Vuelo MH370

vuelo 370Quizás cuando lea estas líneas sea demasiado tarde. Tal vez para entonces ya nada tenga sentido y haya aparecido algún rastro del Boeing 777 que se evaporó hace más de un mes en (presuntamente)algún ignoto lugar del océano Indico. El eco in extremis de las cajas negras, una brizna del fuselaje, la uña de alguno de los 239 pasajeros que salieron de Kuala Lumpur y nunca llegaron a Pekín. Una sombra, por minúscula que sea, que alumbre las razones de por qué el aparato viró radicalmente de rumbo y se apagó para siempre. Si no es así y el planeta entero continúa siendo incapaz de descubrir qué y por qué pasó con el aparato será posible enterrar definitivamente la verdad. Y por fin, validar cualquier hipótesis que ni los satélites ni ningún servicio de inteligencia podrán desmentir jamás. La que firma el yayo Tasio es que el avión no fue secuestrado ni el pasaje es ya pasto de peces abisales. Según el abuelo, todo fue una conjura de los ocupantes. Abducidos por una amargura colectiva, en un punto del trayecto todos decidieron desertar al unísono de los problemas. Los propios y los ajenos. De la injusticia, la codicia, la crueldad, el odio, las miserias. Fue sin mirarse, con una sonrisa subtitulada, como se confabularon para abandonar sus responsabilidad y virar hacia algún atolón que ningún radar es capaz de ubicar. Un lugar soleado y sereno ajeno a la inmundicia. Ese que a Tasio lee gustaría compartir ahora mismo con los vecinos del vuelo MH370.

 

 

Fotografía: Nicolás González (Efe)

 

Receta errónea

Por fin se ha verbalizado lo que algunos llevan tiempo rumiando pero no se atreven a confesar en público: habría que cobrar a quien haga un mal uso de los servicios sanitarios. Lo llamativo de la propuesta no es que haya partido de algún eficiente tecnócrata ajeno al mundo o un alto funcionario del ramo acuciado por la estrechez presupuestaria. La iniciativa ha partido de un médico. Y no uno cualquiera, sino del mismísimo presidente de la Organización Médica Colegial que con sus palabras abre la puerta a la arbitrariedad en la atención por parte de la administración más que a la limitación de los abusos de los administrados. El intento de minimizar la ocurrencia por parte de la ministra –una «anécdota», lo calificó Ana Mato– estremece aún más dado que así mismo se ha escrito antes también el preámbulo de otros recortes. Que el resto de los facultativos que forman el ADN de la sanidad pública, y que estos años tampoco han sido indemnes a la crisis, no haya salido en tropel a afear Rodríguez Sendín tampoco vaticina nada bueno. Más bien, dota de sentido a esa lluvia fina que gestores y altos cargos sanitarios dejan caer cada vez que las listas de espera se disparan o las urgencias sufren un colapso: las estadísticas las distorsionan quienes hacen un mal uso de las prestaciones. Una forma de descargar responsabilidades propias en la voluntad de otros y que vuelve a poner malo a quien desearía acudir al hospital menos de lo que su enfermedad le obliga.

¿Ocho años más para Pedro Sanz?

 

 

El PP ha hecho de la reforma del Estatuto de Autonomía un ariete para obligar a la oposición a “retratarse”, como Carlos Cuevas reconoció al comienzo de curso. Casi década después de que Sanz diera el pistoletazo para abordar la reforma del texto clave que regula el autogobierno con sonadas llamadas al consenso (deseable, pero sobre todo obligado para agrupar 2/3 del hemiciclo), la cuestión se ha reducido a la proposición de Ley popular que el Parlamento acordó tomar en consideración en el último pleno con el sorpresivo apoyo inicial del PR+ anunciando que se opondrá durante el trámite si no cambia su espíritu.

El viaje para la reforma ha hecho parada en decenas de estaciones. Primero, la constitución de una comisión de estudio abierta donde participada desde por la FER hasta expresidentes de La Rioja; luego, la elaboración de un voluminoso informe de expertos ahora arrumbado; más tarde el condicionamiento al fallo del Tribunal Constitucional sobre los recursos contra el Estatut; y a última hora, la creación de una ponencia que agoniza casi antes de nacer donde las disquisiciones sobre la definición de La Rioja suena ahora residuales.

El PP se ha esforzado en reducir mediáticamente todo el contenido a un solo titular: la rebaja de 33 a 25 del número de diputados. O todo, o nada. Si la oposición lo apoya, está por el ahorro en tiempos de crisis; si la rechaza, sólo busca salvaguardar sus intereses partidistas. Estará pensando en ‘culos’ para ocupar asientos en vez de mejorar el bienestar de la ciudadanía, como también Cuevas dijo en su momento.

El barullo procedimental al que el PSOE se ha asido por posponer su postura ha conseguido, además, arrinconar otro de los aspectos centrales de la reforma: el límite de mandatos del presidente a ocho años o dos legislaturas. La formulación inicial abrió la posibilidad de un escenario sin Sanz como cabeza de cartel electoral del PP tras cinco mayorías absolutas. Sin embargo, la posibilidad de que esa autolimitación encalló en dudas sobre cómo se aplicaría. En otras palabras: si se pondría el contador a cero tras la reforma y Sanz tendría la opción de ocho más o se contabilizaría el tiempo ya transcurrido para que el de Igea no pudiera repetir.

El propio presidente ‘jugó’ con esa falta de concreción. En unos momentos, se mostró entusiamado pensando en “La Rioja del 2020”; en otros, tendió la mano a “hablar” de retirada si ello limaba obstáculos para aprobar la reforma con la mayoría exigida. Entre ese ruido de fondo, la proposición de Ley de reforma llevada al Parlamento riojano por el PP aclara finalmente este extremo: “Para la aplicación de la limitación (…) no computarán los mandados ejercicios por los presidentes de la comunidad autóntoma de La Rioja habido hasta la VIII Legislatura”.

¿Servirá la reforma para dejar el camino libre a otros dos posibles mandatos de Sanz? Quizás la clave esté en la ironía que él mismo planteó al señalar el “dolor” que provocaría a algunos enfrentarle en las dos próximas elecciones.

Fotografía: Sonia Tercero

 

Las mismas manos

crimen

El escalofrío interior que provoca la noticia de un asesinato en ese lugar donde (casi) nunca pasa nada que es Logroño llega en dos oleadas. La primera, al saber del suceso. La segunda, cuando al cabo del tiempo se conocen los detalles de la muerte. La doble inquietud descubre también otros tantos niveles de indignación –no siempre confesados– por la seguridad propia y la de quienes nos rodean. Con el acuchillamiento de ‘El Sevi’ en vísperas de Todos los Santos del 2012, la prensa desplegó su habitual pirotecnia informativa y todo se remitió a la investigación para esclarecer los autores y las razones, pero el miedo a que algo así pudiera repetirse quedó amortiguado por tratarse al parecer de un asunto de drogas y perpetrarse en un barrio periférico. Un caso ceñido en la mente del ciudadano común a un ámbito marginal que nunca podría sucederle a él. Año y medio después, la muerte de Mari Carmen Calderón en pleno de centro de la capital reavivó ese miedo tan burgués a que alguien «normal» pudiera convertirse de pronto en virtual víctima de un suceso atroz. Descubrir ahora que ambos delitos fueron cometidos presuntamente por las mismas manos debería hacernos a todos ser conscientes de que la violencia no sabe de límites. Y a las autoridades, que personajes con un perfil «de rasgos psicopáticos, extremadamente violento y peligroso» como la propia investigación apunta deben estar siempre vigilados para que en Logroño nunca pase nada.

crimen

 

Fotografías: Juan Marín

Rubalcaba: “La trama Gürtel era parte del sistema operativo del PP en toda España, y también en La Rioja”

Elecciones europeas con corrupción nacional de fondo y pinceladas riojanas. Así podría titularse el cuadro que Alfredo Pérez Rubalcaba (Solares; Cantabria, 1951) dibujó en su reciente visita a La Rioja donde, empeñado en bajar el volumen del ruido de las primarias, abundó en la relevancia de los comicios del 25 de mayo. Para Europa, para España y, como reconoce el líder de los socialistas, para su propio partido.

- ¿Serán las elecciones europeas el punto de inflexión del PSOE después de tantas borrascas internas?

rubalcaba

-Son los comicios más importantes que se han vivido nunca en la historia. Cinco años de crisis han demostrado que o salimos de ella con Europa o lo vamos a pasar muy mal y, por lo tanto, nuestro futuro como país depende en buena medida de lo que pase el 25 de mayo. Se trata de unas elecciones trascendentes para Europa, trascendentes para España y muy importantes también para un partido como el PSOE, profundamente europeísta.
-¿Qué grado de respaldo en las urnas se ha marcado para diagnosticar que el PSOE empieza a retomar la confianza perdida?
- Creo sinceramente que los socialistas europeos y españoles podemos ganar estas elecciones. Porque además sería muy bueno para España, ya que, como le digo, es mucho mejor para la salida de la crisis que gobierne en Bruselas un socialdemócrata que alguien de la derecha que ya sabemos lo que es: ajustes, ajustes y ajustes.
- Sin embargo, la mayoría de las encuestas pronostican un duro castigo para los partidos mayoritarios y el PSOE sigue sin capitalizar el desgaste del Gobierno popular.
- El PP ha sufrido una erosión muy grande y el PSOE primero aguantó esa erosión y ahora, en las últimas encuestas, poco a poco estamos empezando a mejorar. Pero el hecho es que la política no funciona con el principio de vasos comunicantes. La gente que deja de votar a los populares no pasa a hacerlo automáticamente a favor de los socialistas, sino que explora otras posibilidades. Nuestro partido quiere recuperar esa confianza perdida y sabemos que ello no pasa por sentarse tranquilamente y esperar que las cosas ocurran, sino que hay que merecerlo. Estamos trabajando duramente para ello y paso a paso los resultados se van produciendo.
-En esa lista del PSOE a las Europeas sigue sin haber presencia riojana en los puestos de salida, con un modesto número 27 para Concepción Andreu. ¿Tan poco pesa el PSOE de La Rioja a nivel nacional?
-Claro que pesa. Y la prueba es que en la dirección del grupo parlamentario en el Congreso está su secretario general. Es verdad, en todo caso, que dentro del PSOE hay una tendencia muy consolidada a hacer un reparto de los puestos de salida en función del tamaño de las federaciones y su número de militantes en una especie de censo interno al cual el secretario general difícilmente puede escapar. Dicho esto, también le recuerdo que el PSOE es un partido. El que no haya alguien que provenga de La Rioja no significa que no se defiendan los intereses riojanos y, de hecho, ahí hemos estado defendiendo las reivindicaciones de la comunidad en Bruselas en los últimos cinco años. En última instancia, todos y cada uno de los socialistas que van a ir al Parlamento Europeo van a defender a La Rioja como si fueran riojanos.
-Por más que se insista en un discurso europeísta, sobre las elecciones sobrevuela la política doméstica y corrupción.
-Europa ha salido de la recesión gracias a una decisión del BCE y la actitud de la Comisión Europa, que ha empezado a darse cuenta poco a poco de que su política de austeridad a ultranza nos estaba llevando a la ruina. Nos jugamos que se profundicen en esos cambios y vayan más deprisa…
-… pero a pie de calle, el ciudadano está concernido por los ERE de Andalucía, la trama Gürtel.
-La gente rechaza profundamente los casos de corrupción. Les preocupa, y con razón. Pero lo que me preocupa a mí es el empleo de sus hijos, lo cual no significa que lo otro no tenga importancia. Los ERE de Andalucía ahí están y se están investigando. Por cierto, con la colaboración desde el principio de la Junta, cosa que el Gobierno de España no ha hecho con Gürtel.
-¿Son equiparables ambos casos?
- Esa cosa del “y tú más” me interesa poco. Lo que sí le digo es que Gürtel es el mayor caso de corrupción que ha habido nunca en la historia de España, que afecta a más de cien dirigentes del PP. Y lo que es peor: atañe a la cúpula del partido. Es que estaba metido en Génova. En Génova es donde se cobraban los sueldos en B; en Génova es donde se hacía una contabilidad falsa; en Génova es a donde iban unos empresarios a dar dinero sorteando los cauces legales; en Génova estaba Bárcenas, al que puso Rajoy en el puesto. Que yo sepa, el asunto de los ERE no tiene nada que ver con Ferraz. Ni tan siquiera con la sede del partido socialista en Andalucía. Son unos golfos que han utilizado mal un procedimiento y lo han aprovechado en beneficio propio.rubalcaba
-La presunta financiación ilegal del PP tiene uno de los focos apuntando a La Rioja con los 200.000 anotados por Bárcenas y el testimonio del secretario general y la gerente de los populares riojanos ante la Audiencia Nacional a cuenta de la sede de Logroño. ¿Qué recorrido augura al caso?
- Jurídicamente, no lo sé; pero políticamente ahí está y los datos que están saliendo son clamorosos. Si La Rioja fuera una excepción, podríamos tener alguna duda, pero es que es Castilla y León, Madrid, Valencia, País Vasco, Galicia… Lo que pasó en el corazón del partido, que es Génova, es lo que ha sucedido en la mayoría de las regiones y da credibilidad a lo que se va conociendo.
-¿Comparte, como propone el PSOE riojano, que de confirmarse la financiación irregular debería dimitir el presidente riojano?
-Lo que hemos dicho en relación a Mariano Rajoy es perfectamente aplicable a Pedro Sanz. Los dos son presidentes del PP y lo que ha pasado no es algo relacionado con la periferia del partido o un personaje aislado se haya aprovechado de la buena fe. Hablamos del funcionamiento mismo de la sede central del partido. Nadie puede imaginar que la sede central se reforme y el presidente no sepa cómo se está haciendo y cómo se está sufragando. O que Bárcenas estuviera pagando en B y Rajoy diga que no lo sabe cuando parece que él mismo cobró. La trama Gürtel era una parte medular del sistema operativo del PP en toda España, y también en La Rioja.
-¿Y en caso de que no dimita y vuelva a optar al cargo? ¿Será César Luena el contrincante de Sanz en las elecciones autónomicas?
-Eso lo tienen que decidir los militantes y yo soy tremendamente respetuoso con los procesos internos.
-Se acusa a Luena de no “mojarse” en La Rioja y priorizar su puesto como diputado en el Congreso.
-Le voy a hacer una confesión. Yo veo mucho a César en Madrid y más de la mitad del tiempo allí me está hablando de lo de aquí. Físicamente puede estar en Las Cortes, pero la cabeza la tiene en La Rioja.
-¿Perderá el PSOE opciones si se confirma un cambio de rumbo económico como recalca el Gobierno?
-España ha dejado atrás la recesión, igual que ha sucedido en toda Europa. Lo digo para que Rajoy no se cuelgue medallas que no son suyas. Aún sigue habiendo millones de parados, recortes en educación, en sanidad y, sobre todo, gente para quien lo peor está por llegar porque hay medidas del Gobierno que se van a aplicar en los próximos años. Decirles que la recuperación ha empezado ya les puede sonar a sarcasmo mientras otros siguen cobrando millonadas mientras jalean al lado de Rajoy sus decisiones. Dicen que estamos viendo la luz al final del túnel, pero es que algunos nunca han estado dentro de ningún túnel.
-¿Será la reforma fiscal clave para ese cambio económico definitivo?
-Debe serlo. Primero, para que la salida de la crisis sea justa, y segundo, para recaudar equitativamente lo suficiente para reparar los destrozos cometidos por el PP.
-¿Satisface la propuesta de los expertos presentada recientemente esos objetivos?
-Pinta mal desde el momento que plantea bajar el IRPF un poquito para algunos y subir el IVA a todos con el truco del almendruco que ya usaron con las pensiones: mando por delante a los expertos que proponen cien maldades y al instante el Gobierno sale para rechazar 2 pero nos comemos las otras 98, a ver si cuela. Es una estrategia que ya conocemos y a la que concedo una entidad relativa. El PSOE va a presentar su propio proyecto de reforma que, desde luego, no contempla un impuesto para el vino de Rioja.

 

Fotografías: Miguel Herrreros

Amado líder

Como de vez en cuando me toca tratar con algunos de los gerifaltes de la política nacional que recalan por aquí, el yayo Tasio tiene esa curiosidad provinciana por saber cómo son en vivo. El interés del abuelo no tiene nada de insano ni procaz. Lo que le intriga es conocer si detrás de ese rostro que se pronuncia con contundencia o pone un gesto entre cordial y tajante ante las cámaras hay un ser humano estándar. Por ahorrarle detalles insípidos, le digo que sí. Quizás sus caras no resultan tan frescas como dicen las fotografías sugeridas en lugares estratégicos. A veces llegan con ojeras, la camisa arrugada de tantas horas de viaje en el coche oficial y los zapatos sucios tras haber visitado a unos afiliados o puesto alguna primera piedra. Beben agua a morro, susurran al móvil órdenes inaplazables y hasta visitan discretamente el wáter antes de apretar el botón de su cerebro donde almacenan su discurso. Le informo de que el rango también conlleva otras cargas más ingratas como saludar a quienes desean rozarles como si fueran actores de telenovela, sonreír cuando quieren llorar, dejar caer en privado reflexiones que jamás admitirán en público y, sobre todo, afinar la intución que les indica quién se arrima a ellos por interés o voluntad propia. Tasio lo rumia todo y concluye que no les arrienda la ganancia. No valdría para no ser él mismo. El yayo es demasiado trasparente, excesivamente humano. Yo no me atrevo a confesarle entonces que mi único líder es él.

líder

Lugares comunes

rioja

Hoy le invito a que no lea estas pocas líneas. O para ser riguroso, que si anda con el tiempo justo para ojear el periódico, optimice los minutillos que le costaría llegar al final de la columna para invertirlos en disfrutar la sección ‘La Rioja de cabo a rabo’ que encontrará unas hojas más atrás. Lo que aquí puedo a ofrecerle es sólo una naturaleza muerta pintada con brochazos personales o vampirizados a otros, pero lo que hallará en las páginas que van describiendo a lo largo del año cada pueblo de la comunidad es pura vida extraída directamente de las venas de esos municipios. La parada en cada localidad no se salda con una ristra de polisílabos, epítetos esdrújulos y esas recurrentes odas a sensaciones impostadas que suelen abundar en las guías gastronómicas o los portales turísticos. Tampoco encontrará necesariamente la voz del prócer local o un subrayado al monumento más emblemático. Sólo hay lugares comunes, en el mejor sentido del término. Pedazos de piedra y tierra de una colectividad recorridos con la cámara y la pluma de quienes sólo se han impuesto comunicar las sensaciones que usted o cualquiera puede descubrir si se anima a seguir sus pasos. Porque ése es parte del espíritu de cada crónica: invitarle a replicar el itinerario y buscar esas mismas (u otras mil) impresiones sin prejuicios ni postales en la mochila. Que coja un cacho de chorizo con pan y se lance a descubrir cada pueblo de cabo a rabo. O si da la vuelta al mapa, de rabo a cabo.

 

Fotografía: Justo Rodríguez

(Plaza de Navajún)

Seres únicos

El yayo Tasio se pone mesiánico para pontificar que la crisis no tiene su origen en la codicia. Ni en una flagrante falta de previsión. Tampoco en la carencia de escrúpulos de los pocos que mandan a tantos. Lejos, muy lejos también, de un liberalismo sobrexcitado y voraz. En el tuétano del monstruo que nos devora con la tozudez de un rumiante está la bipolaridad que se extendió sin antídoto hasta convertirse en epidemia. Una dualidad patológica por la que uno se creía otro. O mejor dicho: los dos que caben en uno mismo empezaron a mezclarse, entreverarse, solaparse y confundirse. A tal intensidad llegó la duplicidad personal, que pocos acabaron reconociendo cuál era el original o su doble contaminado. El tesorero se creyó cartero; los banqueros, prestidigitadores; el político, arribista; el concejal, empresario; el trabajador, militante de un partido; y el gobernante… El gobernante se trasvistió a ratos del dios omnímodo que llevaba dentro. Cuando se impuso el realismo, todos se excusaron. Los dos que convivían en cada cual se replegaron en uno solo, pero la borrachera de impunidad había sido tan prolongada que ninguno sabía ya exactamente si el dinero era suyo o de los demás, qué era gratis o qué debía pagarse. Si la persona del principio, en suma, era al final un personaje. Escucho a Tasio y me persigno, aunque me pregunto si no estará sufriendo el mismo mal y es el viejo lúcido de siempre o el altavoz de los que siguen jodidos porque nunca se desdoblaron.

Se busca cura

enfemeria

El derrumbe de una parte del techo en el pasillo de la Escuela de Enfermería y la protesta de los alumnos no puede (no debería) taparse sin más como el boquete que dejó el siniestro. Sólo la casualidad impidió que alguno de los más 300 estudiantes y la plantilla que ocupa el inmueble a diario sufrieran daños, pero lo que realmente dejó al descubierto la rotura no fueron ladrillos rotos o un fluorescente desprendido, sino el deterioro de un inmueble que data de 1977 y ha ido parcheándose para cumplir las exigencias mínimas entre advertencias periódicas sobre su desgaste. Si todos los grados de la universidad exigen unas instalaciones equivalentes y acordes a su sello de Campus de Excelencia Internacional, Enfermería las merece más si cabe al tratarse de una de las enseñanzas de mayor prestigio con una altísima nota de corte y la matrícula más cara. La condición de centro adscrito, y por tanto dependiente de la Consejería de Salud respecto a mantenimiento y personal, tampoco puede (debería) dejar el caso sin una cura profunda. Más aún cuando, a escasos metros del achacoso inmueble, sigue luciendo el anuncio de construir una nueva Escuela en el solar del Hospital San Millán y todavía resuena la promesa de toda una Facultad de Ciencias de la Salud. Seguro que como garantizan los técnicos el edificio no corre riesgo de hundirse mañana -faltaría más-, pero la dignidad de la Educación demanda algo más que cemento fresco y una mano de pintura.

 

 

Fotografía: Juan Marín

“Hay intereses que buscan desestabilizar Venezuela”

La cónsul venezola en Bilbao, Vanessa Elichiguerra, ha recalado en Logroño invitada por la Asociación de Amistad Rioja-Cuba para ofrecer en el Ateneo la charla “Qué está pasando en Venezuela”. Antes de la intervención,  ofreció ante la prensa su descripción de la coyuntura que vive el país frente a las «manipulaciones» informativas.

venezuela
-¿Cuál es a día de hoy la situación en Venezuela?
-La información manipulada de una única matriz que vuelcan muchos medios y la mayoría de redes sociales habla de que estamos casi en una preguerra civil, pero no es así. Lo que hay es una situación de inestabilidad del orden público provocado por ciertos sectores. Y no por todos ellos, sino por la extrema derecha de la oposición. Una prueba de ello es que de los 335 municipios en que se divide el país, sólo en el 5% se están suscitando actos violentos.
-¿Se están respetando allí los derechos fundamentales?
-Absolutamente. La Fiscalía General de la República Bolivariana está ejerciendo todas medidas necesarias para establecer responsabilidades con un equipo de atención inmediata. Ahora hay 17 denuncias por supuesta violación de derechos humanos, de las que doce se están procesando y una se ha desestimado. El Estado de Venezuela está actuando con toda la disposición, trasparencia y celeridad para atender cualquier denuncia de la población.
-¿Cómo debe interpretarse a su juicio la detención del opositor Leopoldo López y los episodios de protesta vividos en Caracas?
-En el sentido de que hay un aparato judicial en Venezuela que está siguiendo un proceso a alguien que claramente incitó a la violencia. A partir de ahí, los jueces se encargarán de determinar la culpabilidad o no de Leopoldo López y fijar las medidas pertinentes. Los disturbios, por su parte, son producto de la violencia generada por esos sectores radicales que, como le digo, deben asumir su responsabilidad. No hablamos de víctimas sólo de una parte de la población. Ha habido heridos venezolanos y venezolanas de cualquier tendencia política.
-Pero la mayoría de los detenidos, como López, están alineados en el mismo bando.
-La fiscal ha explicado, por ejemplo, que ahora mismo hay tres funcionarios de la policía detenidos por la muerte de Dacosta y Montoya, los dos primeros fallecidos por estos disturbios que sufrieron los disparos de un mismo arma. No es verdad, por lo tanto, que se esté haciendo una persecución política.
-La oposición acusa a Maduro de despotismo, pero también de otras cuestiones más cotidianas como la falta de productos básicos.
-La realidad es mucho más compleja de lo que se pretende presentar. No hay un gobierno responsable del desabastecimento, sino factores y grupos económicos interesados en desestabilizar el país y que Venezuela sufra una crisis política. Prueba de ello es, por ejemplo, el exagerado alza de precios experimentado el primer mes del año o el aumento interesado de valor del “dólar negro”.
-¿A qué grupos se refiere?
-Los que han promovido la desestabilización en los últimos 15 años desde dentro y fuera. Uribe, EEUU, Henrique Capriles, el propio López… Los mismos actores y las mismas fórmulas utilizadas en el 2002 en el golpe de estado contra Chávez. La oposición radical debe entender que la violencia no es la vía de solución de los conflictos y que su actitud está invisibilizando a opositores que sí están ganados al diálogo.
-Siguen denunciando irregularidades y fraude en las elecciones.
-El sistema electoral venezolano está avalado en todo el mundo por múltiples instituciones como uno de los más seguros. Resulta contradictorio que la oposición lo censure y luego se presente a las citas electorales augurando, además, que las van a ganar. Todo obedece a un intento por impedir que es posible otra vía; un modelo de socialismo alrededor del ideal bolivariano que aboga por cubrir las necesidades de la población y la propia soberanía.

 

Fotografía: Díaz Uriel

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.