La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

Psicoanálisis

#Curioseando: mini-collage para dummies sobre psicoanálisis
Mercedes Garcia-Laso 29-10-2017 | 6:47 | 0

¿Eres curioso? ¿Te interesa la mente? Entonces este collage para dummies (es decir, no requiere conocimientos previos) sobre psicoanálisis es para ti.

Yo no soy psicoanalista pero me mola mucho esta perspectiva sobre la psique. En realidad, me gustan casi todas las orientaciones psicológicas (cognitivas, conductuales, constructivistas, humanistas, sistémicas…), porque cada una me aporta y hace que mi mirada siga flexible. El psicoanálisis, por ejemplo, me ayuda a entender los fenómenos más incomprensibles de la conducta humana (ejemplo: blog de cine de J. Cardona -aunque es ecléctico, incluye el psicoanálisis jungiano); me permite saborear más el arte en sus diferentes manifestaciones; y me sirve para favorecer los cambios duraderos en mi trabajo de psicoterapeuta.

También considero que a todo el mundo (independientemente d que haga, o no, terapia) le puede ser útil conocerlo un poco por encima. Pues, con todos sus defectos, nos ayuda a pensar y a abrir puertas que ni sabíamos que existían. El único requisito es ser curioso;)

Dentro del psicoanálisis (utilizo esta palabra pero en realidad me refiero a toda la perspectiva dinámica) hay muy diferentes corrientes.

Los más heavies son los lacanianos. Pero, por ejemplo a José María Álvarez y a Fernando Colina se les entiende muy bien, y también los blogs de Maria Cruz Estada y Javier Arenas son accesibles e interesantes. Por otra parte, a los que trabajáis con psicosis (educadores sociales etc.) os recomiendo muy mucho webs como La Otra Psiquiatría y La Revolución Delirante.

Yo ahora estoy más con el psicoanálisis relacional porque curiosamente da como enjundia a muchas cosas que se hacen desde las psicoterapias humanistas, incluida la gestalt. Pero bueno, que como os he dicho hay muchas corrientes dentro del psicoanálisis, y además se pegan bastantes palos entre ellas;)

¿Y qué es lo que comparten? Pues yo diría que la premisa de que somos dirigidos por nuestro inconsciente (cosa que además está siendo corroborada en los últimos años por las neurociencias); que la palabra es el medio por el que se descubren y modifican nuestros nudos; y que no hay ningún canon de normalidad al que pretender ajustar al paciente. (Nota: iré completando todo esto bajo la etiqueta Psicoanálisis).

Os dejo aquí un vídeo de Otto Kernber que ofrece una interesante perspectiva global del psicoanálisis (quizá os resulte  más entretenido si aceleráis un poco la velocidad de reproducción;)). También hay series de tv alrededor únicamente de sesiones de psicoterapia: “Historias de diván” y “En Terapia”  en sus versiones argentina y estadounidense… (me parece importante al respecto subrayar la importancia que tiene en EEUU el psicoanálisis, en contraposición a lo que mucha gente cree).

Y para finalizar os dejo el vídeo “Neurosis para principiantes” de José María Álvarez (no os dejéis impresionar por la primera parte del vídeo, el resto se entiende bien y es muy entretenido).

Hasta la próxima, navegantes!

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición)

Minimapa-Psicoanalisis-BrainChain-Willem_den_Broeder

(BrainChain, Willem den Broeder)

Ver Post >
El inconsciente me dirige (2º esencial)
Mercedes Garcia-Laso 02-02-2016 | 12:35 | 0

Hoy os voy a hablar de otro de mis 6 esenciales (que ya veis que los voy recopilando bajo la etiqueta con ese nombre): el inconsciente como director de mi vida. Simplificaré, como siempre hago, pero intentaré clarificaros la importancia que tiene esto para avanzar en un vivir más pleno.

Por qué mi color favorito es el rosa-morado? Por qué se me olvida mover el coche para cuidar su batería y recuerdo otras nimiedades? Por qué no aguanto a determinado tipo de gente? Por qué me “pone” lo que me “pone”?

“¿Por qué?” es una pregunta retórica, es decir, su valor está en orientar en la exploración de uno mismo de cara a ganar libertad en nuestro vivir. Y es que el inconsciente es lo que nos hace pensar lo que pensamos, sentir lo que sentimos y hacer lo que hacemos. Desde el Psicoanálisis hasta la Teoría del Marco Relacional de las teorías cognitivo-conductuales de tercera generación, hoy nadie duda de que dependemos de esa enmarañada red neuronal cuyo software es lo que llamamos inconsciente.

Escritores y cineastas conocen muy bien este tema. Y en sus historias podemos ver el destino del protagonista casi desde el comienzo de la trama; el sentido y el “para qué” de los errores que comete cada personaje; y cómo cada uno de ellos ve la escena a su manera y actúa en consecuencia.

En el punto dos del #minimapa “Quién soy yo” os comencé a hablar de todo esto… así que para no repetirme demasiado continuo con un poco de metáforas: 

∞ El inconsciente dirige mi vida… con sus personajes, sus ríos, sus sótanos, sus escudos… lo que no sé de mí, lo que no acepto de mí.

Sus personajes tan diversos… algunos tan heridos… y cada uno con sus respectivas gafas para ver el mundo *Sus ríos con corrientes tan confusas… de deseos y de pasiones * Sus sótanos… tan temidos que ignoro su existencia, y por tanto sus efectos en casa se me tornan incomprensibles (en esta casa que es mi cuerpo, que es mi mente, mis pensamientos) *Y sus escudos… que me protegen pero también su rigidez, su peso, me limitan tanto… ∞

(Tres maestros del inconsciente)

Ya veis entonces como siempre tengo presente el inconsciente al escribir:

Lo que veo no es la realidad, es mi particular manera de percibirla (#minimapa “gafas y mapas”); Lo que creo que soy es sólo una parte de mí, y lo negado, reprimido etc me sale por ejemplo viéndolo en los demás, o como sentimientos o actos que no entiendo, desproporcionados o irracionales (#minimapa “Mr Hyde”); El inconsciente se expresa además en el cuerpo (#minimapa “lo psicosomático”), en los sueños (#minimapa “sueños”), en los síntomas (#minimapa “insomnio”, “crisis de ansiedad” etc.), en actos que no coinciden con lo que queríamos hacer (olvidos inoportunos, lapsus…) y en lo que vemos en un objeto artístico.

Respecto a esto último, aunque tengo pendiente un #minimapa sobre arteterapia, ya habréis observado mi tendencia a incluir en este blog poesías y otras expresiones artísticas… ya que lo que no consigue una buena argumentación lógica y didáctica, lo logra una obra teatral que, de repente, nos hace “click” en algo de por ahí adentro. Y lo mismo pasa con el humor. Son pues dos magníficas, y respetuosas, pértigas para acceder a lo inconsciente, flanqueando las tan establecidas creencias tras las que nos parapetamos.

El inconsciente es, a la vez, nuestra mayor potencialidad para el cambio y lo que más nos lo impide. Tenemos demasiado miedo a mirar al interior y por ello seguimos en nuestra rueda de hámster a pesar de técnicas, estrategias y demás.

∞ ∞ ∞ “Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino” (Carl Jung).

“No hay casualidad sino destino. No se encuentra sino lo que se busca y se busca lo que existe en lo más profundo del corazón” (Ernesto Sábato).

“El Inconsciente, un término que más que como adjetivo designa una instancia del aparato psíquico y una operatoria que rige nuestras vidas más allá de nuestra conciencia y nuestra voluntad. Comprendería ese campo de contenidos mentales que nuestra conciencia ha rechazado por dolorosos o inaceptables. Ese rechazo constituye la represión y condena al olvido a toda una serie de contenidos que llamaremos reprimidos. Pero esos elementos no son restos pasivos sepultados bajo la alfombra. Como dije antes están sujetos a una dinámica interna que tiende a manifestarse, a hacerlos manifiestos, y lo consigue a través de productos deformados o disfrazados que llamaremos las formaciones del inconsciente. Destacaremos dos: El síntoma y el sueño.” (Javier Arenas Planelles). ∞ ∞ ∞ 

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Ver Post >
Nota importante sobre lo psicosomático (cuerpo y mente son uno)
Mercedes Garcia-Laso 28-10-2015 | 9:31 | 0

Un sábado al mes acudo a un pequeño seminario sobre cine y psicoanálisis, en el que estudiamos los personajes de determinada película como si fueran casos clínicos. El sábado pasado el docente fue el psiquiatra Mikel Zubiri (Presidente de la Internacional de Psicosomática y supervisor de la Asociación contra el cáncer de Bilbao), quien, a parte de guiarnos en esta tarea, nos habló un poquitín del campo que es su especialización: la psicosomática. Y como resumió tan claro ideas que yo había escuchado y leído durante mi residencia en el Miguel Servet de Zaragoza, he querido configurar con ellas un mini-mapa.

Lo esencial que nos trasmitió fue: “cuando una persona vive un acontecimiento muy traumático sin hacer una respuesta psicopatológica, es decir, si no hace una patología psíquica, hace una patología somática”. Ahora, puntualicemos, y vayamos por partes:

1º. Lo que es traumático para una persona puede no serlo para otra (depende de su historia, de su sensibilidad etc).

2º. Uno no elige si da una respuesta psíquica o si la da somática (le viene dado por su estructura psíquica y por la interacción de ésta con el hecho concreto que sucede y las circunstancias).

3º. El “hacer una patología somática” no es un “causa-efecto” sino un “aumento la probabilidad de que aparezca”. Por ejemplo, se ha visto que en la persona que vive un acontecimiento vital duro  y no muestra reacciones emocionales ni síntomas psíquicos (ansiedad etc), los linfocitos disminuyen. Y éstos de lo que se encargan, entre otras cosas, es de destruir las células tumorales que continuamente aparecen en nuestro cuerpo. Por lo cual, la consecuencia es que aumenta la probabilidad de que pasado un tiempo aparezca un cáncer.

Vemos entonces, y según lo indicado, los peligros de cualidades tan admiradas y valoradas socialmente como la “entereza” o la supuesta “fortaleza” ante los golpes de la vida… pues el cuerpo habla los silencios y las emociones no vividas.

(Paula Marco)

Sin irnos a extremos, todos, de una manera o de otra, hemos experimentado en carnes propias que mente y cuerpo son lo mismo (lo cual, además, está claro: pues sin cerebro, es decir, sin cuerpo, no hay mente). ¿Quién no ha tenido problemas en la piel o gastro-intestinales o cefaleas o ha pillado catarros o afonías o ha terminado contracturado o se le ha disparado el azúcar o la tensión en épocas (o inmediatamente después) de estrés o revoltijos emocionales?

En fin, termino este mini-mapa con algo que nos llamó mucho la atención a todos los asistentes del seminario: parece ser que meses antes de la aparición de un cáncer la persona deja de soñar mientras duerme (señal de que no puede gestionar psíquicamente lo que le toca vivir).

Hasta la próxima semana navegantes!

~Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.