (en cuanto a que va asociada a hábitos más saludables y a tener más ayuda de la gente) pero lo determinante para curarse es la calidad del sistema público de salud, la investigación que se realiza y el apoyo instrumental y emocional del entorno y la comunidad (ejemplo: el proyecto “Vivir con luz propia” busca, según tengo entendido, recuperar el apoyo mutuo de antaño entre vecinos). Lo que pasa es que en esta cultura hacemos depender todo de lo individual para escurrir el bulto así de nuestra responsabilidad como comunidad. Copio a este respecto un párrafo de Javi Vega que incluí en el post “Cuando lo real de la vida nos sacude el alma”:

“Me revienta el concepto de enfermo luchador. Me revienta porque no concibo que nadie que se muera haya perdido ninguna lucha ni porque haya ningún mérito o demérito en sobrevivir o sucumbir a un cáncer. // Pero sobre todo me revienta porque ese término, luchador, lo inventó alguna persona sana para hacer más cómoda una verdad que incomoda a la que luego se añadieron otras como carrera o ejemplo de lucha. // Por cierto, mientras se nos llenan la boca con estas cosas tan cuquis, se recorta como nunca en investigación y hay una enfermera para 22 pacientes en el turno de noche en la planta de oncología”.

Por último, cada persona vive su proceso de una manera distinta según sus características personales, las de su momento y las de su entorno. Algunas crecen, otras no. Unas lo afrontan como un maratón, otras se centran en sufrir lo menos posible, otras lo viven como un viaje de auto-conocimiento y/o espiritual (ejemplo “Mientras despierto”). Unos luchan hasta el final. Otros abandonan como la maravillosa Suzi Stroke. Y cada uno de estos tan diferentes caminos pueden ser igual de adecuados y respetables.

Actualmente la supervivencia del cáncer es, por fortuna, alta. Sin embargo sigue siendo la palabra que más nos asusta escuchar de boca de un médico. La asociamos inmediatamente a “muerte” y a ésta le tenemos demasiado miedo. Y este “demasiado” nunca ayuda. Pero de esto os hablaré en otro post. Hoy “sólo” os recomiendo escuchar a Enric Benito. Hasta la próxima, navegantes.

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

reflexiones-dia-mundial-contra-el-cancer

Ver Post >
5 Pequeñas Pistas para Afrontar la Cuesta de Enero

Pasaron las navidades..…. y te gusten éstas o no… y aunque muchos digamos que tenemos ganas de volver a la rutina… enero es, en general, un mes durillo. Sin embargo, el concepto de “cuesta de enero”, aunque por una parte nos tranquiliza, por otra puede lastrarnos aun más.

El poner una etiqueta a lo que nos ocurre nos apacigua… al igual que sentir que lo que nos pasa es normal y transitorio (según vayamos retomando el ritmo normalizado irá remitiendo, como nos ha pasado otros años). Pero también esto de “la cuesta de enero” puede contagiarnos de un pesimismo y victimismo colectivo que no nos deje abrir nuestros propios y particulares caminos en la espesura de este bosque con forma de mes.

Así que si te encuentras atascado en los problemas, queda con un amigo con papel y boli y buscad posibles respuestas creativas a cada asunto. Después fijad objetivos concretos y alcanzables (más pequeños cuanto más bajito sea tu estado de ánimo) para la siguiente semana, y determinad qué día os llamaréis para ver si los habéis cumplido y establecer los siguientes. Ah, y fundamental: premiaros y valoraros el esfuerzo de cada pasito.

Intentad, de esta manera, convertir en retos lo que os preocupa… jugando a transformaros en “merlines” de las finanzas caseras; o apostando a mejorar vuestro estado físico; o lanzándoos a la aventura de aprender a apreciar más lo es auténticamente importante y a saborear las pequeñas delicadezas que podamos encontrar en el día.

Y también tener una meta a medio plazo guiada por el “quiero”, no por el “debo”, suele dar color a los grises de la rutina.

¿Y si, por una vez, dejásemos a un lado ese remordimiento de conciencia por los excesos navideños y aprovechamos el impulso del cambio de año para regar el jardín de nuestros valores y deseos, partiendo de unos auto-mimos por todo lo bueno que hemos hecho el año pasado por nuestra gente y por nosotros mismos?

A muchísimas personas les gusta el montañismo, la escalada, los maratones, el ciclismo… ¿por qué no tomar la vida de la misma manera?

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño. Texto incluido, editado, en su libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

cuesta-de-enero

Ver Post >
Regalos de última hora

No me gusta los regalos por obligación, y menos en estas épocas donde en vez de disfrutar mariposeando entre cosas bonitas o ideas chulas, hay que agarrar lo primero que pilles a codazos entre la marabunta. Acepto el precio a pagar por ello, es decir, ser criticada y tildada de raruna. No obstante, os dejo aquí algunas sugerencias para regalos de última hora:

Si al destinatario del presente le gusta leer, llévale un libro; si le gusta pintarse, algo de maquillaje; si es el teatro, pues una entrada; etc. ect. etc. Es decir, los regalos según aficiones, gustos y valores casi siempre van bien, sobre todo si van acompañados con tiquet regalo;)

Otra posibilidad son regalos más impersonales como los bonos de experiencias o de alguna tienda, que se pueden acompañar de unas palabritas escritas es un bonito papel para así espolvorearlo con un pelín de cuore.

También los “vale por…” pueden sacarnos del apuro si al menos dedicamos un rato a diseñarlos… metiéndolo, por ejemplo, en un cofre hortera de un chino.

Y por supuesto ¡también puedes hacer algo tú mismo! Haz galletas, unos versos, una composición con fotos, una lista de reproducción especial, tunea un bolso que no uses, si sabes hacer jabones , pues a ello… O cualquier cosa que se te ocurra… como una botella mágica donde introducir en notitas de colores cada cosa bonita que nos suceda a lo largo del año…

Os propongo, no obstante, dar ejemplo a los más pequeños  como hace mi colega Larraitz: ella les muestra el “único” regalo que le han traído y su felicidad por ello, mientras ellos le preguntan sorprendidos “¡¿sólo te ha traído una cosa?!”.

“Ay, qué sociedad de la cantidad”, me decía…. Y añadía “yo para este año que comienza deseo que aprendamos a saborear y disfrutar de nuestros deseos!”. Así que yo para Reyes me pido eso;)

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño. Texto incluido, editado, en su libro Minimapas para Tormentas. FBTw Ln)

regalos última hora reyes

Ver Post >
7 Minimapas para las Tormentas Navideñas

Las navidades son, por distintas razones, fechas difíciles para muchísimas personas. En realidad, yo diría que son épocas complicadas para todo el mundo, incluso si te encantan. Así que este año os dejo toda una recopilación de minimapas que os pueden ayudar a navegar mejor por estos mares repletos de espumillón y turrones, a la vez que quieren abrir puertas a otras maneras de vivir estas fiestas. Cliquear en el enlace que os interese (os copio en alguno de ellos su primer párrafo):

Minimapa Agobios Navideños. “Decorar la casa, comprar los regalos, preparar comidas y cenas, reuniones de empresa, compromisos de todo tipo etc. etc. etc. y a todas partes corriendo.”

Minimapa Odio la Navidad. “La Navidad para muchas personas es la peor época del año. Las ausencias se hacen figura, la soledad también, así como el abismo entre lo precario de mi situación y lo que se me vende como ideal navideño. Además parece que no te puedes esconder de la navidad… está por todas partes… activando recuerdos y nostalgias del pasado en un maremagnum emocional que suele ser muy confuso (tristeza, rabia, culpa…).”

Minimapa “Entrañables” Reuniones Familiares. “Reuniones-familiares-navideñas… estas tres palabras así juntitas a no pocos les producen urticaria. Si éste es tu caso y no has podido coger la maleta y poner pies en polvorosa, aquí van algunas sugerencias para surfear en tan complicadas mareas”

Minimapa Navidad desde el Corazón (I).

Minimapa Navidad desde el Corazón (II).

Minimapa Nochevieja. “Noche Vieja… como el resto de las navidades… ¡posturas encontradas! Si te gusta, a disfrutar. Si no, te pintarrujeo dos posibilidades”

Minimapa Regalos de Última Hora. “No me gusta los regalos por obligación, y menos en estas épocas donde en vez de disfrutar mariposeando entre cosas bonitas o ideas chulas, hay que agarrar lo primero que pilles a codazos entre la marabunta. Acepto el precio a pagar por ello, es decir, ser criticada y tildada de raruna. No obstante, os dejo aquí algunas sugerencias para regalos de última hora”

En fin, navegantes… que esta Navidad encontréis la belleza allí donde estéis.

(Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño, autora del libro Minimapas para TormentasFBTw Ln)

Ver Post >
7 consejos de la abuela para prepararte para el Black Friday

1er Consejo Black Friday: Entiende lo que le pasa a nuestra mente.

Y para eso acudamos a la ciencia (¡qué! ¡la abuela también puede ser científica! ¿o no?). Las compras suponen un placer inmediato por lo que pueden crear adicción en determinadas situaciones.

Casi todos tenemos la experiencia de que cuando comenzamos a comprar, a veces se nos va la bola y al día siguiente vienen las auto-recriminaciones. Esto se explica por el efecto de la dopamina y otras sustancias en determinados circuitos cerebrales implicados en el placer (chocolate, sexo, drogas) y que propician conductas impulsivas. Hay diferencias individuales, claro. El problema es que esto se acentúa en las compras on-line ya que la gratificación es más inmediata y no existen otros estímulos que, en las tiendas físicas, nos sirven de freno.

(y muy entrelazado con el primero): Estate muy atento al efecto de la publicidad.

Nos cegamos cuando vemos “¡rebajado!”, “¡descuento!”, “¡gratis!”. También ojo con las estrategias que nos empujan a actuar impulsivamente (“¡compra ya!”, “¡sólo quedan dos unidades!”). Y a las que apelan a lo emocional y/o a nuestro narcicismo: pues, por ejemplo, marcas de lujo pasan a estar a nuestro alcance y compramos buscando una identidad ligada al posicionamiento de la marca (“soy cool y con estilo, tal y como muestra mi móvil o mi bolso”). Otras veces la publicidad nos hace sentir como “indispensable” algo que para nada lo es.

3º: Haz una lista de lo que quieres comprar, indicando si es por gusto o por necesidad. Y haz un rastreo de precios, teniendo siempre en cuenta si incluye, o no, el IVA y los gastos de envío.

4º: Navega por sitios seguros, con teléfono de atención al cliente y servicio de devoluciones.

5º: Antes de darle al “click” final, haz un kit-kat. Va bien levantarse a la nevera y dejar que baje el subidón de adrenalina consumista. Entonces revisa en tu carrito de la compra si todo es correcto. Incluso puedes llamar a una amiga para consultarle (como hacemos en los probadores con las coleguis).

6º: Lleva la cuenta de los cargos a la tarjeta para evitar el susto final. También puedes de  antemano fijar un techo de gasto. Incluso utilizar una tarjeta con un saldo limitado (o una pre-pago, que además a mí me dan más seguridad).

7º: Y por último, en el Black Friday, no olvides tus valores.

Parece que de lo único que nos arrepentimos al día siguiente es de los euros gastados. Y yo creo que hay que ir más allá (por ejemplo: ¿cuánto de importante es para ti comprar en los comercios del barrio?). Hay que pensar en el mundo que queremos para nuestros hijos, nietos o sobrinos. Para ello a mí me ayuda preguntarme por la historia que hay detrás y que hace posible que tenga ese objeto entre las manos. Por otra parte, según he leído, la angustia y el estrés aumentan por esto de la época de compras y regalos ¡qué sin sentido! ¿no os parece?

Espero que os hayan servido estos hiper resumidos consejos de la “abuela” para optimizar tus compras de este Black Friday. Buena semana, navegantes!

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición)

Waku y Guigui leen los consejos para el Black Friday

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.