Blogs

Inés Martínez

Blog de viajes | Consejos para viajar por tu cuenta | La vida en el aire

Las Cataratas Victoria en Zambia y Zimbabwe: cuándo ir, cómo moverte, qué ver, cómo llegar…

Las Cataratas Victoria son un auténtico espectáculo para la vista y los sentidos. Un abismo formado por la caída en picado en una sola vertical con una anchura aproximada de 1,7 km y 108 metros de alto. Desde tierra, da igual desde qué punto las veas, es imposible que la vista alcance su final ya que se trata de la catarata más larga del mundo. El gran salto africano del que caen millones de litros de agua y que los locales llaman ‘el humo que suena’ es una imagen soberbia y sobrecogedora.
Todo ello convierte el lugar en un paraje de absoluta singularidad que, ya en 1855, dejó enamorado al escocés David Livingstone, el primer europeo en recorrer y poner en el mapa las cataratas y el hombre que las bautizó con el nombre de Victoria, en honor a la monarca del Reino Unido.

¿Cuándo ir?

El nivel máximo es entre marzo y abril y se produce un aumento de cinco metros en el nivel del las aguas que pasan por la garganta. El rocío desprendido es muy denso, produciendo un arcoíris y ofreciendo una preciosa vista cuando se ve desde el aire, pero dificulta las vistas desde tierra.

El periodo de aguas bajas se extiende de agosto a enero y se encuentra en el nivel más bajo entre octubre y principios de diciembre. Apenas hay bruma y se puede apreciar la formación geológica de las cataratas en todo su esplendor.

El río Zambeze y las cataratas hacen frontera entre Zambia y Zimbabwe, y es obligado ver el salto de agua desde los dos países. Y más si, como nosotros, vas en la época seca. Es muy importante saber que en ese momento, en la parte de Zambia, apenas cae agua. Esto te permite observar la profundidad de la grieta pero, claro, como impresiona más es con agua (habrá que volver).

Cataratas Victoria- Blog 'La vida en el aire'

 

Nuestro hotel en Zambia estaba dentro del parque natural de las cataratas, solo había que cruzar un pequeño jardín, así que pudimos verlas dos veces, por la tarde, poco después de haber llegado y de habernos dado un baño en la piscina para intentar sobrellevar el insoportable calor, y otra al día siguiente al amanecer. Las mejores horas, sin duda, por la luz y porque estás completamente solo. Solo hay que pasar un control en el que firmas y pones a qué hora has entrado. Se supone que al salir debes volver a firmar, pero nosotros nos entretuvimos atontados por el paisaje y nos cerraron el acceso al hotel, así que tuvimos que dar una vuelta para regresar.

Esta es la parte de Zambia y en las fotos se ve al fondo la bruma de agua, de la parte de Zimbabwe. Como he dicho, habrá que volver, yo no me quedo sin ver esto con agua. Tiene que ser de llorar.

 

 

Cataratas Victoria- Blog La vida en el aire

 

Misma foto al atardecer y al amanecer

 

cataratas-victoria-la-vida-en-el-aire-2

 

Cataratas Victoria - Blog 'La vida en el aire'

 

Cataratas Victoria 'La vida en el aire'

 

 

 

Después de ver el amanecer en la parte de Zambia, partimos dirección a Zimbabwe en coche. Hay que pasar la frontera, donde los trámites son lentos. En la caseta de revisión de pasaportes suele haber bastante gente y no es que sean especialmente rápidos. Para pasar de Zambia a Zimbabue -o viceversa- y ver las cataratas desde ambas vertientes, hay que pagar un visado de 50 dólares. Perdimos bastante tiempo entre unas cosas y otras y llegamos a las 10 AM a la parte zimbabwense de las cataratas. Un error porque había muchísima gente. Así que recuerda, si vas, mejor estar allí en cuanto abran.
Eso sí, nada nos impidió disfrutar de esta maravilla:

Cataratas Victoria blog 'La vida en el aire'

 

Cataratas Victoria-Blog La vida en el aire

 

Cataratas Victoria-La vida en el aire

 

En esta parte no hay una única vista, sino que vas pasando por diferentes miradores desde los que ves saltos de agua a cada cual más espectacular. Por sacarle un punto positivo al hecho de que no hubiera tanta agua, apenas había bruma y eso te permite apreciar perfectamente la inmensidad del lugar y los sinuosos antojos geológicos (recuerdo que en Iguazú apenas vimos el agua por la cantidad de agua que escupe).

 

Cataratas Victoria 'La vida en el aire' blog

 

Las cataras ofrecen muchas posibilidades. Además de poder verlas desde los dos países, con dos paisajes bastante diferentes, puedes sobrevolarlas en helicóptero, hacer tirolina, rafting, pesca e incluso bañarte en la piscina del Diablo, dependiendo de la época del año en la que las visites.

Cruzar esta frontera entre Zimbabwe y Botswana es mucho más rápido y sólo pierdes unos minutos en pasar el coche y tus zapatillas por un líquido desinfectante.

 

Cataratas Victoria Blog La vida en el aire

 

Y vistas las cataratas y desinfectados los pies…. ¡dirección Botswana! No teníamos ni idea de lo que nos esperaba

También te puede interesar: 

  11 cosas que debes saber antes de ir a Botsuana, Zambia y Zimbabwe: consejos, vacunas, alojamiento, visados, ruta, cómo moverse…

  Botswana, Zambia y Zimbabwe: ruta de viaje

  Las Cataratas Victoria en Zambia y Zimbabwe: cuándo ir, cómo moverte, qué ver, cómo llegar…

  19 animales (como poco) que puedes ver en un safari en Botswuana

  Vídeo: cómo es un safari móvil en tienda de campaña en Botswana: Mopane Safaris

Temas

agua, cataratas victoria, victoria falls, zambia, zimbabwe

Sobre el autor

Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Instagram @inesimar y en Twitter en @inesimar

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031