La Rioja

img
Kandy y el tren hacia Nuwara Eliya
img
Inés Martínez | hace 11 horas| 0

En nuestro camino hacia el sur viajamos hasta Kandy, la capital cultural del país. Allí la visión cambia por completo. Se trata de una gran ciudad con sus atascos, autobuses en los que no cabe un alma, estaciones en las que no hay quien se aclare, oficinas de turismo, vendedores, mercados callejeros, cafeterías, restaurantes en cada esquina… pero también remansos de paz como el lago o el jardín botánico.
Sinceramente, si vas con prisa, Kandy es un destino prescindible. Es una ciudad encantadora, agradable y bonita de recorrer, pero en unas horas está todo visto y tampoco es que te vaya a dejar con la boca abierta.
Nosotros pasamos allí un día y medio de lo más tranquilo (tampoco nos vino mal). La mañana la pasamos recorriendo el lago Kandy y el templo del Diente de Buda.
Sri Lanka. Kandy

El templo guarda la reliquia budista más importante de Sri Lanka: un diente de buda (aunque no lo ves, aviso, está en un relicario). El recinto es enorme y hay diferentes templos y museos dentro.
Se trata de un lugar más que sagrado, así que son realmente exigentes con la vestimenta. A la entrada hay un hombre y una mujer encargados de que en ambos sexos se cumplan las normas de hombros y rodillas tapadas.
Kandy, Sri Lanka
Sri Lanka. Kandy

Sri Lanka. Kandy

 

La tarde la dedicamos al jardín botánico. No era algo que nos llamara especialmente la atención y no estaba en nuestros planes, pero ya habíamos visto todo lo que teníamos pensado y nos lo recomendaron, así que cogimos un (muy concurrido) autobús y fuimos hacia allí. Está a las afueras y si pillas atasco, como nosotros, tardas un buen rato en llegar. Pero mereció realmente la pena.
Es enorme y puedes pasar horas caminando entre árboles de dimensiones extraordinarias, plantas extrañas y coloridas flores. Esta muy cuidado y hay una gran paz.

 

Sri Lanka. Kandy

 

Al día siguiente tocaba coger nuestro primer tren en Sri Lanka.


Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

 

Yo estaba realmente emocionada y nerviosa con esta parte del viaje ya que había leído maravillas, pero como preparamos el viaje con tan poco tiempo sólo habíamos conseguido plaza en tercera clase. Y, sinceramente, no sé cómo serán la primera y la segunda, pero la tercera está genial. Limpia, asientos cómodos, muy poca gente y la ventaja de que puedes abrir y cerrar la puerta cuando quieras para ver el paisaje (mejor que por la ventana). De hecho, nosotros nos pasamos el viaje sentados en las escaleras de salida porque, además de las vistas, lo bonito es ver cómo el tren, de un azul intenso, serpentea tras de ti.
Todo lo que había leído sobre los paisajes se quedó corto.
Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya
Sri Lanka. Tren Kandy-Nuwara Eliya
El viaje dura muchas horas (no es que sea el Sinkasen), pero se hacen cortas, aunque por suerte nos quedaba otra parte del viaje el tren con unas vistas similares (de Nuwara Eliya a Ella). El paisaje va cambiando de bosques profundos hacia campos de te a cielo abierto y la temperatura va descendiendo poco a poco.

Estás llegando a las Tierras Altas (este nombre es muy Juego de Tronos #fan).

 

También te puede interesar:

Polonnaruwa y safari en Minneriya

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

La gran roca de Sigiriya y Dambulla

 

Ver Post >
Sri Lanka: La gran roca de Sigiriya y Dambulla
img
Inés Martínez | 23-05-2016 | 12:39| 0

En Sri Lanka puedes hacer diferentes rutas. Elegir el norte, el sur, las tierras altas, las costas… Pero hay dos cosas que no te puedes perder: el viaje en tren Kandy-Nuwara Eliya-Ella entre campos de té y la gran roca de Sigiriya.

