La Rioja

img
Supongamos, supongamos…
img
Javier Campos | 05-11-2014 | 23:04| 0

Gastos por aquí, ingresos por allá y, de repente, como cada año por estas fechas, ¡los Presupuestos! Partidas y más partidas, una detrás de otra, son detalladas por la autoridad de turno salpicando su comparecencia de tópicos tan manidos que uno puede aventurarse a escribirlos antes incluso de ser pronunciados a base de costumbre. No he asistido como periodista a la presentación de presupuestos ni en uno, ni en dos, ni en tres ayuntamientos diferentes… ¡sino hasta en cuatro! Cuenca, Ciudad Real, Toledo y, ahora, Logroño. Realistas, inversores, sociales… los que la ciudad necesita, vamos. Faltaría más. Los lugares comunes del equipo de Gobierno, sea del lugar y del color que sea, también se reiteran en cuanto a la oposición. Poco creíbles (léase ficticios), menos inversores y nada sociales… con esto nos vamos a ningún lado, dónde vamos a llegar.

 

 

El diccionario de la RAE define presupuesto como supuesto o suposición en su segunda acepción. A mí coloquialmente me gusta decir que encima tenemos que suponer dos veces por aquello del prefijo ‘pre’, es decir, que incluso se trata de algo anterior a lo que ya de por sí sólo se supone. Y claro, pasa lo que pasa. Proyectos que se presupuestan una y otra vez, aunque siempre son los mismos, y anualidades que aparecen y desaparecen cuando no se repiten, que sucede y mucho. El papel, que lo aguanta todo… aunque no por ello se evita el riesgo de caer, tratándose como se trata de cuentas, en las de la lechera, sobre todo en lo que a enajenaciones/inversiones se refiere. Basta con echar un vistazo a lo ejecutado o no, tanto ahora como antes, para darse cuenta de que suponer tan alegremente, tanto por parte del Gobierno como de la oposición, puede llegar a ser tan ‘cansino’ como para repetir comparecencia cada año diciendo exactamente lo mismo. Presupuestos, sí… así que supongamos.

Ver Post >
Que decida el juez
img
Javier Campos | 26-10-2014 | 22:24| 4

No sólo hay que tener razón, sino saber mostrarla; ya puestos, poder demostrarla; y, por si esto fuera poco, que el juez, además, te la dé. Así funcionan los pleitos, y uno sabe de antemano a lo que se expone cuando acude a los tribunales. El derecho no es una ciencia exacta, admite interpretaciones, y basta con echar un vistazo a la prensa de la pasada semana para comprobarlo. Todos dicen pedir justicia de la misma manera que, según sea el fallo, dirán que la hay o no. El caso de la construcción de las rotondas en Gustavo Adolfo Bécquer con Lope de Vega es el primero. A la espera de la resolución del recurso contra los proyectos de expropiación y construcción, las obras ingresan de nuevo en la sede de Bretón de los Herreros con Víctor Pradera a cuenta del derribo de un chalé. No había lugar a las medidas cautelares para su paralización, pero los trabajos se han iniciado cuando aún no hay sentencia definitiva y todo queda a la espera de resolución. «Ellos dicen que pueden, nosotros que no… pues que decida el juez», dicen los propietarios expropiados.

 

Otro caso sería el del conflicto por el control de la comunidad del parking de Gran Vía. Concesionaria y pequeños propietarios aseguran ostentar la presidencia –cada una de las dos partes no da legitimidad a la otra por sus correspondientes razones– y, ahora, será un juez quien deba decidir. De la misma manera que con la demanda contra la refinanciación del soterramiento presentada por el PR+ y admitida a trámite. A ver si entiende o no un juez que ese acuerdo, para pagar lo que se debe, lesiona los derechos de los logroñeses. Y por último, la ecociudad, donde se debe indemnizar a una empresa según un juez como… ¿compensación por no llevar a cabo un proyecto declarado ilegal por otro juez? Lo dicho, que decida el juez, que decida pese a las tasas. Ya llegarán, si eso, los recursos.

Ver Post >
Los rostros del pasaje
img
Javier Campos | 14-10-2014 | 20:37| 0

Yaya, Ibrahim, Maiko y Mahamadou fueron los últimos. Ahmed, Hmednah y Mohamed lo hicieron antes, justo cuando se empezaron a ver las primeras cuadrillas alrededor de la estación de autobuses y Diario LA RIOJA daba cuenta de ello por primera vez esta vendimia. Hoy, echo la vista atrás y se me vienen a la cabeza otros como Issa, Abdslam, Hassan, Alalam… El listado es largo, pues los reportajes se repiten cada campaña y el pasaje sigue ahí. No en vano, son ya siete años denunciando una situación a la que uno no debería llegar a acostumbrarse nunca. Senegal, Congo, Malí, Marruecos, Sáhara… temporeros del otro lado de la valla, que paradójicamente nunca han probado el vino. Las manos que se ofrecen a recolectar la uva no saben de caldos, ni si serán buenos, muy buenos o excelentes… solo saben que hay grano, y eso les es suficiente para sobrevivir un mes entre nosotros y esperar su oportunidad, aunque la mayoría de las veces no llega.

 

Yaya e Ibrahim 'retratados' por Sonia Tercero... Fotón a mi entender.

 

Todos tienen una historia detrás que nunca te deja indiferente. Reconozco que juego con ventaja al ser mi profesión la que me lleva a acercarme a ellos. Si no ejerciese esto del periodismo, probablemente, como casi todos, pasaría de largo. Pero, también les digo que por algo elegí este oficio. Leía una vez a una colega que ser periodista es tomar partido por la verdad, estar al lado de las víctimas, de los derechos humanos, de la justicia… Totalmente de acuerdo, y lo que sucede en La Rioja cada vendimia con los centenares de inmigrantes que vienen atraídos por la misma es un claro ejemplo de que, si seguimos de brazos cruzados, algún día igual no podamos mirarnos al espejo sin que se nos caiga la cara de vergüenza. Yo de momento lo hago y allí se me aparece el rostro de Issoufou, el joven malí que la temporada pasada decidió quedarse en Logroño y no nos dimos cuenta hasta varios meses después cuando dormía al raso en un banco de la plaza Amós Salvador sin que pudiésemos/supiésemos ayudarle.

Ver Post >
Con ciertos niveles de transparencia
img
Javier Campos | 29-09-2014 | 21:01| 0

Si los niveles de la tan predicada transparencia por parte de las administraciones dependen del cristal con que se mire, huelga decir que políticos y ciudadanos recurren a vidrios diferentes a la hora de poner el foco en la cosa pública… La reflexión, en plenos ‘sanmateos’, viene a cuento precisamente a raíz de los festejos y de la información publicada el pasado viernes en la que Diario LA RIOJA intentaba dar cuenta de las fórmulas que utilizan las diferentes ciudades a la hora de programar conciertos gratuitos en sus semanas ‘grandes’. El encargo estaba claro: detallar artistas y presupuesto de capitales que bien celebran San Mateo, se ubican en las provincias limítrofes o tienen motivo de festejos prácticamente en las mismas fechas para conocer de primera mano cómo lo hacen. Pero, ¿fue el resultado igual de claro? Pues no tanto… Soria, Cuenca, Vitoria y Pamplona facilitaron la información completa y al instante, Burgos y Valladolid a medias, y Oviedo optó por el no sabe/no contesta.

 

Cartel de fiestas, San Mateo 2014. / larioja.com

 

¿Cómo es posible que lo que en Soria costó una llamada telefónica de apenas un minuto en Oviedo resulte imposible tras varios días intentándolo? Soria, Cuenca y Vitoria fueron al grano: tal, cual y pascual por tanto, cuanto y sonante… Otras, como Burgos, no ‘pudieron’ desvelarlo porque, según se excusan, negocian con los artistas con cláusula de confidencialidad. Y en Valladolid, si bien facilitaron el montante total de las fiestas, como en Burgos, no ‘supieron’ especificar la partida de conciertos. Vaya por delante que en Logroño, sin entrar a valorar si la programación es mejor o peor, desde el primer día sabemos que Soraya, Efecto Pasillo y Supersingles nos saldrán por 67.500 euros. P. D. Sigo esperando a que el Ayuntamiento de Oviedo, abanderado de las fiestas mateas, tenga a bien decirme cuánto les cuesta la programación musical a los ovetenses… ¿o es que no puede saberlo un logroñés?

Ver Post >
Sí, pero… ¿dónde están?
img
Javier Campos | 28-09-2014 | 22:51| 0

Fíjense si sería fácil. Aquí hay tantos, allí cuantos, y más allá, los que quedan… el resto, como dijimos, se han secado. Miren que podrían hacerlo sencillo. Si quisieran, claro. Si el problema es saber dónde han ido a parar los 88 árboles retirados y trasplantados –según certificado de obras– de la plaza Primero de Mayo para su posterior vuelta siempre que fuese posible, la solución sería un listado en el que se detallase el lugar exacto en el que se encuentran o la suerte que corrieron en caso de haber bajas. Y ya puestos, mostrarlos. Pero no. No todo puede ser tan simple. Y menos viendo cómo se mueve la política actual. Es mejor que primero dé una explicación uno. Luego el otro. Y después el que faltaba. Es mejor encargar un supuesto informe en el que, pese a las cifras, las letras e incluso las fotos, siga sin quedar nada claro.

 

Una de las fotos aportadas por el PSOE para demostrar que los árboles de Primero de Mayo fueron 'reutilizados' por Foralia.

La denuncia del PSOE lo ha sido: 8 árboles estaban en el vivero y 30 en una finca de Foralia, pase pues, como dicen, «fincas agrícolas», pero… ¿12 en el polideportivo de Huércanos y 30 en una bodega de Ausejo? La defensa del PP, no tanto: que si fincas agrícolas, que si fincas del contratista, que si en uso, que si cedidas según criterios técnicos, que si no iban a sobrevivir, que si los que sobrevivan… Aquí nadie ha desmentido categóricamente nada: ni Gobierno ni empresas ni particulares. Y claro, hay quien puede llegar a ser malpensado. Y es que si el PSOE habla de delito, lo menos que podría hacer es ir a los tribunales; y si el PP, Foralia, el Ayuntamiento de Huércanos o la bodega en cuestión lo tachan de mentiras o calumnias, tendrían que hacer lo propio. Fíjense si sería fácil: igual que han dicho que cuatro se plantaron en La Grajera, podrían hacer lo mismo con los otros 84. Miren que podrían hacerlo sencillo. A preguntas concretas, respuestas concretas. De lo abstracto, ya se encargará la nueva ordenanza de transparencia, acceso a la información y demás.

Ver Post >
Los otros ‘sitios’ de Logroño (y 4)
img
Javier Campos | 21-09-2014 | 22:23| 2

Y en la ciudad consolidada, por obra y gracia, al tejido urbano le hicieron un ‘siete’ de dimensiones que otros tantos años después no hay quien lo zurza… Maristas se fue, y con la marcha del colegio también desapareció parte del entramado de las denominadas Cien Tiendas que solo Dios sabe si algún día volverá a ser lo que fue. Los alrededores del antiguo San José dan fe de ello… El tramo intermedio de la calle Calvo Sotelo, apenas 210 metros de peatonal que junto al resto de adoquinado aguardan impacientes la comprometida actuación municipal en pro de su reactivación, encadenan cierres y traslados hasta desembocar en una ‘desertización’ que hace que el proyecto sea apto sólo para los más creyentes –o crédulos–. Nadie mejor que los vecinos y comerciantes de la zona pueden dar cuenta de ello… de lo sucedido. Negocios ‘sitiados’ por la crisis, que no precisamente por la clientela.

 

El último de los 'sitios' con que nos hemos entretenido este verano y con el que se despide esta serie. / larioja.com

El caso podría ser objeto de estudio, económico, sociológico o del carácter que cada cual quiera. Sirva como ejemplo lo confesado a este mismo periodista por el mismísimo decano del Colegio de Economistas de La Rioja coincidiendo con el traslado de su sede precisamente a la ‘zona cero’. «Esperemos que al menos sirva para dinamizar un poco la calle, que es realmente una pena… Cuando vinimos buscando local nos llamó la atención la gran cantidad que había vacíos», reconocía Fernando Rubio, quien demandaba a la Administración local una actuación lógica y realista en el solar para conseguir una revitalización real. Afortunadamente la ciudad consolidada no tropezó dos veces con la misma piedra y Escolapios, que en su día quiso seguir los mismos pasos que Maristas, se queda. Su marcha hubiese sido un error. El mismo error… ese del que ahora todos hablan en privado y muy pocos reconocen en público.

Ver Post >
Los otros ‘sitios’ de Logroño (3)
img
Javier Campos | 14-09-2014 | 21:53| 2

Si bien las piraguas han vuelto puntualmente a surcar el Ebro, no es lo que se nos dijo… Ni barcas ni barcaza… solo piraguas, y gracias. El embarcadero del Ebro, ese ‘sitio’ en el que durante la pasada legislatura se invirtieron más de 900.000 euros, continúa con un uso testimonial sólo impulsado tras la apertura de la cafetería. Basta con acercarse a las instalaciones, sobre todo estos días de verano, para comprobar lo que pudo ser y no fue –o habría que preguntarse si es que alguna vez podía haber sido–. De un solo vistazo, y pese a la ensoñación a la que invitan las vistas, uno acierta a entender que lo que comenzó como el sueño de una noche de verano se tornó en pesadilla. Suficiente resulta una mirada para caer en la cuenta de que el proyecto de ocio pretendido en el río se quedó sobre el papel, comprobando y comprobado que el agua lo dejó en papel mojado. Y eso por no hablar de un plan mucho más ambicioso como era el de «convertir el Ebro en la principal avenida de Logroño».

 

Y, como decía aquel, esto es todo, amigos... / Juan Marín

Claro que se han hecho cosas, y muchas… y ahí están los parques bordeados por las riberas, verdadero pulmón ‘verde’ de una ciudad como Logroño que presume precisamente de eso, de verde. Pero de ahí a ver el río como una avenida… El paseo por los ‘paseos’ lleva a los logroñeses, corriente abajo, a imaginárselo con mucha dificultad, sobre todo viendo al otro lado un barrio de vivos, aunque ‘fantasma’ –caso de El Campillo–, y el propio ‘camposanto’, donde descansan las almas –léase cementerio municipal–. Llegados al final, el monte Cantabria, ese en el que los unos llegaron a hablar de planetarios y hasta un teleférico y los otros de un parador de turismo, vuelve a dejarnos claro que los sueños, sueños son… y que igual los mismos, una vez soñados, no merece la pena recordarlos a no ser que sean interpretados como Freud –o como Dios– manda.
Ver Post >
“Ganemos no es un partido político al uso… es ilusión y es esperanza”
img
Javier Campos | 09-09-2014 | 20:55| 0

Entrevista a Lidia Íñigo y Luis Labarga, actuales portavoces de la plataforma ciudadana Ganemos Logroño, publicada la semana pasada en Diario LA RIOJA.

 

Lidia Íñigo y Luis Labarga fotografiados por Justo Rodríguez.

 

Ganemos Logroño comienza a tomar forma y, por qué no decirlo, a coger velocidad de cara a las próximas elecciones. Con el objetivo de conformar una candidatura ciudadana que ya se da por supuesta a raíz de la confluencia de movimientos sociales –desde el 15M a las distintas mareas– y de partidos políticos –desde Equo a IU y a la espera de que Podemos se constituya formalmente–, sus aspiraciones fueron y son devolver la voz al pueblo en los asuntos de ciudad y la condición de ciudadano más allá del voto cada cuatro años.

–Empecemos por el principio: ¿Cómo se gesta, de dónde nace y quién promueve Ganemos Logroño?

–Lidia Íñigo: La iniciativa no surge de la nada, diferentes movimientos llevan años trabajando contra todos los ataques que ha sufrido la ciudadanía y esa respuesta social y ese descontento, que quizás la catalizó el 15M, ha ido generando un discurso a través de movilizaciones, mareas o plataformas como la de afectados por la hipoteca… Ganemos Logroño supone la materialización de todo ello en un proyecto mucho más concreto como serían unas municipales.

–¿Y en qué punto se encontraría ahora esa denominada candidatura municipalista ciudadana tras tres asambleas? ¿Qué partidos la integran a día de hoy?

–Luis Labarga: El punto actual es que existimos, ya somos una realidad. Queremos aclarar que en principio Podemos no está integrado porque todavía no se ha creado como tal, hay que esperar a su asamblea de octubre para que decidan. Nosotros queremos que estén, como muchos otros. Equo e IU están extraoficialmente: Equo, que son los promotores iniciales, e IU, también estarán, a falta de que sus respectivas asambleas lo ratifiquen… También hay que tener en cuenta la forma jurídica que adquiriremos para presentarnos y que se decidirá en la propia asamblea de Ganemos. El martes, eso sí, se tomó la decisión de que tienen que figurar todos los que nos apoyen con sus siglas y su identidad, no queremos que nadie se diluya, todos tienen su trayectoria y lo que hay que hacer es sumar.

–Hará falta una buena papeleta electoral para mencionar a todos…

–L. L.: Ya sabemos que la tipografía puede ser más o menos grande… lo que está claro es que esto es Ganemos Logroño, no otra cosa, apoyado eso sí por IU, Podemos, Equo, la PAH o las mareas… cuya experiencia nos debe valer; pero no es ni IU ni Podemos ni Equo ni la PAH ni las mareas.

–«No queremos ni una coalición ni una mera sopa de letras. Queremos construir nuevos espacio que, respetando la identidad de cada uno, vayan más allá de la suma aritmética de las partes que los integran para poder ilusionar y reunir la más amplia mayoría social que nos permita lograrlo», puede leerse en su manifiesto… ¿Cuáles serían esos puntos en común?

–L. I.: Todo está recogido en nuestro manifiesto (http://ganemoslogrono.wordpress.com/), pero las líneas básicas serían garantizar derechos básicos como la vivienda digna, la renta básica… en definitiva, la búsqueda del beneficio común… y que dejen de tomarse en los despachos. Y es que no solo se trata de contenido sino de formas: Ganemos nace para cambiar la forma de hacer política, en este caso la municipal, más participativa, más transparente, de forma horizontal y asamblearia… por supuesto que con modelo económico social y sostenible.

–Se habla de un Ganemos a la izquierda del PSOE… ¿Quién tiene cabida?

–L. L.: Hay un manifiesto, vamos a hacer un programa… Tiene cabida todo aquel que quiera que se cumpla, sin mentiras, que tenga ilusión porque la política sea honesta y clara y me da igual de dónde venga, sin etiquetas… Si los descontentos de PSOE y PP votan Ganemos, pues perfecto…

–Insisten en que Ganemos Logroño no es un partido político al uso…

–L. L.: Ganemos Logroño no es un partido político al uso, claro está, es… y te doy el titular: ilusión y esperanza. Las primarias, por ejemplo, se dan por seguras, faltaría más.

–¿Quedaría excluido el PSOE?

–L. I.: Ganemos Logroño está abierto, no se excluye a nadie… pero las claves son tanto el manifiesto como el futuro programa que en su momento se haga: ese que habla de transparencia, de participación, de honestidad, de cero corrupción…

–L. L.: El que venga, bienvenido será; el que no, él sabrá por qué lo hace… Eso sí, se tiene que venir a sumar, no a mandar.

–¿Aspiran a ser alternativa real de Gobierno?

–Ambos: Sí, sí, sí… Esperamos ser capaces de cambiar la política, que las cosas sean como queremos la gente de la calle, de forma transparente, con participación…

–Algo así como darle la voz de la ciudadanía…

–L. L.: Darle no, devolverle la voz porque la democracia se supone que es el gobierno del pueblo y éste tiene que poder hablar y no sólo votar cada cuatro años. Queremos que la ciudadanía participe, que si se tiene que quejar que se queje, y si hay errores que se digan…

–¿Ha sido la irrupción de Podemos lo que les ha llevado a pensar que ‘sí se puede’?

–L. L.: Nos ha hecho darnos cuenta de que sí. De que cuando la gente ve las cosas de una manera se moviliza y las cambia. El ejemplo de ‘Guanyem’ es un ejemplo claro: si ellos los están haciendo, ¿por qué nosotros no?

–L. I.: Podemos ha sido un revulsivo, uno más de los que se llevan fraguando desde hace tiempo.

–¿Cómo encaja Ganemos los planes del PP de reforma electoral local para que gobierne el alcalde más votado?

–L. L.: Como Ganemos no hemos decidido nada, pero personalmente a mí de pequeñito me enseñaron que blanco y en botella es leche el 99% de las veces… ¡y esto suena a pucherazo! ¿Tanto miedo tienen a perder el poder que lo tiene que blindar?

