La Rioja

img
Reconectando con nuestro niño interior
img
Mercedes Garcia-Laso | 23-11-2016 | 21:02

Arte-trasteando es una etiqueta que creé en mi otro blog para incluir una tímida miscelánea entorno a lo artístico. Algo en mí tira hacia ahí pero todavía no he conseguido rescatar a esa pequeña que inventaba juegos… y en estos días estoy sintiendo como un compromiso firme de ir hacia ella.

He decido, por tanto, aprovechar la relentificación del ritmo en verano y mis vacaciones (que hasta el 8 no comienzan, por cierto, ggrrr) para profundizar en esta llamada y, por ejemplo, dar una pausa de mes y algo a los #minimapas ¡Y qué mejor que dedicar este “punto y seguido” precisamente a un esbozo para los que también queráis enriquecer estas semanas estivales reconectando con vuestro niño interior! Así que allá va:

Observad a los críos, por favor! Juego, curiosidad, diversión, alegría, placer, magia, misterio… ¿Dónde quedó todo esto en nuestras vidas???

Vivimos tiranizados por los “tengo que”; el pavor a lo desconocido, a la incertidumbre; la obsesión por llegar a determinado objetivo; por la rigidez de cómo han de ser las cosas… etc.

Atrévete simplemente a disfrutar del proceso sin importarte a dónde llegues. Esta es mi propuesta para este verano… ya sea pintando, escribiendo, bailando, cocinando, caminando por el bosque o haciendo surf. Adéntrate en el misterio del no-saber, del no-saber lo que va a ocurrir y… saborea la magia.

Deja que lo que vas viviendo, creando, te hable. Escucha las sensaciones, y quizá alguna idea despistada… que la curiosidad te guie… y poco a poco reconectarás con tu niño juguetón y con eso que en el fondo tú sabes que te hace bien.

Jugar y crear abre puertas inimaginables.

Resérvate ratos para escribir sin pensar, pintarrujear, bailar sola, enguarrarte en los charcos de lluvia… ratos para ser un niño.

Regálate otros para conectar con la curiosidad y los sentidos: da una vuelta por una exposición escondida, por una tienda de discos de segunda mano, prueba una receta etíope, un nuevo incienso o… ¿te has bañado alguna vez de noche en el mar?

Y busca también momentos de no-hacer, de ensimismamiento: cada uno sabemos lo que nos hace “conectar” (un paseo, una música…) y explora además otros (como un juego, a ver qué pasa)

Por último, puedes llevar siempre un cuaderno… tu cuaderno de viaje… como el de aquellos exploradores de territorios vírgenes…

Atento a cada momento… 
y sabrás que la vida es juego y magia.

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica especializada en psicoterapia para pequeñas y grandes dificultades (garcialaso.com).