 

Sigiriya

 

A esta última llegamos en nuestro quinto día de viaje y nada más llegar nos dimos cuenta de por qué nos había costado tanto encontrar alojamiento. A pesar de ser (seguramente) el lugar más conocido del país, en Sigiriya no hay apenas hoteles y las guest houses y apartamentos se pueden contar con los dedos. En los alrededores sí que hay más posibiliades, pero el encanto de dormir “junto” a la roca merece realmente la pena. Hay algunos cafés y restaurantes, que por la noche se rodean de oscuridad y pequeñas bombillas (tanto que es fácil perderse volviendo al alojamiento, ejem ) y sirven cerveza fría y buenas cenas. No parece que con la luz del día y a tan solo unos metros, todo se vaya a llenar de turistas.

Lo ideal es ir a primerísima hora a la roca por varias razones: evitar el bullicio, evitar el calor y darse el gustazo de estar en la cima prácticamente solo, disfrutando de las impresionantes vistas e imaginando qué pudo ser aquello.

 

 

Sigiriya Sigiriya Sigiriya

 

Sigiriya Sigiriya Sigiriya

 

Las paredes de la roca son prácticamente verticales y se asientan sobre una antigua civilización. La subida tiene lo suyo, con vertiginosas y empinadas escaleras que te harán sufrir si tienes vértigo. Mientras subes vas descubriendo curiosos rincones en las paredes como frescos de mujeres son tres pechos, cuevas, salientes con forma de serpiente o dos zarpas de león enormes. Y cuando llegas arriba y consigues recuperar el aliento, te faltan ojos para descubrir el verde infinito de los jardines y bosques.

 

Sigiriya Sigiriya

 

Lo mejor es que no tienes muy claro dónde estás. Se cree que ya podía estar habitada en la prehistoria y la teoría más aceptada es que acogió a la realeza y tuvo un uso militar durante el reinado de Kassapa (477 d.C) aunque también se cree que pudo ser un monasterio. Fue declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1982.

 

Sigiriya

 

Consejos: No es un templo sagrado, así que puedes ir vestido como quieras, pero en la cima no hay sombra, así que una gorra y mucha protección no vendrán mal. Abundante agua, que la subida es dura.

Dambulla

Nos montamos en nuestro coche de alquiler pensando que todo el esfuerzo del día ya estaba hecho, pero no. A nuestras piernas les quedaban unas cuantas escaleras más por subir. Cuando vimos la altura a la que estaba el monasterio de Dambulla no nos lo podíamos creer.  

Es un (muy) importante lugar sagrado así que como siempre y a pesar del fuerte calor, hay que cubrirse. Se trata un templo construido en una roca que consta de cinco cuevas se paradas que contienen 150 estatuas y pinturas de vida que te dejan con la boca abierta. Las primeras imágenes se crearon hace 2000 años y a lo largo de los siglos los reyes fueron contribuyendo a la colección.

 

Dambulla- Sri Lanka Dambulla- Sri Lanka Dambulla- Sri Lanka

 

De camino a nuestro siguiente destino, Kandy, paramos a comprar algo de fruta (ni idea de dónde) y nos llamó la atención un templo de lo más colorido (por decir algo).

Dambulla- Sri Lanka

Con un poco de vergüenza asomamos la cabeza en un local contiguo en el que se estaba celebrando una boda (qué diferente a la que nos encontramos en Japón), pero en cuanto un familiar nos vio, nos invitó a pasar. No solo a pasar. A acercarnos a los novios, le hizo al fotógrafo retirarse para que les pudiéramos hacer una foto y, por supuesto, nos preguntó todo de nuestra vida y nuestro viaje y nos invitó a comer con la familia. ¡Los ceilandeses son así!

Novios en Sri Lanka

 

Boda en Sri Lanka

 

También te puede interesar:

Polonnaruwa y safari en Minneriya

 

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

 

Ver Post >
Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya
img
Inés Martínez | 24-04-2016 | 20:19| 0

Durante tres días nuestra base fue Sigiriya, desde donde recorrimos Polonnaruwa, Dambulla hicimos un safari y vimos la gran roca, que dejamos para el final.
De nuevo la bici fue la mejor idea para recorrer kilómetros entre las ruinas de la ciudad histórica de Polonnaruwa, desde donde los reyes gobernaban las llanuras centrales de Sri Lanka hace 800 años. Ahora es un parque arqueológico con cientos de estructura santiguas, tumbas, templos, estatuas, estupas…
Pasar allí una mañana o una tarde sin prisa es un plan perfecto.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

El recorrido es sencillo e incluso está asfaltado en muchos tramos. Las ruinas están divididas en cinco grupos: el Palacio Real, el Cuadrángulo, el Grupo del Norte y el del Sur, además de otros puntos dispersos.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Safari en Minneriya

Teníamos claro que queríamos hacer (al menos) un safari en Sri Lanka (al final hicimos dos). En esta zona tienes la opción de visitar Kaudulla y Minneriya y nosotros decidimos hacer este último parque nacional ya que según nos dijeron los elefantes estaban allí en ese momento (es muy importante preguntar). Y no nos engañaron.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Además de lo maravilloso que siempre resulta ver animales en libertad y de lo precioso del paisaje, la experiencia es realmente divertida ya que el terreno es muy irregular, hay barrizales, es fácil quedar atascado un rato… Por eso no lo puedes hacer por tu cuenta (no saldrías de allí ) y necesitas contratar 4×4 y conductor.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Es fácil que caiga ‘alguna’ gota de barro La camiseta fue directa a la basura.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Pero que nadie se lleve a engaño. No es Tanzania. No encuentras un elefante cada dos por tres, ni hay abundancia de fauna como para estar en continua búsqueda, pero merece la pena totalmente y es sencillo disfrutar de varias manadas de elefantes comiendo o jugando en el agua o entre los matorrales.

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Lo único que afea realmente la experiencia es la cantidad de 4×4 que dejan entrar a la vez en el parque. Fue la única vez en todo el viaje a Sri Lanka que sentimos realmente que allí hay turismo.

También te puede interesar:

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

Ver Post >
Sri Lanka: Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero
img
Inés Martínez | 09-04-2016 | 08:43| 3

Nuestra ruta de 15 días por Sri Lanka comenzó en Anuradhapura. El día que llegamos jarreaba, era tarde y en la localidad no hay mucho que ver, así que nos limitamos a disfrutar de nuestra primera Lion Lager mientras preparábamos nuestras visitas para el día siguiente.

Las ruinas de Anuradhapura fueron nuestra primera visita en Sri Lanka, ya con solazo y recuperados gracias a muchas horas de sueño y nuestro primer gran desayuno ceilandés (bueno, el ceilandés de verdad lo probaríamos en Nwara Eliya. Eso sí que es desayunar fuerte y preparar el estómago para cualquier cosa ).

Sri Lanka

Puedes recorrerlas en coche con algún guía y seguro que aprendes muchísimo, pero nosotros preferimos alquilar una bici y dedicar la mañana a pasear entre la historia de Sri LAnka. (Repito los consejos del primer post de este viaje: ojo con el sol, lleva siempre agua de sobra, algo para taparte hombros y piernas y un calzado fácil de poner y quitar).
Las ruinas son un enorme complejo arquitectónico con bagodas, torres de ladrillo, antiguas piscinas, templos en ruinas… todo ello construido durante la época en la que la ciudad fue capital de Sri Lanka, en el 380 a.C.

Anuradhapura Anurhadapura Anuradhapura - Sri Lanka Anuradhapura - Sri Lanka

Con coche y explicaciones de cada punto puedes pasar hasta dos días recorriendo las ruinas y templos, pero con una bicicleta y parando solo en lo más importante (aunque podrías parar cada dos pedaladas), en cuatro o cinco horas puedes hacerte una idea de lo que fue Anuradhapura hace más de 2.000 años. Realmente impactante.

Anuradhapura - Sri Lanka

Por la tarde emprendimos viaje hacia Sigiriya, aunque nos desviamos un poco ya que queríamos ver el Buda de Aukana. No estaba nada claro que pudiéramos llegar ya que había llovido bastante el día anterior y el camino principal estaba cortado. Pero preguntando dimos con una ruta alternativa con la que (tardeando una hora más) llegamos al buda. El lugar es silencioso, las vistas son maravillosas, no hay ni un solo turista (supongo que por pereza de ir hasta allí) y si pones cara de de no saber de qué va la cosa (lo normal, vamos) el monje te cuenta amablemente la historia del lugar y de la estatua. El buda mide 12 metros y según dónde busques información lo datan del siglo V o del XII. Mejor ir sin prisa y escuchar la explicación con atención.

Aukana - Sri Lanka Aukana - Sri Lanka

Todavía con luz llegamos a Sigiriya, así que pudimos ver la gran roca con una fascinante historia que dos días después subiríamos.

Sigiriya - Sri Lanka

Pekin Express

Estreno de Pekin Express / La Sexta

Añado esta opinión tras ver el comienzo del concurso Pekín Expres en la Sexta, que este año ha grabado sus primeros programas en Sri Lanka. Me senté emocionada con la intención de revivir los paisajes infinitos y maravillosos templos que pude ver hace meses. Pero para nada. Le daré una segunda oportunidad porque, sobre todo, quiero ver qué hacen y cómo en la impactante rica de Sigiriya, pero de momento, lo que vi fueron gritos, mala educación y pocas ganas de conocer un país. Entiendo que el funcionamiento del programa, que hace a los concursantes correr de lado a lado y sin dinero, no permite pararse a disfrutar de lo que ofrece Ceilán, pero hay momentos para todo. No vi ni una cara de emoción al entrar a un templo, ni a nadie mirar por la ventana el paisaje. Todo lo contrario. Vi a un concursante gritarle a un ceilandés, que le le había dejado su casa gratis y sin conocerle de nada, porque no entendía que quería una toalla. Como si aquello fuera un hotel. Vi caras de asco ante un plato de pollo, también gratis y hecho con toda la amabilidad y humildad del mundo. Vi a dos comentar que no se podía gritar ni tener muestras de afecto dentro de los templos y, aún sabiéndolo, hacerlo sin miramientos. Vi muchas faltas de respeto. Vi todo lo que nunca debe hacer quien quiere conocer un país.

También te puede interesar:

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Ver Post >
Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles
img
Inés Martínez | 09-04-2016 | 08:30| 4

Sri Lanka es una isla pequeña, (de norte a sur tiene 432 Km y de oeste a este 224 Km), así que viajar por ella es bastante cómodo y sencillo y tienes muchas opciones de transporte. El recorrido debe incluir lugares imprescindibles como Sigiriya, Dambulla, un safari (o dos, o tres… :) ) en uno de sus parques naturales, Polonaruwa, alguna de sus playas… Todo depende de lo que te guste moverte y del tiempo que tengas, claro. Nosotros dormimos en 8 sitios diferentes en 15 días y creo que empleamos bien el tiempo y no se nos hizo en absoluto pesado. ¡Al contrario!
La llegada en avión siempre es al aeropuerto de Bandaranaike, a unos 30 kilómetros de la capital, Colombo. Decidimos no visitar la ciudad y preferimos ir directos a Anuradhapura. Como fuimos en noviembre, elegimos la zona del sur para los tres días de playa al final del viaje, pero depende de qué época sea, a veces compensa más ir al este, a Trincomalee. La primera parte del viaje, hasta Kandy, la hicimos en coche. Puedes alquilar tú uno o (mucho más conveniente) contratar allí mismo un conductor. De Kandy a Nuwara Eliya y de allí a Ella fuimos en tren (un viaje absolutamente imprescindible) y a Yala en coche de nuevo. Luego, para ir de playa en playa cogíamos tuctuc, aunque otra muy buena opción es la moto. Iré contando el viaje etapa por etapa pero… ¡poco a poco!










También te puede interesar:

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Sri Lanka: Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un visitante

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar