La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

salta

Argentina: Qué visitar, vuelos, cómo moverse, consejos…
Inés Martínez 05-03-2012 | 8:21 | 2

Este es el resumen del viaje de 27 días recorriendo Argentina que hicimos en noviembre de 2010.

Cómo preparar el viaje

Cómo preparar el viaje

Península Valdés: entre ballenas, pingüinos y ñandúes

Península Valdés: entre ballenas y pingüinos

Los pingüinos de Punta Tombo

Los pingüinos de Punta Tombo

El Calafate: Pensando en el glaciar

El Calafate

El gran glaciar: Perito Moreno

Perito Moreno

Los icebergs

Los icebergs

Ushuaia: El fin del mundo

Ushuaia: El fin del mundo

El tren del fin del mundo

El tren del fin del mundo

Ushuaia en 4×4 y canoa

Ushuaia en 4×4 y canoa

De Salta a Humahuaca

De Salta a Humahuaca

Salta: El Cafayate

Salta: El Cafayate

Salta: la ciudad de las momias

Salta: la ciudad de las momias

Iguazú. La magia de las cataratas

Iguazú. La magia de las cataratas

El final del viaje: Buenos Aires

El final del viaje: Buenos Aires

Ver Post >
Salta: la ciudad de las momias
Inés Martínez 13-04-2011 | 9:30 | 0

El último día en esta zona lo dedicamos a recorrer la ciudad, que ya teníamos ganas. Salta es un lugar que invita a pasear, repleto de edificios coloniales y agradables locales llamados peñas en los que los lugareños se reúnen para bailar danzas tradicionales. A cualquier hora hay gente en la calle y el olor de los restaurantes te invita a entrar y degustar la rica comida salteña.

Caminar por la ciudad, sin prisas te descubre que cada rincón merece la pena. Es una mezcla de sosiego, servicios, hoteles, excelentes museos, cafés encantadores y música folclórica.

En todas las esquinas hay que hacer un receso y mirar hacia arriba para poder ver edificios como el cabildo

El convento de San Bernardo…

Y por supuesto, la catedral rosa

Además, y fue algo que nos dejó realmente boquiabiertos, alberga uno de los tesoros mundiales de la antropología: las momias de los niños del volcán Llullaillaco, prácticamente intactas después de que hace seiscientos años fueran ofrendados a los dioses a más de seis mil metros y encontradas después en 1999. (Estas fotos no son mías, que no estaba permitido)

Sus rostros conservan todavía el gesto helador de quien ha sido elegido para salvar a su pueblo y abandonado junto a sus enseres después de semanas de viaje acompañados de una legión de gente como si de auténticos dioses se tratara. La idea, el lugar y sus rostros te ponen la carne de gallina.

Próximo destino, !!!IGUAZÚ!!!

Ver Post >
Salta: El Cafayate
Inés Martínez 05-04-2011 | 11:20 | 0

La segunda excursión en Salta la hicimos en dirección contraria al día anterior, hacia el Cafayate. Fue casi tan larga como la del primer día, pero nos mostró paisajes todavía más alucinantes.

A cada paso, el paisaje va cambiando, y te deja ver extrañas imágenes

Más de cuarenta kilómetros de formaciones rojizas, que recuerdan a cañón del Colorado que te dejan con la boca abierta. Al principio paras cada dos minutos el coche para hacer fotos, pero luego te das cuenta de que aquello es infinito.

Y puede ser también muy gracioso: indios que al cruzar la curva se convierten en monos, tortugas que esconden la cabeza con el cambio de rasante, monjes seguidos por una procesión de monjas o (como en esta) barcos que se hunden.

Y te sientes tan pequeño en algunos lugares… Como este, la garganta del diablo

O este, el anfiteatro

Regresamos a Salta cansadísimos después de un día entero de coche, pero como en un nube, con la sensación de haber estado en otro mundo, en otro planeta y pocas ganas de dejar aquel lugar.

Ver Post >
De Salta a Humahuaca
Inés Martínez 30-03-2011 | 8:29 | 0

En solo unas pocas horas pasamos de estar a seis grados a estar a veintiocho. Ir de Ushuaia a Salta supone cruzarse prácticamente Argentina, así que nos llevó un día entero. Era de noche cuando llegamos a la capital y enseguida nos dimos cuenta de que aquello era casi como otro país. De aspecto dulce y colonial, Salta es una ciudad muy bonita, más parecida a Bolivia, que sólo está a cuatrocientos kilómetros, y con unos habitantes cuya piel morena recuerda la cercanía de los Andes y las profundas raíces indígenas del lugar.

(Pondré más fotos en el próximo post)

Al día siguiente, el madrugón para llegar a la quebrada de Humahuaca fue el mayor de todo el viaje. A las cinco y media comenzamos un largo y cansado día, pero que nos mostró las maravillas de los paisajes de los valles de Salta y Jujuy, además de la forma de vivir de los habitantes de esta zona del noroeste de Argentina.

La primera parada fue en el pequeño y encantador pueblo de Purmamarca.

Casas de adobe, pequeños puestos de artesanía, niños jugando descalzos en las calles y pocos lujos viven rodeados de la maravillosa vista del Cerro de los Siete Colores, una pequeña montaña que se ha formado durante millones de años para ahora mostrar un paisaje en rojos, azules, verdes, blancos… Todo perfectamente alineado, como si los guías lo hubieran preparado así sólo para los ojos de los turistas.

Seguimos nuestra ruta en dirección a Humahuaca y la siguiente para fue Tilcara, donde se encuentran las Ruinas del Pucará y donde gozamos de la imponente presencia de los cactus cardones que habitan el lugar y llegan a medir hasta seis metros.

El sol pegaba con gran fuerza y hasta allí también llegaban los puestos artesanos, donde puedes encontrar absolutamente de todo, desde ollas de barro, llaveros, peluches, sombreros, ponchos, chaquetas… Hasta ceniceros hechos con madera de cardón.

A la hora de comer llegamos a Humahuaca. Allí vivimos nuestra primera comida salteña en un local con ambientación musical local lo bastante auténtico para que no resultara ridículo. Maíz, porotos, huevos, con condimentos como el ají, comino y pimentón con los que preparan distintos platos, locros, tamales, humitas, quesillos, huaschalocro, guatia, empanadas, frangollo, chanfaina, anchi, pollo al barro, mazamorra, guiso de mondongo con mote, chupi cococa… Nos pusimos las botas.

Su poníamos que esta zona nos iba a gustar, porque todas las personas que habíamos ido conociendo a lo largo del viaje y que habían estado nos contaban maravillas, pero la verdad, nunca pensamos que sería para tanto.

Ver Post >
Qué ver en Argentina: Ruta para un viaje de 27 días
Inés Martínez 25-01-2011 | 5:41 | 0

Preparar un viaje como el de Argentina no es fácil. El país es tan grande (hay más de 5 mil kilómetros de norte a sur) y hay tantas cosas que ver que te resulta imposible decidirte y descartar algunos destinos, pero hay que hacerlo. Después de leer cientos de foros y de hablar con un montón de amigos que ya habían estado, decidimos hacer caso a nuestro amigo Martín Schmitt y contactar con una agencia de Buenos Aires, ‘Fuera de Ruta’ , que nos ayudó muchísimo, pero que tampoco podía decidir por nosotros, claro. En lo que más dudábamos era en si ir o no a Bariloche, y en el orden del viaje. Y cuando ya casi estaba todo claro, Pío García nos mencionó otra zona en la que no habíamos pensado y que en cuanto vimos cómo era, decidimos incluirla: Salta.

Al final, y después de un par de meses y de unos 15 planes diferentes, por fín tuvimos nuestra ruta hecha a medida: 1 Península Valdés- 2 El Calafate- 3 Ushuaia- 4 Salta- 5 Iguazú- 6 Buenos Aires. Y para todo ello, 23 maravillosos días. Una gozada, vamos.

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar