La Rioja

img
Espacios públicos urbanos (1)
img
Javier Campos | 30-08-2015 | 15:51| 0

Anda el debate encendido después de que la nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, haya anunciado su intención de revisar la ordenanza de terrazas tras años de ‘barra libre’ a fin de «poner la vía pública al servicio de viandantes y vecinos». Andan los ánimos caldeados, y no sólo en la capital catalana, pues la polémica que rodea a las terrazas se aviva cada año por estas fechas porque, quién más, quién menos, se ha visto obligado a ‘zigzaguear’ ante la proliferación de mesas, sillas y sombrillas. La controversia entre los que defienden la calle para otro tipo de ocio y los que apelan al siempre conocido negocio se antoja prácticamente insalvable tanto en Barcelona como en Logroño. Lean si no un día cualquiera el Teléfono del Lector, y rara es la edición en la que alguien no exprese su queja o protesta contra bares y restaurantes, a los que paradójicamente vamos todos.

 

Sillas y mesas de una terraza cualquiera apiladas en la vía pública. / Sonia Tercero

 

Tradicionalmente, el espacio público urbano se concebía como espacio de expresión y apropiación social, el espacio que alberga el cotidiano transcurrir de la vida colectiva. Sin embargo, con el paso de los años, cualquier zona libre de coches, ya sean plazas, pasajes, aceras e incluso medianas son vistas como el lugar ideal para colocar unos ceniceros y unos servilleteros y hacer que sea ahí donde transcurra esa vida en común. La idea ha calado tan profundamente que ya no hay peatonalización que no se sostenga sobre una terraza o incluso revitalización de una zona en la que al menos una de sus patas sea el aprovechamiento hostelero de la calle. Lo de los árboles, bancos y juegos infantiles, es lo de menos, pues no suponen obstáculo alguno para que las terrazas sean el elemento diferenciador. Eso sí, el problema empieza cuando uno quiere disfrutar de la sombra de esos árboles, sentarse a conversar en esos bancos o llevar a los niños a los columpios sin quererse tomar nada.

Ver Post >
‘GRACIAS’
img
Javier Campos | 17-07-2015 | 15:04| 0

De momento todo ha acabado con un enorme ‘gracias’. Una gran pancarta con grandes caracteres con los que la comunidad educativa del IES Sagasta, con la dirección del histórico y centenario instituto de Logroño a la cabeza, ha querido agradecer a la sociedad riojana su movilización en defensa de su prometida reforma integral y comprometida continuidad en la glorieta del Doctor Zubía, es decir, donde siempre ha estado. El mensaje puede leerse estos días en la fachada principal del edificio, colgando justo de la leyenda en la que con letras doradas figura el oficial ‘Instituto Práxedes Mateo Sagasta’. Un agradecimiento que, además, llegaba después de que Diario LA RIOJA desvelase que un recurso del COAR era estimado parcialmente por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales obligando al Gobierno de La Rioja a licitar de nuevo la ‘colaboración técnica’ para la rehabilitación sacada a concurso en marzo o, lo que es lo mismo, después de que ya sepamos con certeza que todo irá con retraso. No andaba desencaminado Alberto Abad, director del IES, cuando tras la marcha atrás de Ciudadanos decía que «se ha ganado una batalla, pero no la guerra». Y es que el debate que de verdad hay que afrontar es la rehabilitación… De hecho, igual que otras ciudades con institutos similares aparcaron posibles traslados allá por los 70 y los 80, también acometieron intervenciones integrales el siglo pasado, con lo que queda claro que en Logroño llegamos tarde a lo uno y a lo otro. Y todo ello después de que el PP «dejase con el culo al aire» a Ciudadanos –no lo digo yo, lo dijo textualmente el propio Julián San Martín tras el ‘desmarque’ de Pedro Sáez Rojo– en su planteamiento de traslado. «Queremos el compromiso claro de todos para trabajar ya en firme en la reforma del Sagasta», clama el director del IES. Compromiso, por lo visto, hay; otra cosa serán los plazos…

 

Las 'gracias' del Sagasta (y de su director). / Justo Rodríguez

Ver Post >
El tapado también era el Sagasta
img
Javier Campos | 08-07-2015 | 11:46| 0

Nadie se imagina al Sagasta siendo otra cosa que no sea un instituto. Nadie salvo… Ciudadanos. Cuando parte de la ciudadanía veía en la pérdida de la mayoría absoluta del PP en las pasadas elecciones municipales y autonómicas la única posibilidad de parar el derribo del túnel de Duques de Nájera en el ámbito municipal y la construcción del complejo sanitario San Millán en el regional, esa misma parte se ve sorprendida tras el 24M con el traslado del IES Sagasta sobre la mesa. C’s se conforma con que se estudie, que se abra el debate, y sólo el PP –el acuerdo de investidura tiene estas cosas– se muestra dispuesto a su estudio y, de hecho, ya asegura abiertamente que «paramos a reflexionar» (Carlos Cuevas dixit). Nadie mejor que el PP para explicar a Ciudadanos lo que se siente quedándose sólo en la defensa de una idea, justo lo que sucedía tanto con el túnel como con el complejo sanitario. Sólo que aquí es Ciudadanos quien se la juega –el planteamiento llega envuelto en papel naranja–, y ni siquiera el PP lo tiene claro viendo su programa electoral. Y es que los populares pusieron por escrito que el Sagasta se rehabilitaría como IES y Maristas, para el que todos los partidos presentaron su propuesta, también tendría su propia solución –basada en convertir su actual polideportivo en un centro deportivo municipal–. Otra cosa será que en virtud a aquello de la estabilidad y de la gobernabilidad donde dije digo, digo Diego (Ubis, por ejemplo). El pacto PP-Ciudadanos desveló que el ‘tapado’ en cuanto al relevo de Sanz era Ceniceros de la misma manera que el asunto urgente del acuerdo, no era ya la marcha de Pedro, sino el traslado del IES Sagasta al antiguo solar de Maristas. O al menos su estudio, para ser precisos. Tan tapado era José Ignacio como el centenario e histórico instituto. Público y notorio, sin embargo, fue y sigue siendo que el problema con Maristas fue permitir su marcha.

 

El IES Sagasta... vía Google Maps.

 

P. D.

Artículo publicado el lunes 29 de junio, un día antes de que el PP “dejase con el culo al aire” a Ciudadanos (Julián San Martín dixit) y éstos abandonasen su propuesta de traslado del IES Sagasta al antiguo solar de los Maristas dándolo por debatido.

Ver Post >
Rankings
img
Javier Campos | 30-06-2015 | 16:24| 0

Supongo que uno duerme mucho más tranquilo sabiendo que respira en el lugar con mejor calidad ambiental del país, de la misma manera que uno compraba más alegremente cuando éramos ciudad comercial de España o que comía como si de un banquete se tratase el año de la capitalidad española de la gastronomía. Nada comparable, en cualquier caso, a cuando Logroño fue la mejor ciudad para vivir. De ello ya se encargaban de presumir, y bien que presumieron, los gobiernos locales de turno. Son rankings y clasificaciones, galardones en el mejor de los casos, que hacen mucho ruido, a la espera de recoger las nueces. Desde que el hombre es hombre, las comparaciones están ahí, llegando incluso a obsesionarnos. Hablamos mucho estos días del nuevo Ayuntamiento que, independientemente de su equipo de gobierno, aspiró, aspira y aspirará a posicionarse lo mejor posible en cualquier tipo de tabla por insospechada que sea.

 

Quo vadis, Logroño? / Enrique del Río

 

Hemos pasado de dos a cinco grupos municipales y de una mayoría absoluta a un gobierno en minoría. Nadie sabe cómo será, pero sí que no será como antes. La recién inaugurada legislatura no ha hecho más que comenzar y será cuestión de tiempo que surjan las comparaciones. Y es que si antes había dos puertas a las que llamar, que nadie pierda de vista que ahora habrá hasta cinco… Cinco ventanillas dispuestas a recibirte sin que a nadie le convenga mandarte a la otra. Otra cosa será a la que vayas. O que no logres una respuesta satisfactoria en ninguna, que también pasará. Y es que el reto es entre todos, huyendo de rankings, clasificaciones y galardones y reconocimientos más o menos peregrinos, ser capaces de escuchar y hacer un lugar donde habitar mucho más amable. Donde se duerma mejor, se compre mejor, se coma mejor y, sobre todo, se viva mejor. Pero todos.

Ver Post >
“Ah, pero… ¿no lo tiráis vosotros?”
img
Javier Campos | 10-06-2015 | 15:59| 0

Y las urnas hablaron... / Sonia Tercero

 

Domingo. 24 de mayo. Los colegios electorales llevan más de una hora cerrados y en el IRSAL nos afanamos por contar las 388 papeletas introducidas en la urna de la mesa A de la sección 023 del distrito censal 2 correspondiente a las Municipales 2015. Presidente, vocales –entre los cuales me encuentro tras ser agraciado en sorteo– e interventores –dos, de PPy PSOE– concluimos cerca de las nueve y media de la noche y, a falta de proceder con la urna de las Autonómicas, queda claro que el escenario político que se presenta nada tendrá que ver con lo conocido hasta ahora. 129 PP, 86 Ciudadanos, 73 Cambia Logroño, 65 PSOE, 11 PR+, 6 UPyD y 2 PCPE… 9 blancos y 7 nulos –papeletas rotas, tachadas, alguna incluso de las pasadas Europeas, y uno incluso aclarándolo con rotulador de trazo grueso en el que puede leerse ‘voto nulo’–. Una mesa de un colegio tradicionalmente  ‘popular’ y que sirve para que los cinco presentes nos demos cuenta de que el Ayuntamiento de los próximos cuatro años será bien distinto al actual. De dos se pasará a cinco grupos… y sin mayoría absoluta, que es lo que ha dejado claro el fragmentado voto. A apenas unos metros, en la mesa B, los compañeros de fatiga vienen a confirmarlo minutos después: PP 176, PSOE 125, Ciudadanos 107, Cambia Logroño 77, PR+ 21… Si la cara es el espejo del alma, la cara de interventores y apoderados en noche electoral es el espejo de los resultados. Rellenada el acta de escrutinio procedemos a firmarla convenientemente y a meterla en el sobre adecuado, lo que no siempre es tarea fácil tras 14 horas de jornada. La cara de los miembros de la mesa también es el espejo… del cansancio y de las anécdotas que se lleva uno a casa. Como esa chica que, a la hora de decirle que puede meter el voto en la urna, va y te pregunta como en un acto reflejo, natural y sin pensárselo… «ah, pero… ¿no lo tiráis vosotros?».

 

 

Ver Post >
Cuatro años después…
img
Javier Campos | 18-05-2015 | 21:29| 0

“Sirvió, sirvió… claro que sirvió”, fue la respuesta unánime a la pregunta de qué pasó con el 15M con motivo de su cuarto aniversario. Diario LA RIOJA reunió en la plaza del Mercado a Sonia, David, Israel, Olga y Esteban, algunos de los miembros más activos de Asamblea Logroño –posteriormente se incorporó Elena–, para recordar aquellos días y todo lo que han supuesto, que no ha sido poco. Y es que, de entrada y al menos desde la transición, nunca como ahora se habló tanto de transparencia, de democracia y de participación, lo que ya de por sí es un buen inicio. Un inicio, según sus protagonistas, para seguir en ello. Y es que todos siguen viendo cuatro años después tantas o más razones que antes para salir a la calle a seguir ejerciendo la ciudadanía. Es un derecho. Los lemas de entonces siguen tan vigentes como en el 2011: ‘No somos mercancía en manos de políticos y banqueros’, ‘Democracia real ya’ o, como bien recuerdan, algo tan humano, humanitario y humanista como el “derecho a una vida que merezca la pena ser vivida”.

 

La plaza del Mercado, aquellos 'maravillosos' días... / J. C.

 

El 15M, también en Logroño y en La Rioja, visibilizó viejas causas que hasta entonces permanecían ajenas a ojos de la mayoría; tanto que, a día de hoy, nadie puede discutir que la agenda política y social no es la misma. La indignación de ayer no dista mucho de la de hoy, y ni siquiera la ley electoral será obstáculo en esta ocasión para que tanto los ayuntamientos como el Parlamento sean mucho más plurales. Pero, que nadie se olvide que no basta con votar cada cuatro años… El 15 de mayo ya forma parte de nuestra historia –negarlo sería hacer trampas– y, desde entonces, su vecino y el mío se politizaron o repolitizaron, pues la política es cosa de todos. También suya y mía. Cuatro años después, como bien dicen quienes fueron partícipes de aquello, “el espíritu del 15M sigue vivo” y no conviene confundirlo con ningún fantasma.

Ver Post >
Donde caben dos…
img
Javier Campos | 18-05-2015 | 21:14| 0

Nadie se atreve a aventurar un pronóstico legitimado más allá de los legítimos deseos o anhelos que cada cual puede ‘invocar’ en grupos más o menos numerosos o representativos. La incertidumbre del 24M no sólo se ha asentado en la política –que de puertas para adentro la hay, y mucha–, sino que a estas alturas, y justo cuando entramos en el mes definitivo, ha echado hondas raíces en la ciudadanía. Y mucho me temo que la campaña electoral que se cierne sobre nosotros, lejos de despejar dudas, aún lo hará todo más imprevisible, al menos en lo que a los resultados concretos se refiere. La Rioja y Logroño, aun con sus particularidades, no permanecen ajenas al desgaste del bipartidismo y dan por seguro que PP y PSOE deberán ir acostumbrándose a no ‘pegarse’ solos, sino acompañados.

 

 

Y es que de las pocas certezas compartidas es que tanto el Parlamento de La Rioja como el Ayuntamiento de Logroño recibirán a más grupos, es decir, es muy probable que pasen de bicolores a multicolores, con permiso del PR+ con el que ya comparten espacio (tricolor, por tanto) en el antiguo convento de La Merced. Cambia Logroño, con réplica en La Rioja, Ciudadanos, Podemos –sólo con lista autonómica–, UPyD… todos parecen aspirar al lugar que llevan tiempo reclamando, con lo que la legislatura que viene nada tendrá que ver con la presente. La pérdida de mayorías absolutas y la necesidad de pactos también entran dentro de lo posible, pero eso ya es otro cantar. En cualquier caso, suena estos días una canción que ya se da por verdadera: y es que tanto en el Parlamento como en el Ayuntamiento ya están dándole vueltas a cómo hacer hueco a los ‘futuribles’ recién llegados. «Hasta ahora los dos estaban acostumbrados a coparlo todo, también las dependencias de las sedes de la Administración», ironizaba el músico a falta de poner letra.

Ver Post >
¿Plebiscito al final del túnel?
img
Javier Campos | 18-05-2015 | 21:01| 1

Debate abierto con pregunta cerrada… y entiendo que si se convocó así a poco más de un mes para las municipales, inmersos como estamos en plena precampaña, era en parte para que cada cual se retratase ante la opinión pública de cara a lo que vaya a pasar a partir del próximo 24M. ¿Túnel sí o túnel no?, lanzó la Federación de Asociaciones de Vecinos posicionada desde la afirmación y esperando a que el resto hiciesen lo propio. Y la verdad es que no hubo sorpresas, es decir, nadie dijo nada que no hubiese dicho o dejado de decir antes. Sólo el PP es partidario del derribo del paso inferior de Duques de Nájera dentro de la reurbanización del entorno de Vara de Rey como parte del soterramiento. PSOE, PR+, Cambia Logroño, Ciudadanos y UPyD se oponen a su eliminación y recogen la reclamación vecinal de estudiar alternativas.

 

Manifestación contra la supresión del túnel de Duques de Nájera celebrada el pasado 2014 bajo el paraguas de la Federación de AAVV. / JUAN MARÍN

 

Lo que no sabíamos hasta entonces era si unos y otros son favorables a un referendo vinculante o consulta popular, cuanto menos, y lo cierto es que sólo ahí –con luz y taquígrafos– pudimos comprobar que hay quien entiende que será en las urnas donde la ciudadanía decida sobre el derribo o no del túnel. Me asusta pensar que las elecciones se conviertan en plebiscito de nada más allá que elegir representantes pues, de lo contrario, acabaríamos de golpe y porrazo con la tan manoseada pero poco respetada participación ciudadana. Vendría a ser algo así como reducir la cosa pública a votar cada cuatro años, lo que a estas alturas ninguno queremos. Y es ahí donde tanto PP como PR+ entienden que el 24M también se vota sobre el túnel, Cambia Logroño que de votar sólo sería sobre el derribo, pues sobre el mantenimiento no haría falta, UPyD cree que llegamos tarde, y sólo PSOE y C’s se muestran favorables a que Logroño hable sin condiciones. ¿Plebiscito al final del túnel? La cosa está difícil, pues seguimos sin querer aprender nada…

Ver Post >
Aquí huele a… elecciones
img
Javier Campos | 13-04-2015 | 11:14| 0

Anteproyectos y proyectos a la vista, demandas en estudio y reivindicaciones atendidas, y anuncios… muchos anuncios, algunos recuperados de las primeras hojas de la libreta estrenada con una legislatura que llega a su fin. Aquí huele a elecciones, y ahí están las inauguraciones o cuanto menos las obras aceleradas impregnándolo todo con tan particular olor… hedor para no pocos. Y es que anda parte del personal con la mosca detrás de la oreja cuando no directamente mosqueado ante tanto ‘ahora sí’ y no menos ‘puedo prometer y prometo’. Sobre todo porque tanto eslogan suena cada cuatro años, de la misma manera que algunos de los mal llamados compromisos ya estaban comprometidos hace tanto o más. Y es ahí donde aparece el traslado del centro de salud de Rodríguez Paterna o el tan traído y llevado complejo de salud San Millán por parte del Gobierno de La Rioja o la no menos manoseada por el Ayuntamiento de Logroño Casa del Cuento o la pasarela del Camino, que si de verdad se hiciese camino al andar ya estaría hecha desde hace años…

 

Papeletas durante las últimas elecciones... ¡las europeas! / Sonia Tercero

 

Anda parte del personal pensando que ‘ya les vale’ a ellos, los políticos, por decirlo o volverlo a decir; y a nosotros, los periodistas, por contarlo… o volverlo a contar. «Basta ya», claman quienes a estas alturas no diferencian a los unos y a los otros. Y es aquí donde uno, independientemente de lo que le digan, tiene que ser ya lo suficientemente mayorcito para saber que quién decide es cada cual con su voto y que éste puede depender si se quiere del ‘debe’ y el ‘haber’. Si se quiere, pues de todos es sabido que mayoritariamente las promesas políticamente salen gratis. La ciudadanía decide, como poco cada cuatro años, y los medios de comunicación, entre tanto, lo que deben hacer no es dejar de contarlo, sino decir cuántas veces lo han contado ya.

 

 

Ver Post >
4 esculturas, 3 sobreseimientos…
img
Javier Campos | 12-04-2015 | 20:47| 0

Ni a la primera ni a la segunda ni a la tercera… Nadie parece ser capaz de aclarar nada sobre el destino final de ‘las estaciones de la vid’ ni nada parece ser capaz de aclarar a nadie para resolver el caso. Cuatro esculturas encargadas y pagadas por el Ayuntamiento de Logroño, tres sobreseimientos por parte del Juzgado de Instrucción correspondiente… y de los recursos dependerá nuevamente la reapertura del ‘misterio’ tras un nuevo carpetazo por… ¿imposible? «Más que de jueces, es cosa de detectives», me comentaba alguien que trata de seguir pesquisas y pistas sin perderse, lo que siete años después de su adjudicación y contratación y cuatro de denunciada su desaparición no es ni mucho menos fácil. Ya está escrito, pero conviene recordarlo: que un juez archive una causa no quiere decir que no haya caso, sobre todo cuando él mismo expone que, con lo dicho o aportado, no se puede llegar a esclarecer qué pasó. No lo ha dicho, además, ni una vez ni dos, sino tres.

 

Las esculturas... en foto, eso sí. / L.R.

 

El conjunto escultórico de acero corten sigue en paradero desconocido y, lo que es más frustrante, con cierto reconocimiento de imposibilidad por parte de los tribunales. Durante todo el proceso, no se ha podido condenar delito de apropiación indebida o estafa alguno; si embargo, sí que se han ido apreciando indicios de falsedad documental y, ahora, de prevaricación… que aún están por ver en qué quedarán finalmente. Acreditado queda por enésima vez que se hicieron, estuvieron ahí y, si ahora no están, necesariamente a algún sitio tuvieron que llevárselas… otra cosa es qué suerte han corrido desde entonces. Y más allá de que algún día, quién sabe si dentro de otros cuatro años, alguien asuma ‘vía civil’ los 69.020 euros, que la Administración y los logroñeses a buen seguro que querrán recuperar, el caso quedará sin resolver si no se responde a la pregunta inicial: ¿Qué pasó con las esculturas?

Ver Post >