Ver Post >
Los otros ‘sitios’ de Logroño (2)
img
Javier Campos | 07-09-2014 | 20:32| 0

Y la «suave colina», tal y como la definiese su creador, Iñaki Ábalos, se cubrió de verde… Y los logroñeses pudieron ascender por el prometido jardín elevado a lo alto de la cubierta de la nueva estación de ferrocarril contemplando vistas que hasta ahora pasaban desapercibidas para la ciudad… Como los solares ‘abandonados’ o a medio construir que se ubican justo en las proximidades de la acristalada terminal, los mismos que, no lo olvidemos, competirán con los del PERI Ferrocarril que tendrán que servir más pronto que tarde para financiar al menos lo ejecutado del soterramiento (el artículo se escribió antes de la firma de la actual ‘hipoteca’, que ya habrá tiempo de tratar en otro post). Ahora que el Ayuntamiento de Logroño está inmerso en la fase de inspección, requerimiento y ejecución subsidiaria de las obligatorias labores de desbroce y limpieza en las parcelas privadas de la capital, sobre todo de la periferia, llama la atención que las malas hierbas empiecen a proliferar sobre la otrora playa de vías en los terrenos pendientes de urbanizar dentro del proyecto de integración del tren.

 

Tanto se ha hablado de las zonas verdes del soterramiento que... / Justo Rodríguez

 

Hubo un tiempo, hace no tanto, en el que los ‘señores del ladrillo’, subidos a una burbuja mucho más alta que el mirador que se sitúa en la confluencia entre la avenida de Colón y Gustavo Adolfo Bécquer, jugaban con el callejero de Logroño como si de un ‘monopoly’ a gran escala se tratase poniendo un bloque de viviendas allí y otro más allá. Echando cuentas de manera similar a las que sirvieron para imaginar que la enajenación de terrenos liberados con el soterramiento serviría para transformar una ciudad cuyo crecimiento entonces se antojaba imparable. Hoy, y para no olvidar el ayer, el ‘sitio’ permite ver, incluso a quienes siguen con la venda en los ojos, que la expansión no es infinita y que lo infinitivo probablemente sean esos solares fruto de aquel estallido que salpicándolo todo se esparcen por aquí y por allá sin que nadie sepa muy bien qué hacer con ellos.

Ver Post >
Los otros ‘sitios’ de Logroño (1)
img
Javier Campos | 01-09-2014 | 11:08| 0

No hay nada como subirse al cubo para saber de lo que hablo, para comprobar con tus propios ojos como hoy, camino de los cinco siglos después, el ‘sitio’ es otro. El Revellín, visita obligada para cualquiera que actualmente acceda a la ciudad con independencia de que el único asedio que planee sea a las barras de nuestros bares y a los vinos y pinchos de la Laurel, la San Juan y sus alrededores, es el lugar estratégico para alcanzar a comprenderlo todo. Al menos para los de casa, pues dudo mucho que los de fuera tengan noticia alguna de lo que podía verse y no ven… El macroparque arqueológico de Valbuena se quedó sobre el papel y bajo más de 500 plazas ‘provisionales’ de estacionamiento. Y allá donde debía extenderse un gran yacimiento, no se visualiza más que un gran aparcamiento, donde en vez de restos se aprecian matrículas.

 

Un nuevo 'sitio' casi cinco siglos después... / Justo Rodríguez

 

A estas alturas, ya habrán caído en la cuenta de que los sitiadores de la actualidad no montan a caballo como en 1521, sino que conducen coches de todo pelaje y condición. El campamento francés de entonces es un aparcamiento logroñés hoy. El mismo que se ha consolidado como el principal parking público del Casco Antiguo… «Pocas ciudades tienen algo así en pleno centro», me dicen amigos que nos visitan. «¡Pues menos mal que no sabes lo que tenemos enterrado ahí abajo!», me digo para mis adentros. La gran explanada creada en el 2006 y ampliada en el 2008 se percibe como alternativa a los parkings de pago y habrá que ver la que se monta si un buen día algún alcalde se decide a ‘poner en valor’ la zona. El otro ‘sitio’ de Logroño no es más que una oportunidad perdida, de esas que, como la Casa del Inquisidor, hacen que mi compañero y amigo Marcelino Izquierdo clame al cielo. De momento, Valbuena, pese a que Logroño no descarta la idea de que sea parque arqueológico urbano, parece condenado a los infiernos.

Ver Post >